ÚLTIMA HORA flecha derecha

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 5/31/2020 3:29:00 PM

Los cabos sueltos del Ñeñe Hernández

Miles de interceptaciones de la Ñeñepolítica comprometen a decenas de personalidades. Los investigadores creen que en la llamada en que mencionaron a Gustavo Petro, el Ñeñe estaba conversando con Álvaro Cotes Vives. Este lo niega.

Ñeñeepolítica: interceptaciones salpican a políticos y personalidades El Ñeñe Hernández era un personaje inquieto y de alto vuelo. La Fiscalía tiene más de 40.000 interceptaciones y judicializará pronto a varios oficiales del Ejército que tuvieron negocios irregulares con él.
audio player
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

El movimiento con el que el fiscal general, Francisco Barbosa, vinculó a Gustavo Petro en el baile de la Ñeñepolítica tuvo un efecto búmeran. El funcionario levantó un torbellino político cuando dijo que llamaría a indagación tanto al gerente de la campaña de Iván Duque como al de Petro. Lo justificó en que en miles de interceptaciones hechas a José Guillermo ‘Ñeñe’ Hernández había una en la que hablaban de presunta financiación irregular de la campaña presidencial del movimiento Colombia Humana.

“Por lo menos en la conversación que se tiene por parte de ese señor Hernández con otra persona –que es un hombre no identificado– se habla de una presunta financiación de empresas mineras a la campaña de Gustavo Petro en La Guajira”, aseguró el fiscal en entrevista con Noticias RCN. Y agregó que lo primero sería identificar al interlocutor de Hernández y escuchar a los gerentes para determinar si hubo alguna irregularidad con los recursos recogidos por las campañas que llegaron a la segunda vuelta en las elecciones presidenciales.

 Fiscal general Franciso Barbosa

Al Ñeñe, como el país sabe, lo asesinaron el 2 mayo de 2019 en un asalto en Brasil, justo cuando afrontaba procesos por sus presuntos vínculos como testaferro del narco y contrabandista Marquitos Figueroa. Un mes después las autoridades aplicaron la extinción de dominio a decenas de propiedades suyas, avaluadas en 1,2 billones de pesos. El Ñeñe también estaba en el radar de la Fiscalía como uno de los posibles autores intelectuales del asesinato de un joven en Barranquilla en 2011. La Fiscalía y la Policía interceptaron sus teléfonos en el marco de ese caso. En marzo se conocieron muchos de los audios y arrancó la Ñeñepolítica, un escándalo que golpeó con fuerza al gobierno de Iván Duque y al uribismo en general por la sospecha de que el personaje hubiera movido plata y votos a favor de la campaña.

Y la sorpresa creció cuando salió a la luz, pocas horas después, el audio al que se refería el fiscal Barbosa. Se trata de una larga charla ocurrida el 28 de mayo de 2018, un día después de las elecciones presidenciales. En la conversación el Ñeñe comenta que Petro ganó en La Guajira, a lo que su amigo le responde: “¿Pero sabe por qué ganó Petro en La Guajira, hermano? Por los hijueputas mineros esos, si los hijueputas se le fueron con toda a Petro”. Y el Ñeñe asiente: “Sí, los mineros”. Eso es todo.

"Por ahora la Ñeñepolítica es más un enredo por investigar que conclusiones sólidas. Pero dará de qué hablar".

Hasta ahora no ha aparecido ningún indicio serio que lleve a abrir un proceso penal contra la campaña de Petro. En realidad en el audio nunca hablan de financiación indebida. Esta circunstancia les dio munición a quienes piden un fiscal ad hoc que investigue la Ñeñepolítica. Barbosa trató de recoger las velas y dijo que lo relativo a Petro era apenas una indagación preliminar y negó la posibilidad de apartarse del asunto: “Yo no tengo relación directa con el presidente en el marco de mi función general”.

Gustavo Petro reaccionó con una carcajada irónica ante el anuncio del fiscal general.

En la conversación en que mencionan a Petro hay otros momentos más largos en los que sí hablan de plata y política. Y como el Ñeñe está muerto, es clave descubrir a su interlocutor. Los investigadores de la Fiscalía ya tienen adelantada esa pesquisa y la principal sospecha apunta a un nombre polémico: Álvaro Cotes Vives.

Cotes Vives es un cuestionado patriarca del Magdalena que tiene varias investigaciones abiertas por presuntos nexos con los paras y contratos corruptos. Uno de sus hijos fue gobernador, así como su hermana Rosa Cotes. Hace unos meses, en pleno aeropuerto, Álvaro Cotes Vives protagonizó una ácida discusión con el ahora gobernador y su principal adversario político Carlos Caicedo. Varios indicios llevan a suponer que el Ñeñe, en la famosa llamada, habla con él. La mayoría de las pistas están en la propia interceptación, de la cual hasta ahora solo se ha conocido un corto fragmento.

La voz es muy similar, además del evidente acento costeño. El interlocutor del Ñeñe dice estar en Santa Marta y cuenta detalles de la vida privada de “los Mellos”, como se conoce a los hermanos Álvaro José y Luis Miguel Cotes Habeych, es decir, los hijos de Cotes Vives. El amigo del Ñeñe le cuenta con desparpajo que tras el resultado de las elecciones estos lo llamaron y le dijeron: “¡Álvaro Cotes, me han metido la mondá!...”. Y el propio Ñeñe, al despedirse lo llama “Alvarito”. Además de eso, en otras interceptaciones de ese mismo día, el Ñeñe les dice a otras personas que hace un rato habló con Álvaro Cotes y les cuenta apartes de la conversación.

