Home

Nación

Artículo

Covid 19 / coronavirus / mundial
De acuerdo con las autoridades, en la última semana los contagios bajaron a 1.245 nuevos y la cifra de fallecidos, a 38. - Foto: AP

coronavirus

Más de 1.200 casos de coronavirus se reportaron en Colombia del 9 al 15 de septiembre

De acuerdo con las autoridades, en la última semana los contagios bajaron a 1.245 nuevos y la cifra de fallecidos a 38.

El Ministerio de Salud y Protección Social (MinSalud) entregó este jueves 15 de septiembre un nuevo reporte de la situación epidemiológica del país, en el que detalló el número de nuevos contagios y muertes por la covid-19.

En el documento entregado por el MinSalud se dio a conocer que entre los días 9 y 15 de septiembre se registraron un total de 1.245 nuevos casos de coronavirus en Colombia.

Además, la cartera sanitaria informó que en el mismo período 38 personas murieron a raíz de la enfermedad respiratoria.

De acuerdo con la cartera sanitaria, la región del país que registró más contagios en la última semana sigue siendo Bogotá, seguida por Antioquia, Valle del Cauca.

Con estos nuevos datos, el Ministerio puntualizó que en Colombia se han presentado en total 6.305.562 casos de infección de la covid-19. Igualmente, se han recuperado 6.132.645 pacientes y han fallecido 141.746.

Las autoridades sanitarias también indicaron que en estos últimos siete días se procesaron 56.224 pruebas: 19.801 PCR y 36.423 de antígeno, con lo que la cifra de casos activos se ubica en 3.217.

Así se distribuyeron los casos nuevos de la covid-19 en Colombia del 9 al 15 de septiembre:

  • Bogotá: 321
  • Antioquia: 294
  • Valle del Cauca: 85
  • Meta: 71
  • Norte de Santander: 66
  • Cundinamarca: 50
  • Santander: 49
  • Nariño: 34
  • Arauca 31
  • Cartagena: 28
  • Boyacá: 27
  • Barranquilla: 26

OMS asegura que el fin de la pandemia “está a la vista”

El director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom aseguró en las últimas horas que el mundo nunca ha estado en mejor posición para acabar con la pandemia de la covid-19, que ha matado a millones de personas desde finales de 2019.

La semana pasada el número de muertes semanales por covid-19 cayó a su nivel más bajo desde marzo de 2020. Nunca hemos estado en mejor posición para acabar con la pandemia. Aún no ha terminado, pero su final está al alcance de la mano”, aseguró el doctor Tedros en una rueda de prensa.

“Alguien que corre un maratón no se detiene cuando ve la línea de meta. Corre más deprisa, con toda la energía que le queda. Y nosotros, también (...) Todos podemos ver la línea de meta, estamos a punto de ganar. Sería verdaderamente el peor momento para dejar de correr”, subrayó el máximo responsable de la OMS.

Para la autoridad de la salud a nivel mundial, si no se aprovecha esta oportunidad, se podría correr el riesgo de tener más variantes, lo que se traduciría en mayor número de muertes y problemas.

Según el último informe epidemiológico publicado por la OMS y dedicado al covid-19, el número de casos descendió un 28% en la semana del 5 al 11 de septiembre respecto a la semana precedente, hasta los 3,1 millones de nuevos contagios declarados.

La cantidad de decesos retrocedió un 22% hasta menos de 11 mil. El número de infecciones es, sin duda, mucho más elevado debido a que los casos poco severos no se declaran, pero también muchos países han desmantelado su infraestructura para realizar test.

En septiembre, la OMS contabilizaba más de 600 millones de casos oficialmente confirmados - una cifra que se presume muy inferior a la real, lo mismo que el número oficial de decesos: algo más de 6,4 millones de muertos en todo el mundo.

Un estudio del organismo basado en proyecciones y evaluaciones publicado en mayo sugería que podrían haberse producido entre 13 y 17 millones de muertes más de las oficiales por covid a fines de 2021.

La OMS ha publicado seis guías para ayudar a los Estados a superar esta crisis sanitaria con mayor rapidez.

Entre los mensajes que repite la OMS después de 2 años y con la llegada de las vacunas: vacunar al 100% de personas vulnerables y del personal sanitario, continuar con los tests a la población y mantener los programas que permiten rastrear nuevas variantes potencialmente peligrosas.