Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/31/2019 10:58:00 AM

Bieri: "La persona que me grabó está en el centro de una investigación por posibles malos manejos de más de 20.000 millones"

Con la renuncia en el escritorio del Presidente, Juan Pablo Bieri se defiende de las acusaciones sobre su gestión, que van desde cambios en el modelo de coproducción e inexperiencia hasta censura. Asegura que encontró en RTVC una especie de carrusel de la contratación entre directores de la entidad y algunas productoras. Asegura que se arrepiente de "algunas palabras" pero que no censuró. Entrevista con SEMANA.

Entrevista a Juan Pablo Bieri luego del escándalo por posible censura a Santiago Rivas Biere presentó su renuncia irrevocable tras la publicación de la grabación que reveló la Liga Contra el Silencio. Foto: SEMANA

SEMANA: Empecemos por lo más delicado del escándalo en que ha estado inmerso ¿Por qué dice que no hubo censura en el caso de Santiago Rivas cuando la frase que se escucha en la grabación que se filtró sugiere eso?

Juan Pablo Bieri: Aquí hay unos escenarios importantes de analizarcon la cabeza fría, a pesar de lo que está grabado con la cabeza caliente. El día que me grabaron yo estoy reunido en mi oficina de gerencia de manera privada, conmigo estaban reunidos el asesor jurídico y mi asesora privada. Después mando llamar a Diana Díaz, la directora de Señal Colombia, y de manera premeditada, porque ella no sabía para qué la estaba llamando, entra grabando a una oficina donde se hablaban cosas privadas. La directora de Señal Colombia tiene un contrato de confidencialidad, lo que significa que las conversaciones que tenga con ella no se pueden divulgar. En la oficina tengo una discusión acalorada, dije muchas cosas, estaba muy molesto por el tema de Los Puros Criollos. Sin embargo, programé una nueva temporada del programa lo cual demuestra que nunca censuré.

SEMANA: ¿Qué le molestaba de Los Puros Criollos?

J. P. B.: Por varias razones, entre ellas porque desde que yo entré a RTVC señalé que ese programa no cumple con la misión que debe tener un programa que es transmitido por Señal Colombia: ser cultural y educativo. Me molestaba la sátira política y así lo dije muchas veces. Prefería contenidos más constructivos. Diana Díaz, quien me grabó, nunca me advierte  ‘oiga gerente, usted está tomando medidas arbitrarias, tenemos que recurrir a un comité de programación para tomar esa decisión‘. Ella nunca me dice eso, al contrario, ella dice ‘sí‘ y ‘ok‘ a cada una de las cosas. Es más, hay a partes donde ella propone cuál sería una programación de parrilla especial para diciembre. Si hubo censura explíqueme cómo se configura, porque mis actos como funcionario público se traducen en actos administrativos y en mi gestión Los Puros Criollos nunca han salido del aire. Se dejaron de dar las repeticiones en diciembre temporalmente por la programación que se puso en Navidad, como lo hacen todos los canales, pero lo cierto es que nunca salieron del aire porque están en la plataforma digital en donde están todas las temporadas, y tiene más rating allá que en la propia Señal Colombia. Volvieron al aire el 16 de enero con una promoción de 15 días. No se cumplió lo que yo dije con cabeza caliente: ‘que salga a las tres de la mañana, que se le cambie el horario‘. Porque una cosa es lo que usted dice con cabeza caliente y otra lo que hace con cabeza fría. Cuando se acaba la reunión el mismo equipo asesor me dice: ‘hombre, no es prudente hacer eso‘. Y no lo hice. Los dejé al aire. No los censuré, a pesar de que no me gusta su contenido.

Pódcast: Tras la renuncia de Bieri, ¿qué va a pasar con la televisión pública en Colombia?

SEMANA: Usted dice que su molestia con Los Puros Criollos venía desde antes, pero sus decisiones acerca de la parrilla se dan cuando Santiago Rivas habla en La Pulla, ¿por qué no actuó antes al respecto?

