Tendencias

Home

Nación

Artículo

El Inpec adelantó un operativo en la cárcel La Picota en el sur de Bogotá. Los hallazgos parecen sacados de un remate en un Gastrobar.
El Inpec adelantó un operativo en la cárcel La Picota en el sur de Bogotá. Los hallazgos parecen sacados de un remate en un Gastrobar. - Foto: Inpec

judicial

Fiesta en La Picota | Inpec solicitará prueba de polígrafo para detectar irregularidades en pabellón de extraditables

Esta es una de las medidas anunciadas para controlar los casos de corrupción que se han presentado recientemente en el centro carcelario, ubicado en el sur de Bogotá. La bacanal fue denunciada por SEMANA.

El coletazo de la bacanal que denunció en la cárcel La Picota, en donde los reclusos se fueron de fiesta durante una semana, con cientos de botellas de trago, cantantes vallenatos, y hasta pelea incluida, generó el anunció de medidas de parte del Inpec. El Instituto Penitenciario le solicitará a la Embajada de Estados Unidos la promoción de pruebas de polígrafo con el fin de detectar las irregularidades y actos de corrupción que se presenten.

“Es responsabilidad de la Embajada empezar a ayudar frente a esto, por lo que queremos tener gente especializada y dedicada para esto con control en polígrafo periódicamente”, precisó el recién posesionado director de La Picota, dragoneante Horacio Bustamante.

Con esta medida se busca evitar los casos de corrupción desde la raíz. “Los guardianes serán sometidos a polígrafo”, esto teniendo en cuenta que, según las investigaciones preliminares, estos funcionarios serían los que permiten todo el ingreso de sustancias prohibidas.

En el marco de la reestructuración del Inpec, se logró la capacitación de 60 guardianes en temas técnicos y tecnológicos para fortalecer los controles y evitar cualquier tipo de fuga o irregularidad dentro del establecimiento carcelario.

Drones que sobrevuelan

Teniendo en cuenta información que han recibido recientemente se abrió una nueva investigación para establecer quiénes y para qué fines se están utilizando drones que sobrevuelan por las noches la cárcel.

“Tenemos información de inteligencia del uso de drones dentro del perímetro de La Picota y no tenemos, por ejemplo, el aparato de frecuencia para apuntar los drones y derribarlos porque no podemos hacer uso de las armas de fuego, por eso nos quedamos es viendo como no suenan por encima”, explicó.

Igualmente, se busca establecer si desde las casas que están ubicadas muy cerca de la cárcel se estarían lanzando elementos prohibidos a los reclusos.

La investigación preliminar que se abrió después de la fiesta, revelada por SEMANA, concluyó que hay caletas en las que los reclusos que están en el pabellón de extraditables guardan todo tipo de elementos prohibidos, como drogas, licores importados, dinero en efectivo y mucho más.

La Fiscalía y la Procuraduría General adelantan, actualmente, la recolección de elementos materiales probatorios para identificar quiénes permitieron el ingreso de los cantantes vallenatos y de música popular, así como el arsenal de botellas de licor y sustancias prohibidas.

El Ministerio Público ya citó a declarar a algunos artistas como el Mono Zabaleta, Ana del Castillo y Churo Díaz, entre otros que participaron en la fiesta, para que entreguen detalles sobre lo ocurrido.

Frente a esta situación, el procurador delegado para los Derechos Humanos, Javier Sarmiento, confirmó que adelantarán todas las pesquisas para verificar las condiciones de modo, tiempo y lugar en el que ocurrieron los hechos.

La fiesta, que se extendió por siete días, había sido avalada por las directivas del centro carcelario bajo la excusa que era parte de la celebración del Día de la Virgen de las Mercedes, patrona de los reclusos.

Un hueco de 900 metros

Uno de los principales hallazgos en la minuciosa inspección fue la falta de candados para las celdas y un hueco de cerca 900 metros que estaría siendo utilizado para ingresar elementos prohibidos, principalmente en el pabellón de extraditables.

En el primer caso se encontró que privados de la libertad deambulan “por su fase de seguridad y que tienen ese privilegio en ciertas áreas y ahí tenemos unas falencias que ayer diagnosticamos y ese remedio es posible que mañana o por tardar el lunes lo tengamos”.

El director del Inpec, coronel Daniel Gutiérrez, reconoció estas “vulnerabilidades en la seguridad y seguramente”, señalando que “algunos de nuestros guardianes que se han prestado para actividades irregulares o de corrupción pero no quiere decir que todos seamos corruptos”.