Tendencias

Home

Nación

Artículo

La reglamentación entra en vigencia este viernes 16 de septiembre.

nación

Póliza de hasta $400.000 que deben pagar responsables de perros pitbull; busca ser derogada por medio de demanda

El Movimiento Animalista del Valle le solicitó al Consejo de Estado anular el decreto.

A través de un medio de control de nulidad simple, el concejal del Movimiento Animalista del Valle, Terry Hurtado, le solicitó al Consejo de Estado anular el Decreto 380 de 16 de marzo de 2022, que establece que cuidadores y responsables de perros de manejo especial deberán pagar una póliza de responsabilidad civil extracontractual, que oscila entre los $120.000 hasta $400.000.

“Interpusimos una acción de nulidad contra el Decreto 380 del Ministerio de Defensa. Esta situación implica entonces una barrera para poder tener una familia interespecie con un animal de una raza de manejo especial”, indicó el concejal de Cali.

Cabe recordar que esta reglamentación quedó establecida desde el gobierno de Iván Duque y entra en vigencia este viernes 16 de septiembre. “Afectará a familias interespecie, albergues y hogares de paso que cuidan pitbull u otros perros de manejo especial”, asevera Terry Hurtado.

Según el cabildante, este decreto pondría en situación de vulnerabilidad a caninos de manejo especial, vulneraría derechos fundamentales de sus cuidadores o responsables, afectaría a albergues y entidades sin ánimo de lucro que cumplen la responsabilidad estatal de protección animal y generaría un gasto adicional a las administraciones locales que tengan bajo su cuidado a ejemplares de manejo especial.

“En Colombia, el 51 % de la población está en pobreza monetaria o en pobreza monetaria extrema, de forma tal que estaría en incapacidad de pagar algún precio adicional por convivir con su animal compañero de manejo especial, más aún, cuando el alza de los alimentos llega al 24 %, lo que incluso dificulta subsistir de manera digna a personas que viven con un salario mínimo”, explicó el concejal.

Hurtado indicó que el Decreto pone barreras para fundaciones, albergues y hogares de paso que pueden tener incluso varios perros de manejo especial en un solo lugar, muchos de ellos, a la espera de adopción.

“Estas organizaciones sin ánimo de lucro no estarían en capacidad de pagar una póliza de este tipo, ya que hoy en día trabajan con las uñas. En todos los albergues que hemos podido sondear, nos refieren que no alcanzan ni siquiera a tener mensualmente el 50 % del presupuesto que necesitan para funcionar, de forma tal que el Decreto genera una barrera adicional para la protección de estos animales, muchos de los cuales son rescatados de la condición de calle”, afirmó el cabildante.

Algunas razas de perros consideradas de manejo especial son: bull terrier, pitbull terrier, american pitbull terrier, staffordshire terrier, bullmastiff, doberman, dogo argentino, dogo de burdeos, fila brasilero, mastín napolitano, presa canario, rottweiler, tosa japonés, sus híbridos y/o cruces. Asimismo, son considerados caninos de manejo especial los que hayan ocasionado agresiones a otros animales, y los entrenados para el ataque y la defensa.

También le puede interesar:

Proyecto de ley para apoyar a las rescatistas de animales

En el Congreso de Colombia se radicó un proyecto de ley que busca apoyar la labor de las cuidadoras de animales domésticos rescatados. La iniciativa fue liderada por la senadora animalista Andrea Padilla.

Cabe destacar que el 75 % de quienes desarrollan esta actividad en el país son mujeres. En este plano, el proyecto propone la creación del Registro Único de Personas Cuidadoras de Animales (RUPCA) y, además, contempla medidas de apoyo para ellas. De ser aprobado, se verían beneficiadas personas naturales y jurídicas como las fundaciones.

“Con este proyecto de ley buscamos empezar a saldar la deuda con miles de mujeres y fundaciones que, con sus propios recursos y enormes costos económicos, sociales y emocionales, rescatan, recuperan y albergan a miles de animales maltratados y abandonados en Colombia. Una labor que el Estado ha descargado en ellas, sin brindarles el más mínimo apoyo”, manifestó la senadora Padilla, autora de la iniciativa y quien añadió que estas cuidadoras también son “madres comunitarias”.

En ese contexto, el proyecto sugiere medidas de identificación y organización de la labor a través de la creación del RUPCA que les permitiría acceder, previa verificación y reglamentación sobre las condiciones de tenencia de los animales, a una serie de apoyos como acceso a programas de capacitación y educación técnica o tecnológica, derecho a créditos de vivienda, inclusión en circuitos comerciales, incentivos y beneficios tributarios para quienes donen a cuidadoras o las contraten a través del Sistema de Compras Públicas y vinculación laboral de cuidadoras a los proyectos de protección animal que desarrollen los entes territoriales.

Estas personas o fundaciones también tendrían apoyos en especie para la manutención y la atención veterinaria de los animales y, a su vez, se les habilitaría acceso a predios de la SAE para albergar a los animales rescatados.