J. P. B.: Mi aversión con Los Puros Criollos es un tema que le puede pasar a cualquiera, hay muchos a los que les gusta, otros que no. Yo soy de los que no les gusta. A mí el formato de Los Puros Criollos me parece que fue exitoso en su momento pero que ya no cumplía con los criterios de una nueva parrilla. Desde el 2016 al 2018 se venían repitiendo los mismos contenidos. Yo creo que la televisión pública en nuestro país merece mucho más. Y si había que repetir hay otros programas que tienen contenido diferente, por eso es que propongo una maratón de lo mejor de Señal Colombia, incluyendo los mejores capítulos de Los Puros Criollos.

SEMANA: Es una conversación privada, pero se hace en una entidad pública...

J. P. B.: ¿Entonces la privacidad de las discusiones se pierde porque es una entidad pública? Se afectó el derecho a la privacidad.  A mí no me grabaron con una bolsa de dinero en la mesa, ni amarrando contratos, sino hablando de un tema editorial al cual tengo derecho. Fue una conversación en privado con la cabeza caliente y me arrepiento de algunas frases, sí, me arrepiento porque debomoderar mi temperamento, pero lo hice en privado.

SEMANA: Usted es periodista, y buena parte de las investigaciones parten de grabaciones, ¿desconoce que estas tengan un sentido periodístico?

J. P. B.: En mi caso no se está cometiendo ningún delito y el periodista que grabe a ver si la conversación a la que va a entrar hay un delito de por medio pues es un periodista que deja mucho que desear. En mi oficina no se estaban reuniendo criminales. La grabación es ilegal porque es premeditada. Fue una grabación clandestina de una persona que está inmersa en una investigación de posibles malos manejos de más de 20.000 millones de pesos. ¿Creen que en eso no hay malicia, que no hay una estrategia? Deja mucho que desear que la Flip este avalando esa grabación como la prueba reina para consolidar un hecho de censura. A mí la Flip no me ha sabido contestar si ellos le preguntaron a la persona que grabó por qué lo hizo, por qué lo hace de manera premeditada. Mediáticamente la grabación es apagar un incendio --lo que encontramos en la entidad-- con gasolina. Para algunas personas detrás de micrófonos es la prueba reina, no sé si tengan intereses personales de dirigir RTVC algún día.

SEMANA: ¿Cuáles son en concreto las irregularidades que dice haber encontrado y por qué salieron hasta ahora?.

J. P. B.: En RTVC hay una calidad de equipo humano increíble, yo creo que encontré la gente más dedicada que haya visto en mis 20 años de trabajo. Estaba funcionando Señal Memoria, que es un proyecto al cual le dimos todo el impulso; RTVC Play, que era una plataforma O estaba apenas dando sus primeros pasos cuando llegamos ; y algunos programas de Señal Colombia. Los contenidos estaban bien para muchos, pero otra parte de la población también estaba esperando unos contenidos de diferente calidad. Nosotros tratamos de buscar cómo lograr tener esos productos de excelente calidad. ¿Cómo lo hicimos? Fortaleciendo los comités de programación y contratación, pero cuando nos metimos allí encontramos que no estaban funcionando como debían. 

Le sugerimos: “Sí hubo censura, él sabe que hubo censura”: Coordinador de la Liga contra el Silencio

Los estaba liderando la directora de Señal Colombia, quien no es ordenadora del gasto y quien me grabó. Encontramos contratos que no debía firimar y que fueron entregados contratos de  aproximadamente 20.000 millones de pesos que fueron otorgados con diferentes casas productoras en diferentes negocios de manera irregular.

SEMANA: Concrete, por favor, qué irregularidades encontró.

J. P. B.: . A mí no me corresponde decir si hubo o no delito, eso lo tendrán que determinar los entes a donde se han compulsado copias de esa denuncia, la Contraloría, la Procuraduría y la Fiscalía. Lo que sí le puedo decir es que hubo atribuciones inapropiadas tanto de la directora de Señal Colombia como de la subgerente de Televisión y también de algunos contratistas al momento de hacer negocios de RTVC con casas productoras. Contrataban quienes no podían contratar, y lo hacían con personas con las que tenían vínculos familiares.

