paz

“La verdad abre ojos y puertas hacia la reconciliación”, ONU sobre informe de la Comisión de la Verdad

El documento es el resultado de más 23.000 horas de investigación, 14.000 entrevistas, 1.100 informes y otras evidencias.


Colombia vive este martes uno de los momentos más importantes en medio del cumplimiento del acuerdo de La Habana: la entrega del informe de la Comisión de la Verdad sobre lo ocurrido en el conflicto armado.

El documento contiene dolorosas revelaciones sobre la degradación a la que se llegó en medio de la guerra en Colombia. Guerrillas, grupos paramilitares, fuerza pública y población civil cargan con dolor y sangre en estos más de 60 años de conflicto.

Durante la presentación del documento, la Comisión de la Verdad dio a conocer mensajes de reconocidas figuras de la comunidad internacional que felicitan a Colombia por haber logrado el objetivo de construir un relato para que el mundo conozca lo ocurrido en el país.

Uno de los mensajes lo envió Michelle Bachelet, alta comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien pidió a las autoridades implementar las recomendaciones contenidas en el documento.

“Valoro profundamente el trabajo de la comisión y exhorto a las autoridades para difundir ampliamente el informe final y para que implemente sus recomendaciones. Este proceso contribuirá a unir las piezas que la sociedad colombiana necesita para construir la paz”, indicó Bachelet.

La representante de la ONU agregó que “la verdad es un derecho imprescriptible y transformador tanto para las víctimas como para la sociedad en general, más allá de ese hecho, la verdad abre ojos y puertas a la reconciliación, por eso es un pilar fundamental del proceso de consolidación de la paz”.

El papa Francisco, quien ha seguido de cerca el desarrollo de lo acordado en La Habana con las Farc, también envió un mensaje por este acontecimiento.

“Los animo a seguir recorriendo caminos de reconciliación que ayuden a reforzar la fraternidad, a ser artesanos de paz, que generen proceso de reencuentro y a trabajar juntos con audacia en la búsqueda del bien de todos”, manifestó el sumo pontífice.

Este informe es el resultado de más 23.000 horas de investigación, 14.000 entrevistas, 1.100 informes y otras evidencias. En resumidas cuentas, la Comisión analizó el conflicto colombiano entre 1958 hasta 2016, en menos de cuatro años.

El proceso de participación y escucha fue con personajes de todos los sectores, sin importar inclinación, ideología o cualquier característica que los hiciera diferentes. Campesinos, comunidades afro e indígenas, población LGBTIQ, empresarios, profesores, comerciantes, personas exiliadas, exguerrilleros, exparamilitares, exnarcotraficantes, miembros de la fuerza pública, académicos, exvicepresidentes, periodistas, artistas o “cualquier actor que se acercó a dar su versión de manera voluntaria”.

Según el comisionado Carlos Martín Beristain, el Informe Final “es resultado de un gigantesco proceso de escucha que ha hecho la Comisión de la Verdad en Colombia y en esa ‘Colombia fuera de Colombia’, en el exilio. A través de los testimonios, a través de encuentros por la verdad, de encuentros públicos a las zonas más afectadas del país”.

Uno de los reconocimientos de parte de la Comisión es para las víctimas, quienes dieron su versión con verdades históricas y no judiciales sobre la guerra que ha habido en Colombia.

Así las cosas, las recopilaciones quedaron acumuladas en un paquete de 11 capítulos que guardan una relación histórica, territorial y que también indaga de manera especial cómo vivieron todo tipo de violencia las mujeres, la población LGBTIQ, los pueblos étnicos, los jóvenes, niños y niñas del país.

De la mano con el Informe Final, la Comisión ha creado una plataforma digital que tendrá contenidos de libre acceso en diferentes formatos y lenguajes; además, hará digital las acciones análogas que son activaciones académicas, culturales y artísticas.