nación

El periodista Juan Carlos Iragorri busca 5 mil libros que le robaron en una bodega en Chía, ¿cómo ocurrió?

El hurto ocurrió en el municipio de Chía, Cundinamarca, y se habría dado de manera progresiva porque es imposible sacar ese número de textos en un solo día. Si tiene información, repórtela.


A diario se escuchan en el país casos de hurtos relacionados con bicicletas, celulares, carros, motos y otro tipo de elementos que son atractivos para los delincuentes, por el valor con el que pueden negociar en el mercado negro.

Sin embargo, no es habitual un caso en donde lo hurtado es una biblioteca con cerca de cinco mil libros y que son de propiedad del periodista Juan Carlos Iragorri. Aunque la historia parezca increíble, ocurrió en Chía, Cundinamarca, donde estaban los textos en una bodega que fue saqueada poco a poco.

Iragorri le confirmó a SEMANA que se enteró del caso por una llamada que recibió para darle la mala noticia, allí pidió hacer una videollamada y verificó que se habían llevado su biblioteca, que empezó a armar desde el colegio.

“Son colecciones de biografías, historia de Colombia, universal, literatura, textos del colegio, de la universidad y escritos de la familia”, dijo el periodista.

Por esa razón, el caso resulta sorpresivo porque primero, quién cometió el hurto, debió identificar plenamente la bodega donde estaban los libros y segundo, podría tener contactos con anticuarios, personas aficionadas a las antigüedades, para comercializar los textos que para Iragorri tienen un gran valor sentimental.

“Los libros se encontraban en una bodega de Chía, cerca de la casa de un familiar, y me llamaron a decirme que no estaban los libros. Se robaron el 90 por ciento de los textos que estaban ahí, fue algo que hicieron poco a poco”.

Aunque la Policía atendió el caso de inmediato y ha sido diligente en este sorpresivo robo, por ahora, no hay pistas concretas de qué pudo haber ocurrido. Lo cierto es que hay dos hipótesis: la primera indica que podría tratarse de un habitante de calle, quien posiblemente entró varias noches para sacar los libros. La segunda apunta a un ladrón que conoce del tema literario y aprovechó la oportunidad para ir sacando los textos con el objetivo de venderlos.

Además de los libros, había una colección de discos con diversidad musical que también fue robada. Por ahora, el periodista ha pedido en sus redes sociales que si algún ciudadano tiene información del hurto o le ofrecen algunas colecciones literarias, le cuenten a través de su cuenta de Twitter o se informe a la Policía. “Es lo único que puedo pedir, si alguien sabe o ve algo por favor informar”.

Pero además de perder su biblioteca y colección de discos, hay algo que le da vueltas en la cabeza a Iragorri. La tesis de grado de su padre, quien murió hace cuatro décadas.

“Es la tesis del año 1944 o 1945 de la Universidad Nacional de la facultada de bacteriología. ¿A quién le interesa esa tesis?”, dijo el periodista.

Las autoridades siguen investigando el caso para dar con el paradero de los responsables de este caso que se denunció y se ha vuelto viral en las redes sociales.