política

“No podemos dejar que del país se apodere el populismo o el autoritarismo”: César Gaviria a su bancada en el Congreso

Horas antes de que el Partido Liberal decida a qué candidato presidencial va a respaldar, el expresidente escribió una reflexión sobre las problemáticas que debería atender el candidato que reciba el apoyo de la casa roja.


El Partido Liberal decidirá este martes cuál será el candidato presidencial que respaldará en la carrera por la Casa de Nariño.

Horas antes, el expresidente escribió una profunda reflexión sobre el país, navegó sobre sus líneas rojas o puntos en los que la colectividad no estaría de acuerdo, y entre sus palabras marcó una línea sobre qué rumbo tomará el partido.

Después de reflexionar sobre la Colombia de hoy, la Constitución del 91, la necesidad de culminar el proceso de paz, la renta básica, cambios en la tributación, medio ambiente, Orinoquía, vivienda, sistema de salud, reforma policíal, entre otros temas, el exmandatario se preguntó qué hacer.

Y él respondió : “No podemos dejar que del país se apodere el populismo o el autoritarismo. La retórica vana de sembrar entre los ciudadanos miedos, odios y temor al cambio no es lo nuestro. No queremos la nostalgia de algún caudillo montado en su caballito: tratando de vender el mito que pretende que solo determinada persona puede gobernar el país... esa es otra forma de volver siempre a donde estábamos, vana nostalgia, esa de que todo tiempo pasado fue mejor”.

En su carta, Gaviria aprovechó para criticar al gobierno de Iván Duque, al del expresidente Uribe e incluso, al de Juan Manuel Santos.

“Debemos entender que solo partiendo de una rigurosa critica de la tarea de gobierno actual, de las instituciones públicas que tenemos, de sus instituciones, de sus políticas y de la sociedad, es como se logra construir un programa y una agenda de cirugías profundas que toque el fondo de las estructuras de gobierno, y también este es el camino para la gran coalición de centro progresista que el país debe construir y anhela. No otros cuatro años de polarización, ni de vivir en función de las pujas del partido Centro democrático y los otros partidos afines con el expresidente Uribe, que ha estado en el gobierno por 12 años, donde las recriminaciones y los odios han terminado por prevalecer sobre los verdaderos problemas del país. El expresidente Santos, con ocho años de gobierno tampoco pudo escapar de estas tormentas”, señaló.

“Estamos concluyendo un gobierno que poco nos deja. Una administración contagiada de la serenidad imperturbable de un presidente que se parece más un actor al que alguien le escribe el libreto. Los desafíos que debemos enfrentar son muchos. El primero por lo menos hacerle frente al problema fiscal que nos ha dejado la pandemia. En segundo lugar, debemos hacerle frente a la desigualdad”, afirmó.

Llamó a los liberales a actuar de nuevo pensando en las ideas de Galán, el altivo, el franco, el fiscalizador, el crítico, el opositor, el irreverente, el atrevido y temerario. “Galán nos enseñó que ante las dificultades lo preciso es no claudicar, y nos infundió que la política es el más poderoso instrumento para transformar la sociedad. Perdió su vida desafiando la acción y la mentalidad de los mafiosos que se estaban entronizando en nuestra política vida pública”, dijo.

Agregó: “Estamos en un punto de inflexión en nuestra historia, es hora de llevar a cabo las reformas estructurales que amerita la nación, de ofrecer una esperanza de vida prospera y digna a nuestros jóvenes, de ejecutar las cirugías mayores que necesita el país con apremio, y de asumir nuevamente nuestro papel de partido protagonista en la historia de Colombia”.

Este martes, mientras el expresidente César Gaviria se reúne a puerta cerrada con sus bancadas de Senado y Cámara en el Hotel Sheraton en Bogotá en busca de dirimir si el Partido Liberal respalda a Federico Gutiérrez o Gustavo Petro o, si delegan al exmandatario para que tome una decisión, en el hotel Marriott, a escasos metros, permanece Petro en espera de la postura oficial de la casa roja.