bogotá

En debate de control político, concejales de Bogotá se despacharon en contra del POT de Claudia López

En la Comisión del Plan, los cabildantes cuestionaron la baja participación de la ciudadanía en el trámite.


Este sábado 15 de enero, en la Comisión del Plan del Concejo de Bogotá, se llevó a cabo en sesión semipresencial mixta un debate de control político en contra del Plan de Ordenamiento Territorial (POT) que promovió la alcaldesa Claudia López. Se cuestionó la baja participación de la ciudadanía en el trámite del proyecto.

El concejal Juan Javier Baena Merlano, del partido Nuevo Liberalismo, abrió el debate e indicó que hubo falta de participación ciudadana en el POT decretado, con apenas el 1% de la población, y aseguró que es un derecho fundamental y debe garantizarse en el proceso de planificación territorial durante las diferentes etapas de diagnóstico y formulación.

Luego, el concejal manifestó que hubo una “falta de transparencia en las cifras de participación”, y que las cifras ubicadas en el micrositio del POT de la Secretaría de Planeación no son consistentes, ya que son diferentes en las fases de diagnóstico, formulación y aprobación del POT.

Respecto al informe del Consejo Territorial de Planeación Distrital -CTPD-, en sus páginas 12, 16 y 51, afirmó que: “solo el 0,05% de la población de la ciudad participó y el proceso de la virtualidad no garantizó una participación real, aun existe desconocimiento del contenido del POT y no se logró un proceso de convocatoria fuerte”.

A su turno, la concejal Marisol Gómez Giraldo abordó cinco puntos respecto a las Unidades de Planeamiento Local -UPL-: 1. Las UPL en la consolidación del POT. 2. La burocracia y el clientelismo en las UPL. 3. La distribución de los recursos en las UPL. 4. El déficit de los equipamientos en las localidades. 5. La participación en las UPL.

Seguidamente se dio paso a las intervenciones de los voceros de las diferentes bancadas de la siguiente manera:

La concejal Lucia Bastidas abordó las que aseguró son las contradicciones de la alcaldesa Claudia López en su decisión de decretar el Plan de Ordenamiento Territorial “que no concertó con la ciudadanía, un POT que no le sirve a la ciudad y que expulsa a los bogotanos a vivir en las afueras”.

Luego, intervino el concejal Marco Acosta citando las no conformidades en el decreto 555 de 2021: “En materia de movilidad no será posible el desarrollo de la ALO Norte, por lo tanto, la localidad de Suba seguirá en el embudo de la inmovilidad, el transporte de carga continuará atravesando la zona céntrica de la ciudad, en consecuencia, se mantendrán los trancones”.

Asimismo, la concejal Ana Teresa Bernal indicó que “la Administración se fundamentó en buenos propósitos, la estrategia de participación fue un rotundo fracaso como lo pudimos ver, las metodologías no evidenciaron ni soportes conceptuales, ni criterios didácticos y pedagógicos”.

Por su parte el concejal Álvaro José Argote afirmó que el control político debe ser efectivo, ya que es la función fundamental de las corporaciones públicas. Por otro lado, solicitó a la Administración Distrital hacer una evaluación de los desarrollos del Acuerdo 257 de 2006 que se tocan con el POT, la división político administrativa del Distrito con la implementación de la UPL para mirar si esta división es la que debe tener el Distrito después de 15 años.

En su participación, la concejal Ati Quigua preguntó: ¿cómo están garantizándose la incidencia de los procesos ambientales locales liderados por las mujeres en el POT?. Así mismo afirmó que la solución del Río Bogotá no es únicamente con la PTAR, no es un problema de orden técnico sino también político y económico, avanzar en una gobernanza plural es fundamental.

Finalmente, el concejal Javier Ospina, primer vicepresidente de la Comisión Primera del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial, suspendió la sesión para seguir dando las garantías a la participación de los demás voceros de las bancadas, esta sesión se reagendará para continuar con este importante debate para la ciudad.