nación

Lo último: ELN admite secuestro de un policía y un soldado en Arauca y los declara prisioneros de guerra

Mediante un comunicado, el grupo insurgente reconoció que el pasado 24 de marzo secuestraron a los funcionarios públicos.


De modo descarado, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) comparó el secuestro de un policía y un soldado, con una captura. Al reconocer que tenían en su poder a los funcionarios de la fuerza pública, dijeron que eran “prisioneros”, como si la guerrilla fuera una jurisdicción alterna a la penal militar o la justicia ordinaria.

Mediante un comunicado, el ELN admite que el soldado Milton Alexander Moreno y el patrullero Mario de Jesús Muñoz están en su poder en calidad de “prisioneros”, que en términos prácticos son secuestrados y ellos son los responsables.

Los dos funcionarios fueron secuestrados el pasado 24 de marzo en el departamento de Arauca y desde entonces se desconocía su paradero, aunque para algunos era obvio que estaban en poder de la guerrilla, tras los continuos hechos de violencia y ataques a los derechos humanos de civiles y militares en ese departamento, por cuenta de la guerrilla.

“Que el día 24 de junio de 2022, en el caserío de Santo Domingo, municipio de Tame, departamento de Arauca, unidades especiales del frente de guerra hacen prisioneros de guerra al patrullero Mario de Jesús Muñoz, orgánico de la inspección de policía del corregimiento de Beyotes, municipio de Tame y del soldado profesional Milton Alexander Moreno, del batallón número cinco de Granada, Meta”, advierte el supuesto comunicado del ELN.

En la misma información, los insurgentes informan que los funcionarios de la fuerza pública se encuentran en buen estado de salud, pero anticipan que cualquier intento de rescate podría ponerlos en riesgo, una clara amenaza en contra del Estado si intentan rescatar al policía y al soldado secuestrado por la guerrilla.

“Los prisioneros de guerra gozan de buena salud y recibirán un trato acorde al derecho internacional humanitario… toda acción ofensiva de rescate coloca en riesgo la vida de los prisioneros y no será nuestra responsabilidad cualquier desenlace fatal”, señala el comunicado que se conoció en las últimas horas.

La Policía y el Ejército habían advertido del secuestro de los uniformados, pero hasta el momento no se conocía su paradero. Informes de inteligencia en el departamento de Arauca explicaban de manera detallada cómo la guerrilla del ELN convirtió en actividad habitual el secuestro de militares para presionar a las autoridades regionales.

El supuesto comunicado de este grupo insurgente se convierte en el segundo, publicado en las últimas horas, infortunadamente en este caso para confirmar el secuestro de los uniformados. Hace unos días el ELN celebró la victoria de Gustavo Petro en las elecciones presidenciales y anticiparon que estaban dispuestos a continuar con las conversaciones de cara a un eventual proceso de paz.

La Fiscalía abrió una investigación tras el secuestro de los militares y desde las autoridades departamentales se advirtió que estarían atentos a participar, apoyar o coordinar, los acercamientos necesarios para liberar a los uniformados que completaron 13 días en poder de la guerrilla, contra su voluntad, secuestrados.

El comunicado del ELN tiene fecha del primero de julio y es firmado por el Frente de Guerra Oriental. Por ahora, las autoridades militares y de policía no han respondido al comunicado de la guerrilla.