política

“La JEP desprecia a las víctimas y favorece a los victimarios, debe ser reformada”: Enrique Gómez Martínez

En entrevista con SEMANA, el candidato presidencial de Salvación Nacional habló de su visión de país, arremetió contra casi todos los sectores políticos y recordó algunas facetas de su tío, Álvaro Gómez Hurtado.


SEMANA: ¿Quién es Enrique Gómez Martínez?

ENRIQUE GÓMEZ MARTÍNEZ (E.G.M.): Soy abogado, padre de familia, he sido empresario y ahora me dedico de lleno a la política con el movimiento de Salvación Nacional.

SEMANA: ¿Cómo va la campaña, qué quiere lograr?

E.G.M.: Nos enfocamos en reactivar la imagen e informar a la gente sobre Salvación Nacional, la tradición de la buena política de Álvaro Gómez, una política de propuestas, de ideas, de doctrina, de denuncia, y esa es la que representamos con Salvación Nacional.

SEMANA: ¿Cómo han sido estas semanas desde que les devolvieron la personería jurídica?

E.G.M.: Ha sido un trajín impresionante, esto ha sido a mil por hora, trabajamos 20 horas diarias.

SEMANA: Usted es sobrino de Álvaro Gómez Hurtado, ¿cómo es tener esa responsabilidad?

E.G.M.: Llevo 13 años tratando de que se lleven a juicio las pruebas que tenemos y que demuestran que Álvaro Gómez fue asesinado por el régimen corrupto de Ernesto Samper, asociado a través de Danilo González, Nacho Londoño, con el cartel del norte del Valle. Hay una declaratoria de lesa humanidad que así lo determina que está en la Fiscalía, de la cual ni Samper ni Serpa presentaron recurso. Ha sido una lucha estéril porque el régimen no permite que la justicia cumpla su propósito, por eso al haber la oportunidad de revivir Salvación Nacional pensamos que es la oportunidad para que las ideas de Álvaro Gómez vuelvan a la vida a través de la política y por eso estamos aquí.

SEMANA: Algunos exlíderes de las Farc se atribuyeron la responsabilidad del magnicidio de Álvaro Gómez, ¿ustedes creen esa versión?

E.G.M.: La autoincriminación de las Farc es falsa y se ha demostrado ante la JEP.

SEMANA: Cuando habla del régimen, ¿a quiénes se refiere?

E.G.M.: A una unión entre políticos, empresarios malucos, jueces, poder jurisdiccional, prensa, incluso otras instituciones como la fuerza pública. A veces buscan mantener un status quo corrupto.

SEMANA: ¿Qué opina de la JEP?

E.G.M.: Es un desastre, una vergüenza nacional para los acuerdos de paz. La JEP desprecia a las víctimas, favorece a los victimarios, debe ser reformada. Esos magistrados que están ahí, que ni siquiera son abogados, ya están untados de todas las malas prácticas de la rama jurisdiccional, hay que cambiarlos ya.

SEMANA: Usted se refiere al senador Carlos Antonio Lozada, que entregó su versión a la JEP, atribuyéndose la responsabilidad del magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado. ¿Por qué buscaría mentir?

E.G.M.: Yo le digo a Lozada por su nombre de guerra porque cuando estaba en los montes de Colombia violando a muchachitos sí le gustaba que le dijeran Tornillo. Miente porque hay un acuerdo para salvar a Samper, que estuvo pactado en La Habana, eso fue una colcha de impunidades para toda la clase política colombiana a cambio de darle espacio a esos asesinos en nuestra sociedad y llevarlos infamemente al Congreso.

Enrique Gómez Martínez Candidato a la Presidencia
Enrique Gómez Martínez. Bogotá Febrero 14 de 2022. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

SEMANA: ¿Qué opina de las recientes revelaciones de un exasesor de Piedad Córdoba, quien dice que ella habría utilizado la liberación de los exsecuestrados con fines políticos y electorales?

E.M.G.: No me sorprende para nada, pero es una vergüenza y debemos hacerle un debate nacional a la Corte Suprema de Justicia. Las pruebas que están en los computadores de Raúl Reyes ya demostraban eso hace más de 10 u 11 años y la Corte decidió desconocerlas, invalidarlas y dejar a esta persona impune de esos graves crímenes contra la humanidad. Porque usar una vida humana con propósitos políticos para una potencia extranjera es grave y usarlo para fundamentar sus propias aspiraciones es todavía peor.

SEMANA: Gustavo Petro ha dicho en ocasiones que fue cercano a Álvaro Gómez Hurtado, ¿eso es verdad?

