Home

Nación

Artículo

Brisas del Cauca, Puerto Nuevo, La Playita, Playa Renaciente y Navarro, las zonas más afectadas por las lluvias en Cali.
Ideam anuncia que el fenómeno de La Niña seguirá hasta el mes de febrero del próximo año. - Foto: Cortesía Alcaldía de Cali

nación

Prepárese: las lluvias continuarán hasta febrero del próximo año

La Niña tiene una probabilidad de persistencia del 76 % en el trimestre comprendido entre diciembre del presente año y febrero próximo.

Según los pronósticos entregados por el Ideam, las lluvias en Colombia se mantendrán incluso hasta el mes de febrero de 2023 debido al fenómeno de La Niña, que sigue presente en buena parte del país.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales detalla que, según los análisis propios y de centros internacionales, La Niña tiene una probabilidad de persistencia del 76 % en el trimestre comprendido entre diciembre del presente año y febrero próximo, a presentarse con mayor intensidad en el último mes del 2022 y enero del 2023.

La entidad recordó que se tiene alerta roja por inundación en el municipio de Calamar, Bolívar, donde se registra rompimiento del jarillón de protección del Canal del Dique.

Además, se debe tener especial atención a los niveles altos del río Magdalena entre los municipios de Gamarra y Tamalameque en el Cesar. “Se recomienda tener precaución ante posibles desbordamientos en la zona”, resaltan desde el Ideam.

Adicionalmente, desde la entidad reportan que, en los departamentos de Cauca, Chocó, Valle del Cauca, Tolima, Norte de Santander, Huila, Cundinamarca, Caldas, Antioquia, Meta y Casanare; presentan una alta probabilidad de deslizamientos de tierra.

Para estos días se esperan lluvias moderadas y fuertes en sectores y zonas puntuales de las regiones Pacífica, Andina, centro y occidente de la Caribe, sur y occidente de la Orinoquía y centro y oriente de la Amazonía.

“Las lluvias más intensas se esperan en Chocó, Valle del Cauca, Nariño, Antioquia, Santander, Cundinamarca, Boyacá, Risaralda, Tolima, Caldas, Quindío, Huila, Sucre, Bolívar, sur y norte de Magdalena y sur de Córdoba”.

Frente a este tema, la Unidad de Gestión del Riesgo (UGR) de Manizales les recordó a los ciudadanos que existe riesgo de incremento súbito en los niveles del río Chinchiná, lo que podría afectar otros afluentes que recorren la capital caldense; “al igual, se informa que habrá persistencia en la amenaza por deslizamientos en algunos puntos del territorio debido a la saturación de los suelos”.

En la capital caldense se mantiene la declaratoria de alerta amarilla, por lo que desde la UGR y demás instituciones, se realizan constantes monitoreos para establecer los riesgos que se puedan presentar en la capital caldense.

Agricultores del país están con el agua al cuello, el invierno no les ha dado tregua

Las 10 hectáreas de arveja que tenía cultivadas Víctor Millán en Cundinamarca se perdieron. El intenso invierno dañó la cosecha. La inversión en abonos, la adecuación de la tierra y hasta el arriendo de la finca donde tiene el cultivo se esfumaron y, según sus cuentas, fueron más de 200 millones de pesos perdidos.

Se considera un productor pequeño con cerca de 30 fanegadas, en donde tiene cultivos de zanahoria, arveja, papa y mazorca. Pero las lluvias han sido muy fuertes. “La cosecha se inunda y se pierde todo el trabajo y toda la plata”, dice Millán con resignación.

Su historia se repite por decenas a lo largo del país. Según cálculos del Ministerio de Agricultura, las cosechas afectadas se acercan al 4 por ciento del total, pero hay casos como el del café, en el que se afectó el 11 por ciento. La situación invernal no solo causa temores entre los productores. También, en la dinámica del sector y en la presión sobre los precios de los alimentos que han sido el motor de la inflación.

En septiembre de 2022, el Indicador de Seguimiento de la Economía (ISE) registró un crecimiento de 4,2 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior. Pero, como advierte la Anif, las malas noticias provinieron del sector primario, que se contrajo 3,7 por ciento, en particular por las actividades agropecuarias. Estas continúan con la mala racha en términos de crecimiento, con caídas en la mayoría de los productos agrícolas, como el arroz, el plátano y el banano.