SEMANA: ¿Cuándo se enteró de que eso estaba ocurriendo?

J. P. B.: Cuando llego a RTVC pido el empalme de todas las oficinas de todas las marcas y la oficina de control interno pone sobre mi escritorio un informe que había llegado desde la Contraloría, a donde llegó de manera anónima. Cuando veo lo que está pasando le doy impulso a esa oficina de control interno para que desarrolle toda la investigación. Al cabo de dos meses, con el beneplácito de esta gerencia, me presentan un informe detallado, preocupante. El 20 de diciembre se lo entregamos completo a la Procuraduría. No se entrega con un interés mediático, como lo hacen pensar.

Lea también: “Yo era un invitado de piedra”: periodistas denuncian censura en entrevista a Iván Duque

SEMANA: ¿Qué se podría haber configurado?

J. P. B.: Yo no sé si se pueda hablar de un cartel, a mí no me corresponde decirlo.

SEMANA: Decía que tras la investigación de control interno con la que entregaron el informe a la Procuraduría no querían hacer una denuncia mediática, ¿por qué la vuelve mediática cuando estalla el escándalo de posible censura?

J. P. B.: Me llama la atención que desde el 20 de diciembre reposa la investigación en la Procuraduría y yo no he sentido que tenga la misma diligencia que con la investigación por censura. Lo que le estoy pidiendo es que investigue lo más pronto que pueda este posible mal uso de dineros públicos y que la Fiscalía investigue si hay sanciones penales. Mediáticamente han acabado con mi buen nombre, la injuria y la calumnia han cabalgado rápidamente, pero quiero que la justicia cabalgue igual de rápido. Yo no me voy a quedar callado cuando otros mancillan mi nombre cuando se les da la gana y a la hora que se les da la gana. No soy esa clase de persona.

SEMANA: ¿Usted cree que haber entregado este informe influyó en que después se desatara un escándalo que terminó en su renuncia?

J. P. B.: Claro, a mí me llama la atención que en el triste episodio de un acto clandestino como es una grabación ilegal la persona que graba es la directora de Señal Colombia, donde la oficina de control interno encontró serias irregularidades. De su escritorio parten el 90 por ciento de las irregularidades encontradas. Ella no es ordenadora del gasto y estaba haciendo ese papel. Motivaba al gerente a firmar contratos que se habían hecho de manera irregular, impulsando al gerente a incurrir en errores porque eran contratos que ya se habían realizado con coproducciones que habían avanzado en más del 50 por ciento. En donde RTVC con dineros públicos estaba financiando en algunas coproducciones hasta el 70 por ciento sin justificar por qué a algunos se les asignaba el 70 por ciento y a otros solo el 10 o el 5.

Vea: ¿Hay una campaña de desprestigio contra los medios?

SEMANA: ¿En la revisión que hicieron identificaron empresas a las que siempre les daban cuantiosos contratos?

J. P. B.: Es un tema que deben asumir los entes de control. Lo que sí le puedo decir es que las casas de coproducción que no pudieron entrar al mercado de coproducción de RTVC se quejan de que siempre el negocio es de los mismos con los mismos. Son muchos los convocados, pero pocos los escogidos.

SEMANA: Usted habla de la directora de Señal Colombia como la responsable, pero ella no era la única que estaba en los comités, ¿quién más los conformaba?

J. P. B.: En los comités estaban Diana Díaz, directora de Señal Colombia, y también lo conforman los ministerios de Educación, Tic, Cultura, la subgerente de Televisión y el gerente de RTVC. ¿Por qué estoy diciendo que la responsabilidad cae en la directora de Señal Colombia? Porque eran convocados por ella de forma irregular y solo al momento de la firma se llevaban a la oficina del gerente (de RTVC) para que se avalaran los acuerdos con los socios.

