nación

Presidente Duque habla de la extradición de alias Otoniel: “En este gobierno no graduamos de estadistas a los delincuentes”

El mandatario habló con SEMANA. Según dijo, él prometió que le daría captura y lo cumplió. También sostuvo que el proceso de extradición siguió el trámite legal y no se adelantó, como señalan algunos sectores, por motivaciones diferentes.


El presidente Iván Duque habló con SEMANA. El mandatario habló de múltiples temas, pero especialmente de la extradición a Estados Unidos de Dairo Antonio Úsuga David, alias Otoniel, jefe del grupo criminal Clan del Golfo. De acuerdo con el mandatario, él prometió que atraparía al capo criminal y lo cumplió.

“Debo hacer un reconocimiento a la labor que cumplieron las cortes. La que cumplió la Corte Suprema, el Consejo de Estado y también la Jurisdicción Especial para la Paz. Actuaron con patriotismo, no se dejaron llevar por esas manipulaciones que quería este delincuente. Y ahora este delincuente está donde le corresponde como criminal de la peor ralea, que es estar en un calabozo de una cárcel federal de Estados Unidos”, señaló el presidente Duque, al recordar que una vez cumpla su pena en ese país deberá ser deportado a Colombia para que aquí pague también por sus múltiples delitos.

Vea la entrevista con el presidente Iván Duque:

El presidente Duque aseguró que alias Otoniel debe seguir colaborando con la justicia de Colombia y Estados Unidos, y lo que quería era “buscar toda suerte de maromas para no ser extraditado. Y se irá su hermana y otra estructura del Clan del Golfo”, agregó, al indicar que los demás cabecillas serán capturados o dados de baja. “En este gobierno no graduamos de estadistas a los delincuentes”, enfatizó.

“Aquí no se obró con criterio político, con la separación de poderes, pero con la colaboración armónica de todos”, aseguró el presidente Duque, quien de nuevo comparó a alias Otoniel con el narcotraficante Pablo Escobar. “Aquí se surtieron todos los trámites y el delincuente se extraditó conforme a la ley; allá estará cumpliendo sus penas por narcotráfico y luego en los calabozos de Colombia”, agregó.

El jefe de Estado agregó que “aquí nada se ha hecho a la carrera”. Esto para responder a las versiones según las cuales se extraditó de afán para evitar que el capo concediera entrevistas a medios de comunicación. “De hecho, este delincuente se hubiera podido ir la semana pasada cuando se dio la medida cautelar del Consejo de Estado, se tomaron los tiempos, se esperó en la sala respectiva. La sala, de manera unánime, negó esa tutela y por eso se procede. Y no existe un prerrequisito de que alguien tenga que dar entrevistas antes de ser entrevistado. Eso no existe en la legislación colombiana”, explicó.

Estamos hablando de un asesino de policías, de líderes sociales, tal vez el mayor asesino de líderes sociales en Colombia. Estamos hablando de un abusador de menores, estamos hablando quizá de uno de los cerebros criminales que haya conocido el mundo, pero aquí no graduamos delincuentes de estadista”, insistió el presidente Duque al indicar que “es el colmo del descaro” que él se haya declarado no culpable recién llegado a Estados Unidos. De todas maneras, dijo, le caerá el peso de la justicia estadounidense por narcotráfico y luego el peso de la justicia en Colombia.

Según dijo el presidente Duque, su organización criminal trató de intimidar con los “paros armados”, con inteligencia descubierta para estar cerca de donde lo tenían detenido. “Él podrá echar los madrazos que sea”, agregó el presidente al referir al insulto y llanto del capo luego de que fuera a ser subido a un avión con rumbo a Estados Unidos. “En este gobierno este es el camino que les espera a los bandidos”, aseveró.

“Demostramos que una vez más la ley está por encima de los delincuentes”, aseguró el jefe de Estado al felicitar a la Fuerza Pública y demás organismos involucrados en la captura y extradición de alias Otoniel.