Home

Nación

Artículo

La crisis por el covid-19 impulsó a Tejidos Casadiego a reinventarse.
- Foto: Esteban Vega La-Rotta

foros semana

Empresas extranjeras, comprometidas con el desarrollo del empresariado colombiano

La inversión extranjera se ha convertido en un importante dinamizador para el emprendimiento y la consolidación de negocios y productos hechos en Colombia. Empresas como Falabella protegen y consolidan el tejido empresarial.

Durante el foro Hecho en Colombia, organizado por Foros Semana, la contribución de las empresas extranjeras al desarrollo empresarial en Colombia fue uno de los ejes de la conversación. Compañías como Falabella, que aterrizó en el país en 2006, han aportado de manera significativa al desarrollo de la cadena de proveeduría local de textileros, confeccionistas y diseñadores colombianos. Una cadena que ha triplicado su volumen a lo largo de estos 14 años.

Cristina Botero, gerente de Asuntos Públicos de Falabella, afirmó en medio del evento, que desde el inicio crearon una unidad de desarrollo de producto (Mavesa), con la cual apoyan el desarrollo. Este equipo lee tendencias y luego, en un trabajo conjunto con más de 180 empresas colombianas, las convierte en propuestas comerciales.

De igual manera, participan en iniciativas como Colombia Transforma Moda y Repoténciate, del Programa de Transformación Productiva del Ministerio de Comercio, en dónde han contribuido en la elaboración de la Guía para venderle a las grandes superficies. “El objetivo es poder informar lo que empresas como la nuestra buscan a la hora de contratar un proveedor local”, añadió Botero.

En el desarrollo de marcas propias en Colombia, Falabella tiene unas categorías fuertes en jeaneria y camisetas. No obstante, ya está empezando a incursionar en líneas de fajas y vestidos de baño. Botero explicó que además de desarrollar marcas propias de la mano de confeccionistas colombianos, han impulsado marcas ya posicionadas como Studio F, ELA, Galleris, BOSI, Santorini, NAF NAF, Chevignon, Americanino, Seven Seven y Offcorss. “Estas marcas han tenido presencia en nuestras tiendas físicas y en el canal online que a su vez es market place, una vitrina para que terceros puedan vender a través nuestro”, puntualizó.

De esta manera, el market place ha jugado un papel muy importante para proteger y consolidar el tejido social colombiano. Este canal hoy cuenta con más de 400 negocios, de los cuales el 60 por ciento son pequeñas y medianas empresas colombianas. “Estas empresas han tenido la oportunidad de aprovechar la fuerza comercial y la presencia digital de Falabella, accediendo a los más de 20 millones de personas que visitan mensualmente nuestra página web”, agregó Botero.

Es claro que la pandemia ha dejado una gran pérdida en la economía y en el bolsillo de miles de empresarios en Colombia. Por lo anterior, hizo un llamado a la ciudadanía para que apoye el producto nacional. “Cada vez que compramos algo hecho en Colombia estamos llevándonos un pedacito de nuestro país a nuestras casas y al mismo tiempo estamos apoyando los enormes esfuerzos de nuestros empresarios y emprendedores en materia de crecimiento económico y generación de empleo”.

Por último, desde Falabella consideran que solo el trabajo articulado le permitirá al país salir de la crisis. Destacan que es una manera de consolidar ese crecimiento inclusivo, generar uniones entre Gobierno, empresas, gremios y lograr una verdadera recuperación. “Por eso en la compañía nos enfocamos en ser ese puente en el que confluyen muchas ideas que hoy ya se están ejecutando”, concluyó Botero.