SEMANA: Todo empezó con denuncias como el de la periodista Andrea Olano en el programa Señal de la Mañana en el sentido de dar línea en la entrevista que le hicieron al presidente Duque, ¿qué fue lo que pasó?

J. P. B.: Cuando se cumplieron los 100 días del presidente Duque yo consideré normal que al ser una entrevista que iba a ser telefónica en la mesa los acompañaran dos analistas, todos los programas lo hacen. Yo en ningún momento —y eso no lo puede decir nadie— le dije a los periodistas de la mesa de la Señal de la Mañana que no hablaran, no tengo ni idea si hubo un error en la comunicación, un teléfono roto, lo único que puedo decir con la frente en alto, sin temor a equivocarme, es que de mi boca no salió decir que los periodistas de la Señal de la Mañana no le preguntaran al presidente, siempre estuvieron en cabina con los micrófonos abiertos. Y ninguno de ellos, ni antes ni después, se acercaron a esta gerencia a decirme que habían sido censurados o que hubo presión ideológica.

Puede interesarle: Marta Lucía Ramírez salió en defensa de Juan Pablo Bieri

SEMANA: Otra de las polémicas recientes tuvieron que ver con el mercado de coproducción de 2018 porque se frenó el proceso, ¿qué pasó en ese caso y al fin llegaron a un acuerdo?

J. P. B.: Cuando nosotros llegamos a RTVC la entidad llevaba un año y ocho meses sin dirección jurídica, y la responsable de muchos de los temas de contratación es esa oficina porque allí debe estar el control para que no se cometan errores en los contratos. Se cometieron muchos errores también debido a esa ausencia de la cabeza jurídica. Cuando me iban a convocar a un mercado de coproducción para que fuero el títere que firma me reusé y la directora jurídica de RTVC insistió en decir que no lo debía firmar porque estaríamos incurriendo en un posible delito: malversación de dineros públicos (contratación con familiares, costos elevados, entre otras cosas). Por eso paramos la coproducción que se había planeado para el 2018 y que ya estaba negociada como lo dicen grabaciones legales. Les dijimos a las casas coproductoras que íbamos a encontrar la manera jurídica para hacer todo legalmente con los comités bien constituidos y bajo una supervición jurídica. Llegamos a un acuerdo jurídico que no se puede desvanecer. Mienten aquellos que decían que yo era el encargado de acabar con las casas coproductoras de Señal Colombia. Trabajamos con el principio de legalidad, que generó molestias, sí, levantamos piedras y salieron alacranes. Hay muchos amigos de lo ilegal que atacan de manera injuriosa, es más fácil injuriar y calumniar, pero estoy seguro que la verdad tiene que salir a flote.

SEMANA: Sus detractores han planteado que  su hoja de vida no daba para administrar una entidad de ese talante, ¿qué les responde?

J. P. B.: Yo no estoy aquí porque me hayan regalado el cargo o porque me lo haya ganado en una rifa, sino porque el presidente de la República consideró que era la persona idónea para asumir el timón de ese barco. Y porque cumplía todos los requisitos legales necesarios para poder estar al frente de una entidad como RTVC. La gente que pensó que lo que se había hecho antes en los medios públicos se iba a perder con mi llegada estaba completamente equivocada, al contrario, lo que yo quería era dejar lo mejor de la televisión pública permanente al alcance de los ciudadanos en nuestra plataforma digital una plataforma robusta y actualizada. Incluyendo contenidos como el de los Puros Criollos.

Lea también: Polémica por censura contra Santiago Rivas en RTVC

SEMANA: ¿Por qué su renuncia es irrevocable si cree que no censuró?

J. P. B.: Yo le planteo al presidente mi renuncia y básicamente le digo: ‘Presidente, la última persona que le quiere hacer daño a este gobierno soy yo, y sé que me están utilizando como caballo de Troya para llegarle a usted y a sus políticas de legalidad, emprendimiento y equidad, están generando una cortina de humo en un hecho que es muy grave y muy importante porque se estaba haciendo un mercado de coproducción irregular con dineros públicos, pero no están grave y tan importante como para que usted se dé la pela y se lastime el gobierno con mi presencia en RTVC. Un funcionario público tiene que saber que entra, pero también que sale en cualquier momento. Yo me retiro para que la investigación continúe. Nada más por eso.

