Tendencias
María José y María del Mar Pizarro
María José y María del Mar Pizarro - Foto: SEMANA

nación

En vilo las curules en el Congreso de las hermanas Pizarro, hijas de Carlos Pizarro del M-19

Dos demandas piden que se anule la elección y se declare la pérdida de investidura de María del Mar Pizarro.

En manos del Consejo de Estado se encuentran el futuro de María José Pizarro García como representante a la Cámara por el Pacto Histórico. Actualmente en el alto tribunal se evalúan dos demandas: una pide anular la elección de Pizarro, mientras que la otra va más allá y pide la pérdida de investidura, es decir, que no pueda volver a aspirar a un cargo de elección popular.

En la primera demanda, radicada por el abogado Roberto Carlos Daza Cuello se manifiesta que María José Pizarro se inscribió para las elecciones que se iban a celebrar en marzo de 2022 con el aval del Pacto Histórico. Tras revisar la documentación se encontró que su hermana, María José Pizarro, también había postulado su candidatura por medio de la mencionada coalición por medio del Movimiento Alternativo Indígena y Social (MAIS).

“La señora María del Mar Pizarro García, no podía inscribirse como candidata a la Cámara de Representantes, por el mismo partido, movimiento, o grupo político, en el que también se inscribía su hermana, María José Pizarro, para el Senado de la República”, precisa la demanda.

En este sentido, se señala que la ley es colara cuando advierte que estas acciones generan una anulación electoral. Citando el artículo 179 de la Constitución Política se reseña que no podrán ser congresistas aquellos que “tengan un parentesco dentro del tercer grado de consanguinidad (…) se inscriban por el mismo partido, movimiento o grupo para elección de cargos, o de miembros de corporaciones públicas que deban realizarse en la misma fecha”.

Teniendo en cuenta que las elecciones para Cámara y Senado se realizaron el mismo día, el accionante insiste en que se incurrió en una causal de inhabilidad, por lo que la elección de María del Mar Pizarro debe ser anulada.

“Las hermanas Pizarro desde la inscripción de sus candidaturas no renunciaron, pudieron solicitar modificación de la lista o renunciar expresamente a las aspiraciones de cualquier de ellas, con el fin de no incurrir en causal de inhabilidad con reproches tanto de carácter electoral” (sic), precisa la acción que ya fue admitida para su estudio.

Para el accionante, al no haber dimitido y seguir presentándose en la lista a la Cámara por el Pacto Histórico, María del Mar Pizarro incurrió en un “nepotismo político”, haciendo referencia a las restricciones que se fijaron frente a los clanes políticos familiares.

En la otra demanda, radicada por el abogado José Manuel Abuchaibe Escobar se pide anular la elección de Pizarro al considerar que vulnera el artículo 179 de la Constitución Política que indica que “quienes estén vinculados entre sí por matrimonio, o unión permanente, o parentesco dentro del tercer grado de consanguinidad, segundo de afinidad, o primero civil, y se inscriban por el mismo partido, movimiento o grupo para elección de cargos, o de miembros de corporaciones públicas que deban realizarse en la misma fecha”.

El Consejo de Estado ya pidió los respectivos conceptos para tomar una decisión. El pasado 20 de Julio, María del Mar Pizarro se posesionó como representante a la Cámara por Bogotá para el periodo 2022-2026.

María del Mar es politóloga e historiadora del Arte de la Universidad de los Andes. Curadora formada en Londres, trabajó en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, en la Galería Valenzuela y posteriormente creó su propia empresa ecológica. Ha ganado varios premios nacionales e internacionales.