E.G.M.: Eso es falso. Publicó un libro en Planeta, he pedido la rectificación al señor Petro, le he pedido la rectificación a Planeta, él ni fue amigo de Álvaro Gómez, ni compartió con él en el Congreso de la República y el libro de memorias o de diario con los dibujos del secuestro nunca lo trajo él, lo trajo Jota Mario Arbeláez, lo compró la Sergio Arboleda, precisamente para recuperar esa pieza de la victimización y de la violencia que sufrió Álvaro Gómez por parte de la guerrilla en este momento. Todo lo que dice sobre su supuesta relación y que iba a la casa de Álvaro Gómez es totalmente falso y me consta.

SEMANA: ¿El expresidente Juan Manuel Santos tiene candidato para estas elecciones?

E.G.M.: El gran derrotado de las elecciones del 2018 fue Santos, quiere su venganza sobre Uribe y está dispuesto a sacrificar el país con tal de obtenerla.

SEMANA: ¿Cómo ha visto la gestión del presidente Iván Duque?

E.G.M.: Creo que tenía un propósito. Yo voté por él bajo el entendido de que iba a suspender la mermelada, los cupos indicativos, iba a tratar de hacer la gran política. El país le quedó grande, trajo un gabinete de enanos extranjeros a un país que es sumamente difícil de manejar y de dirigir y se fundió en el camino. Petro le advirtió que iba a someter a sangre y fuego las calles de Colombia a través de sus comandos de choque, y así lo ha hecho y Duque ni se enteró, y le pasó una y otra vez que no vio las señales o de la insatisfacción social o precisamente la intervención guerrillera. Y por último, ha rematado su gestión con un populismo monetario que nos tiene sumidos en la inflación, en el riesgo de frenar la reactivación, y ya perdimos el grado de inversión y nos va a dejar con 70 % del PIB de deuda pública. El país, la nación, está quebrada.

SEMANA: ¿Qué opina del expresidente Álvaro Uribe?

E.G.M.: Ha sido un gran colombiano. Transformó y salvó al país en el 2002 y su mandato lo considero trascendental e histórico. Creo que su tiempo se ha surtido, ha sido víctima de un maltrato sistemático de una justicia completamente parcializada, pero él se equivoca en el manejo de las ideas de derecha, ha tomado una vía rápida al populismo pensando que eso va a producirle réditos electorales, no lo puedo acompañar en esa deriva ideológica que le hace mal al país.

SEMANA: ¿Es verdad que Álvaro Gómez Hurtado fue quien le quitó el vicio del cigarrillo?

E.G.M.: A mí sí. Siempre que trabajé 6 años para él empezaba y decía, “dejar de fumar no es un hecho de voluntad, sino un hecho de inteligencia”, siempre me molestaba y yo era un fumador fuerte, por eso miren cómo me quedó muchachos la voz hace ya más de 20 o 30 años dejé de fumar, y con ocasión de su muerte decidí que en homenaje a tantos regaños iba a dejar de fumar y gracias a Dios ya no soy vicioso y no soy adicto al cigarrillo.

SEMANA: ¿Qué otros momentos recuerda con él? dicen que usted era su mano derecha en temas contables...

E.G.M.: Manejé sus bienes, muchas de sus empresas, le ayudé con los impuestos durante muchos años y siempre estuve haciéndole los encargos que me pedía. Me decía cosas muy simpáticas y me decía: “Oiga es que yo a usted lo estoy buscando desde chiquito”, en esa época no había celular, entonces uno salía a la calle a hacer las vueltas, él entraba en urgencias y cuando yo llegaba ya estaba desesperado, me reí siempre mucho, aprendí mucho con él, tenía un magnífico sentido del humor y me enseñó mucho sobre la política. Los problemas que tiene el Estado desgraciadamente, hoy, 26 años después de su muerte, sus doctrinas siguen siendo necesarias para salvar el Estado en Colombia.

Enrique Gómez Martínez Candidato a la Presidencia
Enrique Gómez Martínez. Bogotá Febrero 14 de 2022. Foto: Juan Carlos Sierra-Revista Semana. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

SEMANA: ¿Es verdad que era el sobrino favorito de Álvaro Gómez Hurtado?

E.G.M.: Nunca lo dijo pero yo siempre lo sentí así. Y sabe que no tengo ni una foto con él, porque yo nunca estuve en esas vainas de “doctor, una foto”, yo estaba detrás tomando nota, recogiendo las cosas, haciendo campañas, estuve muy activo en el año 1990. De pequeño en 1986 me dieron permiso en el colegio y estuve dos fines de semana con él en el Eje Cafetero. Fue una experiencia maravillosa y cuando tuve algunas veces dificultades para estudiar me prestaba la biblioteca, a mí sí, no como a Petro. Yo sí estuve dos años allá estudiando, me quedaba allá y fui feliz.

