nación

Me acusan de haber sido alcalde de Medellín: Alonso Salazar

El exalcalde fue imputado por la Fiscalía por las presuntas irregularidades en la firma de un contrato en Hidroituango.


No dudaron un segundo el exalcalde de Medellín Alonso Salazar y otras dos personas, en negar su responsabilidad en los hechos de corrupción que investiga la Fiscalía en el llamado caso Hidroituango. Salazar rechazó la imputación del ente acusador y dijo que lo acusan de haber sido alcalde de Medellín y de ejercer sus funciones a cabalidad.

La Fiscalía inició una investigación por hechos que a su consideración constituyen graves irregularidades, principalmente tres capítulos, ahora líneas de indagación para los fiscales a cargo de este proceso, que incluye al exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos y otros dos exfuncionarios.

En primer lugar, se investiga las irregularidades en la firma del contrato denominado BOOMT (Build, Owner, Operate, Manteining and Transfer), para la financiación, construcción, operación, detentación, mantenimiento y transferencia final de la generadora hidroeléctrica Pescadero – Ituango.

El segundo escenario de verificación para la Fiscalía está en el sistema auxiliar de desviación del Río Cauca y construcción de un tercer túnel y, finalmente, “las demoras en la entrada de operación de Hidroituango por cambios en los diseños, retrasos en la contratación y ejecución de las obras, problemas geológicos y geotécnicos no detectados en los estudios técnicos previos”.

Ante un juez de control de garantías en Medellín la Fiscalía hizo una imputación por el delito de interés indebido en la celebración de contratos, presentó el material probatorio en contra del exalcalde Salazar y del entonces gerente del IDEA, Álvaro de Jesús Vásquez Osorio y el gerente general de EPM ESP, Federico José Restrepo Posada.

“La Gobernación de Antioquia y el Instituto para el Desarrollo de Antioquía (IDEA) participaron directamente en la celebración y trámite del citado contrato, el cual fue entregado mediante una negociación directa a la Empresa de Servicios Públicos de Medellín (EPM ESP)”, dijo la Fiscalía.

En su defensa, el exalcalde aseguró que la Fiscalía enunció una serie de hechos donde él ni siquiera tuvo parte. Aseguró que lo están acusando simplemente por haber sido el alcalde de Medellín, de ejercer sus funciones a cabalidad y buscar la mejor alternativa para la comunidad.

“La Fiscalía desconoce la autonomía de las Empresas Públicas de Medellín, las funciones específicas del alcalde, me asigna presencia en hechos en los que yo nunca estuve, atribuye influencia en el nombramiento del gerente de Hidroituango, cuando eso era competencia de la gobernación de Antioquia, tengo muchas dudas y preguntas pero sé que este no es el momento”, dijo el exalcalde Salazar.

Este miércoles la Fiscalía hará también la imputación en contra del exgobernador de Antioquia, Luis Alfredo Ramos, por los mismos hechos que ahora dejaron a Alonso Salazar como indiciado en una investigación penal y que aseguraron llevarán a un escenario de juicio para establecer la responsabilidad de los exmandatarios.

“El material de prueba da cuenta de que, con información presuntamente falsa, fue radicada una primera petición de ampliación ante la Autoridad Nacional de Licencias Ambientales (ANLA), el 22 de diciembre de 2015, la cual fue negada. Posteriormente, se presentó una segunda solicitud, el 5 de julio de 2016, que finalmente fue aprobada”, advirtió la fiscal del caso.

Desde ya se anticipa que el exgobernador Ramos no aceptará su responsabilidad en los hechos que expondrá la Fiscalía ante el Tribunal Superior de Bogotá y que se convertirán en la primera etapa del proceso contra exfuncionario.