Tendencias

Home

Nación

Artículo

El senador Álex Flórez ofreciendo excusas a los policías que insultó
El senador Álex Flórez ofreciendo excusas a los policías que insultó - Foto: FOTO DE @AlexFlorezH

nación

No le sirvieron las excusas por su borrachera, Álex Flórez regresó al Congreso y se encontró con una investigación de la Procuraduría

El acto de contrición que realizó el senador del Pacto Histórico no le evitó el proceso formal que ya abrió el organismo de control por la borrachera, el maltrato a la autoridad y el intento de meter a una acompañante por la fuerza en un hotel en Cartagena.

Ayer volvió el senador Álex Flórez al Congreso, luego de cumplir su incapacidad. Se manifestó arrepentido y dispuesto a trabajar, incluso ha afirmado que se metió en un tratamiento para superar problemas de alcoholismo. Su acto de contrición no borra lo hecho y a su regreso se encontró con una mala noticia, la Procuraduría le abrió investigación disciplinaria por el escándalo en el que, estando borracho, maltrató a la Policía e intentó meter por la fuerza a una dama de compañía en un prestigioso hotel de Cartagena.

Según señaló Procuraduría, “los hechos disciplinarios relevantes consignados en el auto de apertura proferido por la Sala Disciplinaria de Instrucción de la Procuraduría, el senador pudo haber agredido verbalmente a miembros de la Policía Nacional”, a quienes en reiteradas ocasiones les habría expresado que “en menos de 24 horas estarán trasladados y echados de la policía”.

El asunto para Flórez, según el auto de la Procuraduría, es complejo, pues aunque son cuidadosos con la presunción de inocencia, en el caso del senador está la prueba contundente que quedó grabada en video, en la cual maltrata a los policías de Cartagena, los insulta y hasta los califica de “asesinos”.

Pero este no sería el único motivo de esta apertura de investigación formal por el organismo disciplinario, según informó la Procuraduría, también “habría utilizado bienes del Estado de manera indebida durante su permanencia en la ciudad de Cartagena”.

La investigación, que puede generarle al senador Flórez sanciones que lo podrían inhabilitar para ejercer cargos públicos, es compleja, y así se advierte desde la simple apertura de investigación, la cual señala que “Flórez Hernández habría ejecutado actos de violencia verbal contra los referidos servidores públicos al proferir expresiones injuriosas o calumniosas contra ellos, además habría utilizado bienes del Estado de manera indebida y podría haber ejercido las atribuciones de su cargo para un propósito diferente a los previstos en su condición de senador de la República”.

Ahora, aunque quedó grabado en video y todo el país vio cómo el senador Flórez -borracho- cometió esos desmanes, tiene que cumplirse un debido proceso, y para eso debe haber pruebas que demuestren que, más allá del estado de ebriedad, el parlamentario sí incurrió en una falta disciplinaria.

Por eso se están recaudando las pruebas; ”entre las ordenadas están los testimonios de los miembros de la Policía Nacional que se encontraban en el lugar de los hechos. También ordenó realizar inspección al comando de la Policía, al hotel donde se hospedó el congresista y a otras entidades públicas para establecer si alguna de estas facilitó medios de transporte al mencionado senador”.

Sus excusas

Más allá del linchamiento por su mal comportamiento y el ejemplo que debe dar un congresista, el senador Flórez, que en un primer momento dijo que no tenía ningún motivo para pedir excusas, finalmente reconoció su error y hasta se comprometió con superar sus problemas con el licor.

Tras este capítulo, el congresista publicó un video en el que reconoce que tiene problemas con el licor y, de hecho, sostiene que ha tocado fondo. “Reconocer es el primer paso para avanzar. Le cuento esta difícil verdad al país esperando puedan comprender y disculpar mi error. Seguiré trabajando con humildad por mejorar”, dijo el congresista junto a un hilo en Twitter, con videos, en los que evidencia su situación.

De acuerdo con su relato, él sí tiene problemas con el licor. “Estos días no han sido nada fáciles para mí. Quiero reconocer que tengo problemas con el licor (...), he tocado fondo y el problema con el licor me ha causado dificultades con mi familia, con mis amigos. Lamento y es triste que personas se burlen de esta situación Hace tiempo había iniciado un tratamiento, pero lo abandoné creyendo que yo podía superarlo solo. Reconozco que no es así, que necesito ayuda”, agregó, al señalar que retomará dicho tratamiento.

En su video del mea culpa, Álex Flórez dijo que no “perderá el enfoque. Reconozco que fallé, sí me corresponde dar ejemplo. Gracias a quienes se han solidarizado, el Álex del video no representa lo que quiero ser. Miles de disculpas y muchas gracias por escucharme”. Los policías agredidos instauraron una denuncia penal contra el congresista por calumnia e injuria. El presidente del Congreso, Roy Barreras, se despachó contra su colega del Pacto Histórico. “Debería haber Ley seca para los congresistas. La gente viene a trabajar y no a beber... El alcohol es pésimo consejero”, dijo.

Anterior al video de las disculpas, el congresista dijo: “Son cosas que nos pasan a todos. No voy a renunciar a mi humanidad por ser senador. A mí me eligieron para hacer leyes, no para que me portara como el ejemplo nacional”. Como si fuera poco, aseguró que no se pensaba disculpar: “No entiendo cuál es el drama”, concluyó.