Tendencias

Home

Nación

Artículo

Gitanillo de América, novillero colombiano. Manizales, 3 de enero de 2022.
Gitanillo de América, novillero colombiano. Manizales, 3 de enero de 2022. - Foto: Rodrigo Urrego

nación

Empresarios y amantes de la tauromaquia están dispuestos a dar la batalla contra la ley que busca prohibir las corridas de toros

En Manizales se realizó una audiencia pública para la socialización del proyecto de ley que busca prohibir la realización de las corridas de toros y demás prácticas taurinas en el país

La afición taurina de Caldas y la empresa Cormanizales, que es la encargada de organizar la temporada taurina cada año en el marco de la Feria, salieron al paso de las audiencias públicas para la socialización del proyecto de ley 007 de 2022 que busca prohibir la realización de las corridas de toros y demás prácticas taurinas en el territorio colombiano.

Lejos de quedarse cruzados de brazos, los taurinos plantean tres reuniones en las mismas ciudades, donde el autor del proyecto, el representante a la Cámara Juan Carlos Losada, adelanta reuniones para explicar las bondades de la iniciativa. La primera de ellas será en la Cámara de Comercio de Cali el 7 de octubre a las 2:30 de la tarde, la segunda en Bogotá a las 8 de la mañana en el Congreso de la República y la tercera a las 9 a.m. del próximo 14 de octubre en el Hotel Carretero de Manizales.

El camino para que este proyecto se convierta en ley no será nada fácil, pues históricamente se han logrado sacar adelante varias votaciones en la Cámara, pero finalmente terminan hundiéndose en el Senado; tal y como ocurrió en la anterior legislatura, cuando por falta de tiempo no pudieron realizarse los dos debates que faltaban antes del 20 de junio.

Pero a pesar de todo ello, los congresistas que apoyan la norma no se rindieron y por eso la propusieron nuevamente después del 20 de julio para ver si después de ocho intentos fallidos en los últimos 10 años por fin logran que se convierta en una realidad.

Uno de ellos es el caldense Juan Sebastián Gómez González, quien en diálogo con SEMANA recordó que este ha sido un tema que lleva trabajando desde hace más de 20 años cuando mostraba su desacuerdo en el Concejo de Manizales por la exoneración de impuestos a la empresa Cormanizales, que es la encargada de organizar los espectáculos taurinos.

Es necesario alcanzar los niveles de consciencia para entender que no tenemos que maltratar animales para divertirnos. Ya votamos el primer debate en la Comisión Primera sobre este proyecto de ley que prohíbe los eventos taurinos en todo el país y esperamos que siga su curso”, manifestó.

Señaló que a través de las redes sociales ha recibido todo tipo de insultos, aunque también respuestas con argumentos, como cuando le manifestaron que no se están respetando las libertades individuales. A esto respondió que en los seres humanos sus derechos terminan donde empiezan los de las otras personas o seres como los toros de lidia o los bravos de las corralejas, que jamás decidieron de manera libre estar en esa clase de escenarios.

Precisó que la Feria de Manizales no puede depender de las corridas de toros y que por eso algunas administraciones municipales no han sido responsables porque nunca plantearon la posibilidad de que esto sucediera; aunque otros alcaldes de la ciudad sí decidieron incorporar una cantidad importante de actividades deportivas, musicales y culturales a las fiestas para darles otro sentido diferente al de la tauromaquia.

Dijo además que se debe hacer una transición muy rápida para que las personas que viven directa o indirectamente de las prácticas taurinas o aquellas actividades asociadas puedan mantener su sustento; a la vez que propuso la compra por parte de los entes territoriales como la Alcaldía de Manizales, la Gobernación de Caldas, Corpocaldas, Aguas de Manizales y Empocaldas de las zonas de páramo donde se ubican las ganaderías de lidia, lo cual permitiría adelantar programas de conservación medioambiental y generar una forma de compensación para estas familias que no podrían seguir con la crianza del toro de lidia.

Por lo pronto, las audiencias públicas para socializar este proyecto de ley, que cuenta con el apoyo de más de 40 congresistas de varias formaciones políticas, continuarán en Bogotá este jueves 6 de octubre y en Cali el día 7. Lo que se busca es que, además de las corridas de toros, se prohíba en Colombia cualquier evento relacionado con rejoneo, novilladas, becerradas, tientas, encierros, suelta de vaquillas o festivales cómicos taurinos; para que el hecho de divertirse no implique necesariamente crueldad para con estos seres sintientes que nunca pidieron llegar a la arena para morir.