Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/18/2019 3:30:00 PM

La difícil situación de los migrantes colombianos que están durmiendo en las calles de una ciudad cerca a París

Hace casi un mes 150 personas, en su mayoría colombianos, fueron expulsados de una fábrica abandonada en Saint Ouen, cerca de París. Muchos se habían instalado de forma ilegal allí porque no tenían cómo pagar un arriendo en Francia. Hoy están durmiendo en un campamento improvisado en la calle.

La difícil situación de decenas de migrantes colombianos que están durmiendo en las calles de una ciudad cerca a París 30 colombianos están durmiendo en un campamento improvisado cerca de la Alcaldía de Saint Ouen. Foto: Archivo Particular. Foto: Archivo particular

La difícil situación que han vivido algunos venezolanos en los campamentos improvisados en Colombia no es distinta a las de algunos migrantes colombianos en Europa.

Hace unos 20 días más de un centenar de colombianos fueron expulsados de un edificio en la ciudad de Saint Ouen, cerca de París. Varios aseguran haber llegado a ese lugar huyendo de la violencia en Colombia. Como la fábrica estaba abandonada, se la tomaron sin autorización para pasar las noches con sus familias, mientras el consulado colombiano o algunas organizaciones les daban respuesta a sus solicitudes. Sin embargo, fueron expulsados a la fuerza por orden de la Alcaldía de Saint Ouen. La razón es que van a construir una escuela pública en ese lugar. Los desalojos además se hacen en verano porque están prohibidos en invierno o en periodo escolar. 

Sugerimos: Gautier Mignot: ‘Colombia es una prioridad para Francia‘

Muchos llegaron en enero de este año, justo en invierno. Algunos han sido reconocidos como asilados políticos y otros están en ese trámite. En el sitio la mayoría son colombianos, pero también había bolivianos, puertorriqueños, cubanos, dominicanos, argelinos y egipcios. Desde que fueron expulsados, muchos deambulan por las calles de París y viven de la caridad de las personas y de la solidaridad de algunas organizaciones de ese país. Como se va a completar un mes desde que están en las calles, varios armaron un campamento improvisado cerca de la Alcaldía de Sain Ouen. Aseguran que hasta el momento no han recibido respuesta del gobierno colombiano.

El senador Gustavo Petro estuvo ayer con ellos e hizo un llamado al presidente Duque para que se les dé respuesta a las necesidades de estas personas. “Los consulados y las embajadas están para hacer cocteles entre los ricos y se olvidan de los pobres y de la gente que está durmiendo en las calles (...) Duque, póngale atención al desplazamiento masivo de colombianos. Ponga la embajada al servicio de los derechos de colombianos pobres en el exterior. El primer ejemplo es este, París. Hay que lograr que el gobierno les dé un hogar digno a estos colombianos”, dijo Petro. 

Puede leer: Así fue el desmonte del campamento de venezolanos en Bogotá

Lo que piden muchos es que la embajadora Viviane Morales o el canciller Carlos Holmes Trujillo acudan al sitio o envíen a alguien que les pueda ayudar a resolver sus problemas pues en este momento hay varios adultos mayores, niños, personas con discapacidades y mujeres en embarazo. Argumentan que las organizaciones que los han ayudado no se pueden hacer cargo de todos porque algunos necesitan cuidados especiales.  

“Yo llegué allí porque no tenía dónde vivir. Soy padre de dos niños y, al igual que todos nosotros, no tenía a dónde ir”, dijo Carlos, un joven de Cartago, Valle, al medio RFI.  Otra pareja asegura que aunque tiene trabajo, el dinero que ganan no es suficiente para pagar un alquiler en París ni en ciudades vecinas. Edwin Bravo, por su parte, dijo que llegó a Europa huyendo de las amenazas de paramilitares de Buenaventura. Su solicitud de asilo fue negada y hace poco se quedó sin trabajo. Así que no le quedó de otra que instalarse en la fábrica abandonada. 

Los colombianos que vivían en la fábrica han dicho que en estos meses han ido arreglando el lugar ya que muchos de ellos trabajan en construcción o electricidad y así pudieron adecuar apartamentos. También aseguran que estarían dispuestos a pagar un alquiler conforme a sus salarios en ese país. Pero por lo pronto piden que se les ayude a conseguir un lugar dónde dormir y poder suplir sus necesidades básicas.

Puede leer: "Tenemos un presidente que no es autónomo": así recibieron a Duque colombianos en Francia

La Cancillería dijo que desde que se tuvo conocimiento de la situación de los colombianos en la fábrica en marzo pasado, la Dirección de Asuntos Migratorios y Consulares impartió la instrucción al Consulado General de Colombia en París de ponerse al frente de la situación. Agregó que a quienes lo requirieron, se les distribuyó el formulario de solicitud de asistencia.

Según voceros diplomáticos, hicieron entrevistas, evaluación y acompañamiento frente a las instituciones oficiales francesas, asociaciones y ONG. También que se recibieron en el Consulado algunas familias que tienen a sus hijos menores fuera del sistema educativo francés y se dio atención prioritaria a personas con problemas de salud. 

La última visita habría sido el 2 de agosto y se logró una caracterización de 29 personas entre los 20 y los 40 años de edad, incluidas algunas familias con hijos menores de edad provenientes de Bogotá, Cali, Medellín, Cartago y Armenia, quienes, en su gran mayoría, manifestaron estar en el territorio francés de forma irregular, unos bajo el estatus de refugiados y algunos otros con solicitudes de asilo en curso.

Recomendamos: En Francia, colombianos piden protección para los líderes sociales

Se llenaron 13 solicitudes de asistencia que están en trámite. Además se informó que podían acudir al Consulado en horario extendido los días martes y jueves hasta las seis de la tarde para recibir orientación jurídica y social. Aseguraron que también se brindó información sobre los albergues previstos por las autoridades francesas para personas refugiadas.

Mientras se resuelven los trámites muchos seguramente seguirán durmiendo en las calles. 

EDICIÓN 1950

PORTADA

María Paula Correa, el poder en la sombra

Su nombramiento como jefe de gabinete convierte a esta joven abogada en la segunda persona más importante del Gobierno después del presidente Duque. ¿Quién es ella?

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1950

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.