Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

| 8/31/2019 1:30:00 AM

Juan Felipe Gaviria, adiós a un humanista

El 27 de agosto murió el empresario y exministro antioqueño Juan Felipe Gaviria, un hombre que marcó una forma de dialogar con la ciudadanía.

Obituario sobre Juan Felipe Gaviria papá de Alejandro Gaviria: adiós a un humanista Juan Felipe Gaviria alumbró en épocas oscuras a Medellín. Además de sus logros empresariales y políticos, será recordado por su inteligencia, compasión y gran sentido del humor. Foto: FOTO: NATALIA BOTERO DUQUE
Escucha este artículo
ES EN

*El audio de este artículo está hecho con inteligencia artificial.

Juan Felipe Gaviria Gutiérrez era uno de esos paisas hábiles que podían ejercer de empresarios, políticos y académicos. Su fallecimiento el pasado 27 de agosto conmovió a los antioqueños, que lo recordaron como un líder carismático, decente y honesto. El periódico El Colombiano publicó una semblanza en la que decía: “Pedestal especial en la historia de los hombres que hicieron grande a Antioquia tendrá la figura de Juan Felipe Gaviria Gutiérrez, quien falleció el pasado martes en la ciudad a la edad de 80 años, sellando una vida de triunfos familiares, realizaciones profesionales, referente ético e intelectual de varias generaciones, trabajo disciplinado y tenaz”.

Gaviria fue alcalde de Medellín entre 1983 y 1984; ministro de Obras Públicas en el gobierno de César Gaviria desde 1990 hasta 1992; presidente de Unibán, gerente administrativo de Conconcreto, director de planeación de Enka de Colombia, rector de la Universidad Eafit desde 1996 hasta 2003, y gerente de EPM entre 2004 y 2007, durante la alcaldía de Sergio Fajardo. Creó la Escuela de Ciencias Humanas en Eafit y lideró la gran transformación administrativa de EPM que permitió robustecer la economía de Medellín y fortalecer los programas sociales de la alcaldía.   

“Era un hombre muy liberal. Siempre lleno de humor. Se le notaba un afecto profundo por los hijos”, dijo a SEMANA una fuente que prefirió el anonimato. Juan Felipe Gaviria era el padre del exministro de Salud y rector de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria, y del periodista y abogado Pascual Gaviria.

 “Muy amigo de Nicanor Restrepo, mezclaban las virtudes reales de cierto tipo de antioqueños buenos en los negocios y absolutamente honrados, cuyos actos están respaldados por la verdad y se escapan de la imagen del paisa ventajoso o astuto. Respaldaba su inteligencia con la verdad, en un sentido humanista, y sentía compasión por todos los ciudadanos”, dijo la fuente.

 A una de las personas más cercanas, a él, su conductor en la Universidad Eafit Juan Carlos Posada, le decía con cariño el Mono. Posada terminó trabajando con Gaviria en un episodio que sirve para entender su personalidad. Los dos se conocían porque Posada le conducía a una familia que vivía en el mismo edificio que el rector y que de una día para otro se fue del país. “Me quedé sin trabajo y él se dio cuenta. Entonces me dijo que le pasara la hoja de vida, que él me recomendaba en Eafit, porque necesitaba un conductor. Yo hice el proceso y finalmente empecé a trabajar con él. Y lo quise tanto que terminé poniéndole a mi hijo Juan Felipe en su honor, y eso que él me dijo que todos me iban a gozar por lambón”.

Posada recuerda las lágrimas de Gaviria cuando a principios de la década pasada secuestraron a su hijo Pascual. “Para él fue un momento muy duro y todos los días buscaba la manera de tener noticias de él”, dice. Agrega que en la intimidad de sus conversaciones en el carro, Gaviria le advertía que lo primero en su vida siempre era la familia. “Me contó que cuando estaba en juntas directivas muy largas pedía permiso para retirarse varios minutos e ir a darles el beso de las buenas noches a sus hijos. Y ni qué decir del amor que sentía por doña Cecilia Uribe, la amaba con el corazón”.

Alejandro Gaviria habló de ese amor familiar en el sepelio: “Mi papá, papi lo llamé siempre, con un amor casi reverencial, no fue un hombre de aventuras, ni audacias deportivas ni grandes jornadas a caballo. ‘El campo, ese terrible lugar donde las gallinas andan sueltas’, repetía con insistencia, citando a un humorista inglés que ya no quiero recordar. Fue un hombre de ciudad, un gocetas, decíamos nosotros. Con una vitalidad instintiva, espontánea, irrefrenable”.

 El amor, el sentido del humor, el conversador desenvuelto y jovial, la inteligencia y la compasión por los demás definirán a Juan Felipe Gaviria más allá de los logros empresariales, políticos o académicos. Fue uno de esos líderes que alumbraron en épocas oscuras a Medellín. 

EDICIÓN 0

PORTADA

Atrapados en Wuhan

En una dramática situación, 14 colombianos se encuentran a la deriva en el epicentro del coronavirus en China. SEMANA habló con ellos y revela el calvario que están viviendo

03

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1972

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.