SEMANA: ¿Qué hacen en la Fundación Álvaro Gómez?

E.G.M.: La estructuramos junto con mis primos y con un grupo de amigos para financiar la lucha contra la impunidad en la muerte de Álvaro Gómez Hurtado. Nos dimos cuenta de que si no tomábamos las riendas de la investigación, nombrando investigadores, abogados, expertos en criminalística, revisando todo el expediente, eso iba a quedar no solo en la impunidad sino en el olvido. Quienes mataron a Álvaro Gómez Hurtado tendrán que enfrentar esa responsabilidad una y otra vez a lo largo de todas sus vidas.

SEMANA: ¿Cuál sido la peor agresión que ha tenido que vivir la familia?

E.G.M.: Los Gómez hemos sufrido todas las violencias, desde la partidista en la década de los 30, esa violencia bolchevique infiltrada en el 9 de abril destruyó el negocio familiar, la gran casa de Laureano Gómez en Torcoroma, en Fontibón, y en el 61 la bomba en la calle 38 trató de asesinar a mi abuelo. Álvaro Gómez sufrió la terrible violencia guerrillera con el homicidio de su escolta y su secuestro en 1988 por parte del M-19. Murió denunciando la corrupción, la peor de las corrupciones, esa que compraba elecciones para el narco para beneficiar a los peores criminales de la historia de Colombia. También fuimos víctimas de la violencia narcoguerrillera, pero en nuestro ADN está el poder de la denuncia, la convicción de los valores y eso es lo que le ofrecemos a Colombia con el renacer de Salvación Nacional.

SEMANA: Hablemos de sus hobbies. ¿Es verdad que es aficionado a los carros y a las motos?

E.G.M.: Somos aficionados a la velocidad y sí tenemos nuestras motos con las que paseamos por muchos lugares del país y nos gusta también ir al autódromo, de vez en cuando alquilamos un vehículo, corremos. También me encanta la lectura, me parece que es muy especial y me encantan las plantas. Mis hijos dicen que mi casa parece una escena de Jumanji, hay tal cantidad de plantas y todas están florecidas, ahorita están bien bonitas, entonces esos son como los hobbies que más me gustan.

SEMANA: ¿Háblenos de la lectura, qué está leyendo ahora?

E.G.M.: Pues estoy leyendo normalmente entre unos cuatro y cinco libros al mismo tiempo sobre distintos temas, las grandes obras de historia Hugh Thomas es mi autor favorito. Ha escrito sobre la guerra civil española su obra cumbre, pero ha escrito mucho sobre las historias de las culturas precolombinas y el choque con el imperio español, entonces eso va muy en la línea de mi familia, Álvaro Gómez escribió La revolución en América que tocaba el mismo tema. Me encanta Ken Follett. Me encanta en lo socioeconómico el profesor Thomas Sowell, son como mis grandes lecturas favoritas, tengo todos los libros de ellos, los repaso bastante, en lo clásico, siempre encuentro a Cervantes, cualquier momento de la vida en que uno esté perdido, deprimido, usted coge Cervantes o coge a todos los del Siglo de Oro y me parece que son muy importantes autores, me acompañan mucho.

SEMANA: Hablemos de comida, ¿qué prefiere: caviar o huesos de marrano?

E.G.M.: No, huesitos de marrano, con nitro: papita chorreada y ajicito. Mata al caviar 10 veces.

SEMANA: ¿Cómo le va con los asados?

E.G.M.: Le damos duro a eso. Nosotros hasta una suela de zapato la metemos ahí en el asador, todo lo que caiga por ahí lo metemos.

SEMANA: ¿Cuántos perros ha tenido en su vida?

E.G.M.: En mi casa los animales siempre fueron parte del hogar, de la felicidad, entonces había de todo. Magnolio, Agapanta, Flash, Rumba, y ahora tenemos a uno divino que se llama Sacarías, que es todo un príncipe, y Pablo que fue nuestro labrador de 17 años con toda la familia fue un espectáculo, los animales son una belleza. Tengo un caballito que lo llamamos Nevado, que no lo monto muy seguido, pero es un animal que quiero mucho.

SEMANA: ¿Cuántas horas duerme al día? dicen que duerme poco...

E.G.M.: Yo duermo por ahí unas tres o cuatro horas normalmente. Duermo 15 horas en promedio a la semana.