sumapaz

Impresionante: después de 60 años volvió a caer nieve en Sumapaz, al sur de Bogotá

La capa de nieve que cayó en las primeras horas del día cubrió gran parte de la vegetación en esta localidad rural de la capital del país.


Un hecho épico ocurrió en la mañana de este viernes 24 de junio, cuando los habitantes de la localidad de Sumapaz, en Bogotá, amanecieron con sus terrenos cubiertos de nieve. Una situación que no ocurría desde hace 60 años.

La nevada se presentó en la vía de San Juan de Sumapaz y Nazaret, por la zona de Alto Caicedo. En el lugar, la temperatura alcanzó aproximadamente a los 0° y -5°.

Imágenes y videos posteados por los internautas en redes sociales deja ver lo grandioso del fenómeno natural.

La capa de nieve que cayó en las primeras horas del día cubrió gran parte de la vegetación en esta localidad rural de la capital del país.

A pesar de lo majestuoso del evento natural, lo ocurrido genera preocupación por la evidencia de la crisis climática, lo que podría traer afectaciones agrícolas, pecuarias y ambientales, de acuerdo con habitantes del sector consultados por Canal Capital.

En sus redes sociales, el canal también expuso fotos y videos de la caída de la nieve en esta zona de la capital del país.

Cabe mencionar que en esta localidad netamente rural está el Parque Nacional Natural Sumapaz, allí se encuentran dos tipos ecosistemas de las montañas tropicales: el páramo y los bosques andinos.

Alerta roja por el río Sumapaz

El cuerpo de Bomberos de Cundinamarca, junto al Ideam, declararon la alerta roja en las riveras del río Sumapaz por una creciente súbita a la altura del municipio de Cabrera, en el departamento de Cundinamarca.

El comandante del cuerpo de Bomberos, Álvaro Farfán, pidió especial atención en los municipios de Ricaurte, Cabrera, Pandi, Arbeláez y Silvania en Cundinamarca; además de Carmén de Apicalá y Melgar en el Tolima, ante posibles afectaciones por desbordamientos e inundaciones.

Apertura del embalse de Tominé

En los últimos días, la Gobernación de Cundinamarca decidió abrir las puertas del embalse de Tominé ubicado en la cabecera de los municipios de Guatavita y Sesquilé para garantizar el servicio de acueducto y agua potable.

La decisión fue tomada luego de la realización de un comité hidrológico, en el cual participaron el gobernador Nicolás García Bustos, la CAR y las empresas de servicios públicos Enel Codensa y Acueducto de Bogotá.

“Se ha tomado la decisión, teniendo en cuenta que los niveles del río Bogotá han disminuido, de comenzar a generar una apertura de compuertas en Tominé; esta se va a realizar con un monitoreo especial en los municipios de Suesca, Sesquilé, Tocancipá y Gachancipá”, explicó el mandatario cundinamarqués.

Esta decisión se tomó teniendo en cuenta que el nivel del embalse está por encima del 50 % de su capacidad, que es necesario mantener un caudal adecuado para la captación del acueducto de Bogotá en la planta de Tibitoc y que el comportamiento del río Bogotá ha venido disminuyendo, por lo cual no genera riesgo la apertura de sus compuertas.

Sumado a esto, se continuará el monitoreo en dos puntos estratégicos como son el puente Florencia y el puente Tocancipá, en donde funcionan las estaciones de la CAR; también habrá Puesto de Mando Unificado (PMU) permanente en esos municipios, ya que por ellos transitará el caudal que proviene del embalse de Tominé, así como en la cuenca media y baja del río.

Desde principios de la semana pasada, se informó que, luego del constante monitoreo, que desde el PMU en cabeza de la Gobernación de Cundinamarca se está realizando al río Bogotá, se ha reportado una disminución de los niveles del afluente.

En su momento, el gobernador indicó: “Desde temprano, los equipos técnicos de la gobernación, la CAR y los municipios están haciendo un recorrido por toda la cuenca media para revisar los jarillones y saber dónde debemos hacer intervenciones de reforzamiento. Es importante reconocer y resaltar el trabajo de adecuación hidráulica del río que ha venido haciendo la CAR, que sin duda nos permite dar hoy un parte de tranquilidad”.

De igual manera, se sigue manteniendo la alerta en los municipios de Nemocón, Apulo, Tocaima y Girardot, este último en particular, ya que es la parte más baja de la cuenca y donde también se encuentra el río Magdalena.