política

Las reflexiones de Álvaro Uribe sobre el microtráfico y la ausencia de ese debate en esta campaña

El expresidente aseguró que en esta contienda electoral en particular el tema ha quedado relegado y poco se ha discutido. Considera que conlleva a otras problemáticas.


A solo seis días de que los colombianos acudan a las urnas, el expresidente Álvaro Uribe hizo una alerta ante la falta de debate de los candidatos presidenciales sobre cómo enfrentar el microtráfico, problemática que para el líder del Centro Democrático debe estar en el centro del debate pues esto lleva a otras dificultades sociales. “¿Y del microtráfico qué? ¿Por qué el olvido en las campañas?”, cuestionó el expresidente.

Uribe pone de precedente que esta es una realidad que preocupa especialmente en las regiones del país y dice que según los alcaldes de los municipios cafeteros de la región andina, en la última cosecha cafetera, 14 % de las nóminas de los recolectores de grano terminaron en la compra de droga.

“También se comentaba que no faltaron casos de entregar al recolector dosis de droga como parte del salario”, aseguró el expresidente.

Uribe habla de que esa problemática también se evidencia en las principales ciudades del país, entre ellas Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla. Además, la relación que tiene con otros problemas sociales.

“La ciudadanía expresa la muy generalizada queja de presencia del microtráfico como elemento esencial de la violencia, llámese inseguridad, y de la afectación a los jóvenes y a las familias. En muchas escuelas registran la presencia de microtráfico en sus puertas”, denunció el exmandatario.

Asimismo, recuerda que muchos de los casos de asesinatos sicariales son perpetrados por personas bajo la influencia de alguna droga o muchas veces combinada con licor.

Y que varios grupos que cometen actos violentos utilizan el microtráfico como medio de pago, especialmente cuando están involucrados jóvenes.

“A fin de que ejecuten las acciones de violencia indicadas por el grupo. El más reciente caso ha sido el paro armado ordenado por el Clan del Golfo en el Caribe, Chocó y parte de Antioquia”, aseguró el expresidente.

Recordó que en medio de su gobierno, el presidente Iván Duque buscó que hubiera más restricciones en ese sentido, pero que se han presentado algunos tropiezos.

“El gobierno Duque expidió el decreto que ordena el decomiso de droga, pero su cumplimiento ha sido muy irregular. Las campañas políticas parecen olvidadas del tema”, criticó el expresidente.

Se refirió a las funciones de la Policía, que han estado en medio de la discusión de las diferentes visiones, y mostró su posición dentro de este tema, reconociendo que debe analizarse desde la salud pública.

“El decomiso es una necesidad y no es criminalización al consumo. Hay un alto consenso que el consumidor debe ser tratado con terapia médica, nunca llevarlo a la cárcel”, aseguró el expresidente.

Agregó que si bien existe un discurso generalizado de prevención, eso en la práctica poco se ha aplicado, además, que el decomiso de la droga, en cualquier cantidad, debe tener un peso especial en las políticas preventivas porque eso mejoraría otros índices como la financiación del crimen. Pidió que en esa discusión estén varias dependencias del Gobierno, entre ellos, hasta el Ministerio del Deporte.

“En unos países la droga frena el avance a la convivencia y al bienestar social y en otros los lleva a la destrucción así no quieran darse cuenta. El Imperio romano demoró siglos en caerse y es posible que no se hubieran dado cuenta”, señaló el expresidente Uribe.

El líder del Centro Democrático ha hecho varios pronunciamientos de sus posiciones frente al panorama electoral. También ha aprovechado para cuestionar al candidato Gustavo Petro y evidenciar el riesgo que, según él, caería el país si es elegido presidente.

Cuestionó, por ejemplo, que el líder del Pacto Histórico haya dicho que si llega a la Presidencia pondría impuestos a los más ricos, lo cual para Uribe espantaría la inversión extranjera, entre otras críticas.