política

“Fajardo iba a ser importante, pero no decisivo en el éxito de Rodolfo Hernández”: Ángel Becassino

En entrevista con SEMANA, el estratega argentino, que asesora al exalcalde de Bucaramanga, habló sobre la ruptura con Fajardo.


SEMANA: ¿hay frustración en la campaña de Rodolfo Hernández porque no se concretó una alianza con Sergio Fajardo?

ÁNGEL BECASSINO (A. B.): no. Lo que quedó de esas negociaciones fue una sensación de inconsistencia de Fajardo. Él dijo inicialmente que quería adherirse a la campaña de Rodolfo Hernández y finalmente expresó que no. Era de esperarse. Esa es la conducta que Fajardo ha tenido en muchos temas, una especie de sí, pero no. O no, pero siempre sí. No es que Fajardo fuera a ser definitivo en el ascenso de Rodolfo, iba a ser una buena señal, son señales que empujan, que contribuyen al clima positivo de una campaña. Lo de Fajardo iba a contribuir, pero un Fajardo como el de hoy no es que fuera a ser gran cosa. Conclusión: iba a ser importante, pero no decisivo.

SEMANA: ¿qué pasó realmente? Esta semana se activaron los diálogos entre Rodolfo Hernández y Sergio Fajardo, pero cerraron definitivamente la puerta

A. B.: lo que le digo, primero fue que sí y luego que no. Hubo una reunión al más alto nivel en la cual tomamos decisiones, pero luego, al día siguiente, Fajardo sacó un mensaje en Twitter diciendo que no, que él iba hasta el final. Y eso lo pone a uno a pensar: si el país quedara en manos de Fajardo, sería difícil; él es un hombre que no es consistente en sus decisiones. Un país implica firmeza, es decir, conocimiento y capacidad para tomar decisiones, pero luego de tomar la decisión hay que tener consistencia en el riesgo que implica toda decisión. Pero parte de la tarea de quien dirige un país es la capacidad de ser consistente en sus decisiones y esto es lo que le falta a Fajardo.

SEMANA: usted reconoce que estuvo en una reunión de alto nivel. ¿Cómo fue? ¿Qué acordaron?

A. B.: la reunión vino de parte de ellos, la pidieron ellos. De hecho, estaban Juan Fernando Cristo, Carlos Amaya, Juan Manuel Galán, Rodolfo Hernández y yo. Allí se habló de todos los detalles de cómo iba a ser la adhesión de Sergio Fajardo. O sea, hace dos días, era un hecho que Fajardo se adhería a la campaña de Rodolfo Hernández. Había que resolver la parte legal por la consulta de la Coalición de la Esperanza, pero había un camino para resolver eso. Se habló del tema y todo quedó claro. En fin.

SEMANA: ¿se enteran de la decisión de Fajardo por Twitter?

A. B.: nos enteramos por Twitter. Después tuve una conversación con Juan Fernando Cristo, en la que me explicó lo ocurrido.

SEMANA: el problema de la coalición Centro Esperanza es económico… están pendientes de los dineros por reposición de votos y hay partidos que hicieron créditos…

A. B.: ellos (la coalición Centro Esperanza) tienen un problema financiero que les preocupa mucho, pero el factor decisivo de lo ya acordado no era el problema de plata. Había formas de resolver eso.

SEMANA: entonces, ¿cuál fue el problema?

A. B.: la inconsistencia de Sergio. Supongo que el ego del candidato, supongo que algún ruido interno en dicha coalición. Es decir, no sé, es realmente de esos interrogantes con los que uno se queda durante mucho tiempo, como la historia de ir a ver ballenas en 2018.

SEMANA: de otro lado, ¿cómo logra sacar a Rodolfo Hernández de las redes sociales a las calles?

A. B.: era un candidato que había demostrado tener una fuerte conexión con la ciudadanía, eso había significado un ascenso en la primera etapa de su campaña, lo que hizo antes de irse a Roma a hablar con el Papa Francisco. Se quedó allí unos cuantos días, desapareció de la escena colombiana en medio de las consultas, donde se generó un efecto fuerte de polarización en el país. La ausencia de Hernández provocó un vacío, pero aún permanecía en la memoria la capacidad de conexión con la gente. Yo lo que hice fue recuperar eso, me centré en el personaje. Recuperé eso, le planteé que había necesidad de estar en la calle con la ciudadanía, recorrer el país. Centré la comunicación en el mensaje de él. Lo otro que hice fue llenar de contenidos la campaña, él es un candidato que tiene muchas propuestas (...)

SEMANA: ¿fue fácil sacar a Rodolfo a la calle?

A. B.: él estaba centrado en redes sociales, es un hombre de provincia, un hombre que le gusta su mundo, digamos que no le atraía salir de Bucaramanga, su oficina, su finca. Él era una persona que miraba el mundo desde su lugar y realmente en una campaña como esta hace falta salir a la calle. Yo le recordé a Rodolfo un libro de Jerzy Kosinski llamado Desde el jardín, la historia de un jardinero que ha vivido toda su vida desde el jardín y que su lectura del mundo es desde la metáfora de qué le pasa al jardín, y cuando sale lo atropella un carro y de rebote termina viviendo en la intimidad del presidente de Estados Unidos (...). Es decir, desde una metáfora, construye una lectura del mundo que impacta a Estados Unidos. Yo le recordé esta historia, conversamos largo y estuvimos de acuerdo en que tocaba salir al país y compartir esta lectura de las cosas y el mundo.

SEMANA: ¿y fue fácil convencerlo?

A. B.: sí, Rodolfo es un hombre con una mente abierta, él y yo hemos sido amigos desde hace más de 20 años, no somos absolutamente cercanos, pero llevamos más de dos décadas de conocidos. Él fue cliente mío de su constructora, tenemos una conversación de amigos.

SEMANA: ¿estas salidas a la calle son suficientes para igualar a Fico Gutiérrez a once días de la primera vuelta?

A. B.: las elecciones, en gran parte, se definen por las tendencias ascendentes o descendentes que se producen en las últimas dos semanas. En 2002, por ejemplo, un montón de cosas provocaron que Uribe tuviera un repunte y un ascenso muy fuerte en las encuestas. A Uribe lo favorece el atentado terrorista con las Torres Gemelas, la urgencia de poner mano firme al terror. Esa tendencia ascendente hala, es como si chupara la pasión de la gente. Desde hace rato Fico está estancado, no ha provocado la emoción, es un fenómeno muy fuerte de publicidad y de una maquinaria que se ha alineado respaldando su propuesta. Esa maquinaria funcionó muy bien con Iván Duque porque era un candidato con muchas más virtudes que Fico. Mientras tanto, la campaña de Rodolfo recuperó el impulso y va hacia arriba, eso hace que sea posible que nosotros estemos en segunda vuelta.