nación

¿Por qué María Fernanda Cabal y Piedad Córdoba discutieron abiertamente en redes sociales?

Continúa la polémica luego de que Petro le pidiera a Piedad Córdoba no hacer más campaña por el Pacto Histórico.


Luego de que el pasado miércoles el candidato presidencial Gustavo Petro, del Pacto Histórico, le pidió a la excongresista Piedad Córdoba “suspender todas sus actividades” en la campaña, han comenzado una serie de críticas tanto al exalcalde de Bogotá como a Piedad, que estaba inscrita en las listas al Senado por la coalición del Pacto Histórico.

“Solicito a Piedad Córdoba suspender todas sus actividades dentro de la campaña, hasta que pueda resolver, ojalá, favorablemente, las sindicaciones jurídicas que se le hacen”, dijo Petro en su cuenta en Twitter. Y despertó la polémica con respecto a las razones por las que se había tomado esta decisión.

En medio de los fuertes ataques a la excongresista, María Fernanda Cabal empezó a hacer comentarios en su cuenta oficial de Twitter, en que aseguraba que se estaban ocultando las grabaciones del hermano de Petro en la cárcel La Picota y que, además, esto haría temer a Córdoba de algo en su contra. Y publicó un audio de María Isabel Rueda en Tik Tak de SEMANA.

Esto provocó que Piedad Córdoba usara también su cuenta personal en la misma red social para pedirle a la senadora del Centro Democrático que mostrara las grabaciones que tenía de ella y que explicara cómo las había conseguido. Sugiriendo que podría estar cometiendo una acción ilegal en su contra.

“Senadora María Fernanda Cabal, dicen que usted amenaza con tener un video mío. Si es cierto muéstreselo al país, acúseme de lo que allí se pruebe y explique como lo obtuvo. No edite más. Pero sobre todo responda”, escribió Córdoba retando a Cabal.

A lo que inmediatamente María Fernanda Cabal aprovechó para responder en su cuenta de Twitter diciendo que, aunque no tenía videos en contra de la electa senadora del Pacto Histórico, sí la recordaba admirando y llorando al expresidente de Venezuela Hugo Chávez.

“Yo no tengo videos suyos, pero sí recuerdo varios cuando lloraba por el genocida Chávez, le daba besos a un cuadro y gritaba diciendo que hacer fila para buscar alimentos y medicina era un orgullo para la revolución”, respondió contundentemente la polémica senadora.

La respuesta de Cabal generó discusiones y debates entre los usuarios de la red social que apoyan a la senadora del Centro Democrático y entre sus críticos, que normalmente le están recordando sus comentarios errados y agresivos, además de su cercanía al expresidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez.

Por su parte, Piedad Córdoba sigue en la mira de las autoridades judiciales en Colombia y Estados Unidos por, entre otras razones, sus presuntos vínculos y negocios con Álex Saab, señalado de ser el testaferro de Nicolás Maduro. Asimismo, se investiga su polémico papel en la liberación de secuestrados en manos de las Farc, pues, al parecer, Córdoba habría aprovechado dichas liberaciones para obtener réditos políticos para ella y el entonces presidente Hugo Chávez.

Piedad Córdoba tuvo negocios con Álex Saab, el señalado testaferro de Nicolás Maduro, preso en Estados Unidos. Al menos así lo comprobarían los documentos entregados por su exasesor Andrés Vásquez, quien está colaborando con la Corte Suprema de Justicia. SEMANA revela en exclusiva el dosier del testigo que prácticamente cierra el cerco a la excongresista, hoy candidata al Senado por el Pacto Histórico.

Son 17 compromisos que Vásquez adquirió con la magistrada investigadora Cristina Lombana, los cuales cumplió al pie de la letra con los soportes documentales de cada uno de ellos. De esta manera, la situación jurídica de Córdoba se complica cada vez más.

Aunque Córdoba siempre ha negado haber tenido vínculos comerciales con Saab, las pruebas son contundentes y demuestran todo lo contrario.