*Tras la publicación de esta entrevista, Diana Díaz, exdirectora de Señal Colombia, aseguró que Bieri hace "hace afirmaciones falsas o malintencionadas". Aclaró que en su vida profesional no ha tenido ninguna investigación, ni ha sido requerida para "surtir algu´n proceso disciplinario por irregularidades de ningu´n tipo, ni mucho menos relacionadas con la contratacio´n pu´blica". Contrario a esto, en diciembre, solicitó a la Procuraduría su intención de colaborar en la investigación que adelantó el entonces gerente de RTVC. Además, agregó que "no es cierto que yo haya comprometido 20 mil millones de pesos del presupuesto de la entidad". Esta es la misiva.

"Apreciados señores,

Muy respetuosamente solicito su colaboración con el fin de aclarar una serie de afirmaciones entregadas en el día de hoy por el señor Juan Pablo Bieri en la entrevista publicada por la revista Semana, con el título “Bieri: ‘La persona que me grabó está en el centro de una investigación por posibles malos manejos de más de 20.000 millones’”.

En el transcurso de la entrevista hace afirmaciones falsas o malintencionadas que aclaro con esta comunicación:

En primer lugar, me permito señalar que en mis 25 años de experiencia profesional no he tenido investigación alguna, ni a la fecha he sido requerida para surtir algún proceso disciplinario por irregularidades de ningún tipo, ni mucho menos relacionadas con la contratación pública.

Por el contrario, les informo que el día 31 de diciembre de 2018, último día en que me desempeñé como directora de Señal Colombia, radiqué una carta en la Procuraduría, en la que solicito se tenga en cuenta mi intención de colaborar en la investigación solicitada por el entonces gerente de RTVC, señor Juan Pablo Bieri. Adjunto la carta radicada en el ente de control.

Cada una de las acciones e iniciativas que realicé durante mi periodo de gestión respondieron estrictamente a los mandatos del Manual de contratación, el Manual general de producción y los procedimientos del Sistema de gestión de calidad, en el marco de la legalidad, tal como pueden dar cuenta los informes de las auditorías internas, externas y de los entes de control.

No es cierto que yo haya comprometido 20 mil millones de pesos del presupuesto de la entidad. El valor total de los proyectos de coproducción es esa cifra, y el aporte concreto de RTVC es de 5.7 mil millones, es decir, un 27% del valor total de las coproducciones, lo cual indica una optimización de los recursos públicos que se invierten en contenidos de gran calidad. Toda la trazabilidad del mercado de coproducción la puede encontrar la opinión pública en el siguiente enlace: https://proyecta.senalcolombia.tv/mercado

Tiene razón el señor Bieri en que lo mejor que puede pasar es que la Procuraduría adelante las acciones necesarias para aclarar lo relacionado con los presuntos actos irregulares que él, la oficina de control interno y la oficina jurídica encontraron y enviaron al ente de control el 20 de diciembre de 2018, razón por la cual, reitero, manifesté por escrito toda la colaboración el último día de mi ejercicio como directora.

Agradezco su apoyo en la aclaración que a este respecto se haga ante sus respetados lectores.

Cordial saludo,

DIANA DíAZ SOTO
Ex directora de Señal Colombia RTVC

Adjunto: Carta radicada en Procuraduría “Solicitud para que se tenga en cuenta mi colaboración ante la eventualidad de que se ejerza poder disciplinario preferente”."

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1925

PORTADA

La decisión más difícil que tomó el expresidente Santos

El expresidente Juan Manuel Santos lanza el martes su libro La batalla por la paz, en el que narra las intimidades de un proceso que atravesó toda clase de dificultades. SEMANA presenta uno de los apartes más impactantes.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1925

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.