Tal como dijo Barbosa, los investigadores están recabando en las empresas de telefonía celular para documentar la titularidad de las líneas. Las explicaciones que rinda Álvaro Cotes Vives sobre la larga y espinosa interceptación serán todo un capítulo de la Ñeñepolítica, pero no el único. SEMANA se intentó comunicar con Cotes pero no fue posible contactarlo. Sin embargo, tras esta publicación Cotes entró en contacto con la revista para negar enfáticamente que sea él quien conversa en la llamada con Ñeñe. (Ver final del artículo)

Hay más de 40.000 audios del Ñeñe Hernández y una primera conclusión general es que la prudencia y el recato no era lo suyo. El primer desafío es discernir cuáles audios son mera charlatanería y cuáles pueden dar indicios serios para impulsar procesos penales.

Álvaro Cotes Vives es un cuestionado patriarca de Magdalena con varias investigaciones. Su hijo y su hermana fueron gobernadores. 

Está claro que el Ñeñe era un personaje inquieto y de vuelo alto. Viajaba constantemente por todo el país y aseguraba tener línea directa con ministros y hasta con el presidente. Además conversaba a diario con gobernadores, alcaldes, fiscales, oficiales de alto rango de la Policía y del Ejército, ganaderos y lobistas de todo tipo. En las llamadas habla de negocios de tierras, ganado, trámites para adquirir armas y hasta cuenta que está despachando en barcos “50.000 terneros para el Líbano”. En otro momento, al hablar sobre el Gobierno con un amigo suyo, cita la cifra de 25.000 millones y señala que no necesita plata y que solo va a exigir que le pongan el nombre de su padre a algo. Sus conversaciones suelen ser tan vulgares como atropelladas, por lo que muchas veces no es fácil redondear conclusiones.

En las llamadas habla de negocios de tierras, ganado, trámites para adquirir armas y hasta cuenta que está despachando en barcos “50.000 terneros para el Líbano”.

El fiscal general asegura que están trabajando sobre todo el material en varias líneas de investigación, y que la relación del Ñeñe con altos militares arrojará resultados concretos pronto. Solo en ese dossier hay comprometidos varios altos oficiales. Ya va adelantado el caso de un general del Ejército, cuyo nombre SEMANA se abstiene por ahora de revelar para no entorpecer la investigación, que desviaba recursos de su brigada para ponerlos a disposición de ganaderos, muchos de ellos con pasados muy cuestionables. El Ñeñe era uno de estos.

Este general estableció una sociedad con Hernández y otros de sus socios. Las evidencias indican que al oficial le regalaron 300 reses que tenía engordando en fincas del Ñeñe y sus amigos. Pero parte de ese ganado era de contrabando y había ingresado ilegalmente desde Venezuela gracias a que el general ordenaba movimientos de tropas para que los camiones con los animales llegaran hasta Colombia sin contratiempos.

Y como ese hay decenas de episodios derivados de las interceptaciones a los celulares del Ñeñe. Esas evidencias (audios, mensajes de voz y de texto y ubicaciones) no solo están en el búnker de la Fiscalía. También han sido trasladadas a la Corte Suprema de Justicia, al Consejo Nacional Electoral y a la Comisión de Acusación de la Cámara. Por ahora la Ñeñepolítica es más un enredo con mil cabos sueltos que conclusiones sólidas. El fantasma del Ñeñe dará de qué hablar aún por mucho tiempo. 

Álvaro Cotes responde: "No soy yo"

(Actualización: sábado 30 mayo, 9:30 am)

Luego de publicado este informe Álvaro Cotes Vives contató a la revista y aceptó responder varias preguntas en las que niega categóricamente ser él quien conversa con el Ñeñe Hernández en la polémica llamada.

SEMANA: ¿Es usted quien habla con el Ñeñe en la famosa llamada en que se mencionó el nombre de Petro?

Álvaro Cotes Vives: Esa voz no es la mía. No sé quién habla ahí. El Ñeñe sí era amigo mío, desde hace muchos años era mi amigo pero tenía mucho rato de no verlo o hablar con él. Como ocho meses antes de las elecciones de 2018 nos saludamos y ya, no más. La llamada es del día de las elecciones y ese que habla con él no soy yo.

SEMANA: ¿Cuál fue su relación con el Ñeñe Hernández?

A.C.V.: No he tenido ninguna relación, ni vínculo, ni negocio con el Ñeñe. Digo que lo conocía como acá en Santa Martha nos conocemos todos los costeños, nada más. Siete meses u ocho meses antes de las elecciones nos saludamos, conversamos unos diez minutos y ya. Yo tenía mucho rato, años de no hablar con él. Entre otras cosas porque si no estoy mal él vivía en Valledupar y yo vivo en Santa Marta. 

SEMANA: La persona que habla con el Ñeñe dice estar en Santa Marta. Y en llamadas posteriores el mismo día el Ñeñe dice que habló con usted.

A.C.V.: Bueno, no sé. Lo único que yo quiero dejar claro es que el que habla en esa llamada no soy yo, esa no es mi voz. Insisto, al Ñeñe lo vi aquella vez y tenía como diez años sin verlo. Ese de la llamada no soy yo.

EDICIÓN 0

PORTADA

Especial: El angustiante ascenso al pico del covid en Colombia

El colapso del sistema hospitalario dejaría al país de cara a la fase más dolorosa y difícil de la pandemia: elegir a quién darle la posibilidad de vivir. En esta serie de reportajes interactivos vea la carrera ciudad por ciudad.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1993

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.
paywall