nación

Policía responde por audio sobre proceso de contratación de ‘bodycams’

La Policía aseguró que el proyecto para esa compra está “embolatado”. Se trata de recursos públicos por más de 202.000 millones de pesos.


En la Policía hay un revuelo por un audio que conoció SEMANA y que compromete al general Hoover Penilla, subdirector de la misma institución. En la grabación, el oficial lanzó varias advertencias u órdenes orientadas a excluir un grupo de empresas de un multimillonario proyecto de tecnología.

La Policía explicó el caso y altas fuentes le dijeron a SEMANA que se trataría de un asunto de seguridad nacional, y no de un caso de corrupción, ya que agencias internacionales tienen reservas con respecto a la tecnología china por posible espionaje.

El proyecto hace parte de un enorme plan de mejoramiento institucional para la Policía y que nació en el Ministerio del Interior. El propósito era dotar a los uniformados, en las principales ciudades, de las llamadas bodycams, de cara a ofrecer los escenarios de transparencia en los procedimientos de la Policía. Ese objetivo tenía un costo superior a los 200.000 millones de pesos.

El enredo surgió cuando el gobierno autorizó los recursos para ese proyecto. Una denuncia en poder de SEMANA advirtió que un mayor de la Policía hizo varias exposiciones con una ficha técnica de un proponente en particular, el mismo que, según la denuncia, pagó los gastos de un viaje a los Estados Unidos del jefe de Telemática de la Policía.

El general Henry Sanabria, jefe de la dirección administrativa y financiera de la Policía, le explicó a SEMANA que la exposición del oficial con esa ficha técnica obedeció a que justamente en ese momento no existían otras empresas con las mismas características y que podrían participar en una eventual licitación.

“En el caso de las cámaras, en 2021, institucionalmente se tomó la decisión de que las cámaras deberían activarse cuando fuera desenfundada el arma de fuego y/o el dispositivo electrónico de control taser… En ese momento entró a participar el jefe de armamento, por ser el responsable de las armas y dispositivos electrónicos. Él debía coadyuvar para que ese propósito fuera coordinado”, dijo el general Sanabria.

En el audio se escucha al general Hoover Penilla mientras le advierte, incluso amenaza, a su subalterno, con una sentencia muy clara, sacar empresas chinas del proyecto de implementación tecnológica para la Policía. No explica en la conversación los motivos para excluir las empresas, solo deja claro que no pueden estar.

  • General Penilla: no tecnología china, y eso lo hacen desde allá, lo hace Telemática, ellos envían ya de la manera y forma de que esa empresa salga.
  • Subalterno: sí, señor.
  • General Penilla: no tengo ni idea qué empresa es, lo único que sí voy a decir es no tecnología china.
  • Subalterno: yo no estoy hablando de ninguna empresa tampoco, mi general.
  • General Penilla: bueno, entonces vaya y cuádrelo con él.

Ante esto, el general Sanabria le explicó a SEMANA que la conversación del subdirector de la Policía es resultado de algunas reuniones internas donde se advierten hechos que comprometen la seguridad nacional. El director administrativo y financiero de la Policía aseguró que no se puede “legalmente” excluir empresas, pero las advertencias son una realidad.

“Las mejores cámaras que existen en el mercado y en uso por los cuerpos de policía del mundo son las que quiere la Policía Nacional de Colombia… Actualmente, la Policía Nacional tiene en sus inventarios cámaras Axón de EE. UU., británicas y chinas”, dijo el general.

Por ahora, y con las explicaciones de la Policía, tras las denuncias y el audio, el proyecto parece embolatado. El mismo general Sanabria aseguró que la próxima semana habrá una reunión con el Ministerio de Interior para definir si continúan o no con la promesa del Gobierno a sus policías.