Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/26/2019 12:49:00 AM

Remezón en Avianca

Por el incumplimiento de los acuerdos en el préstamo que United le hizo a BRW, máximo accionista de Avianca Holdings, la línea aérea estadounidense ejerció sus derechos y cambió la estructura de la aerolínea.

Remezón en Avianca: ¿qué está pasando? Según Mauricio Ángel, de United, esta aerolínea no puede ni va a controlar a Avianca. Roberto Kriete preside Kingsland, la firma a la que United le cedió el derecho de voto de las acciones de BRW en Avianca.

La turbulencia sigue constante en el plan de vuelo de Avianca. Apenas unas semanas después de conocerse el retiro de Hernán Rincón de la presidencia de la aerolínea, los sobresaltos en la ruta no cesan.

En esta oportunidad la movida tiene que ver con los alcances del acuerdo que BRW, subsidiaria de Synergy, celebró con United por un préstamo por 456 millones de dólares. Synergy pertenece a Germán Efromovich y es la máxima accionista de Avianca Holdings, con 51 por ciento de participación.

Le recomendamos: Avianca mira hacia las regione

Aunque BRW debe empezar a pagar el crédito a United en 2021 y tiene siete años de plazo, el acuerdo también establecía unos compromisos del deudor en materia de coberturas y apalancamientos que no estaba cumpliendo.

Ante esta situación, United ejerció el viernes sus derechos contractuales al nombrar a Kingsland, la compañía que preside Roberto Kriete, como tercero independiente en el proceso, y le cedió el derecho de voto que tienen las acciones de BRW en Avianca Holdings. Kriete es accionista minoritario de Avianca con 14 por ciento y se convirtió en una de las principales contrapartes de Efromovich.

Esto significa el retiro de este de la junta directiva de Avianca Holdings y la designación de una nueva junta que quedó conformada por Richard Schifter, Sergio Michelsen, Fabio Villegas, Álvaro Jaramillo, Óscar Darío Morales, James Leshaw, Juan Emilio Posada, Jairo Burgos, Rodrigo Salcedo, Roberto Zamora y Roberto Kriete. Villegas, Jaramillo y Posada fueron presidentes de Avianca.

Roberto Kriete, quien ha formado parte del Consejo Directivo de Avianca desde 2010, preside Kingsland. Fundó Volaris, antecedente de Taca, y encabeza la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo.

Aunque Germán Efromovich ya no está en la junta directiva, Kingsland aclaró que las acciones de BRW en Avianca siguen siendo propiedad de Synergy. 

“Nuestra experiencia de más de 40 años en la aviación servirá para potenciar a la compañía bajo un buen gobierno corporativo, transparente, que asegure la estabilidad y la sostenibilidad financiera de Avianca en el largo plazo, en beneficio de los colaboradores, pasajeros y demás partes interesadas, y para generar un ambiente de trabajo enfocado en las personas”, expresó Kriete.

En un comunicado, Kingsland aclaró que las acciones de BRW en Avianca siguen siendo propiedad de Synergy; es decir, de Efromovich. Y tanto United como Kingsland han indicado que estarían dispuestos a ofrecer un nuevo financiamiento a Avianca, si lo requiere y lo solicita, hasta por 250 millones de dólares. Eso, siempre que otras partes interesadas asuman ciertos compromisos.

“Queremos resaltar que Avianca Holdings seguirá siendo una empresa independiente y continuará operando su propia aerolínea. De hecho, los acuerdos laborales de United no permiten que la organización controle otra empresa. Por lo tanto, no tenemos ni tendremos control sobre Avianca”, aseguró United. Aclaró que Avianca Brasil es una empresa independiente “y esta acción no está relacionada con su quiebra”.

Qué hay detrás

Este es el capítulo más reciente de la historia de Avianca, que en los últimos años no la ha tenido fácil. Además del paro de pilotos de 2017, enfrentó un proceso de desaceleración en la economía en Latinoamérica, hechos que se reflejaron en sus números del año pasado: tuvo ingresos por 4.890 millones de dólares, frente a 4.440 millones en 2017. Aunque aumentaron más del 11 por ciento, las utilidades bajaron de 82 millones de dólares a solo un millón de dólares. Su nivel de endeudamiento supera ya los 6.000 millones de dólares.

Esto obligó a tomar decisiones como adelantar un plan de venta de activos no estratégicos con el que Avianca espera recoger entre 250 y 500 millones de dólares. También a renegociar con Airbus, cancelar 17 aviones y posponer la incorporación de 35. Eso significa reducir compromisos financieros por 2.600 millones de dólares y preservar caja por 350 millones de dólares para el periodo 2020-2022. Así lo confirmó Rincón al momento del retiro de la compañía.

Vea también: Cambio de piloto en Avianca

Además, su accionista mayoritario, Germán Efromovich, pasaba por dificultades en otros de sus negocios, como la operación en Brasil que hoy está en bancarrota. En medio de este complejo panorama, Avianca Holdings concretó en noviembre pasado un acuerdo comercial con United y Copa para fortalecer su presencia y servicios en la región. Pero también para alcanzar un préstamo por 456 millones de dólares de United y atender obligaciones de Synergy, firma que además agrupa las operaciones aeronáuticas de Efromovich en Brasil y Argentina.

Mauricio Ángel, managing director strategic planning de United, le señaló a SEMANA que United mantendrá la silla de observador en la junta de Avianca, que ocupa desde enero. “No tiene poder y es un colaborador que le ayuda a la junta y le ofrece asistencia”, dijo.

Confirmó también que United no va a controlar ni puede controlar a Avianca. Además, señaló que existen otros acuerdos con Copa y Kingsland, en su mayoría encaminados en la alianza comercial. “Pero la intención es hacer una alianza fuerte y tener presencia en Latinoamérica que favorezca a los pasajeros en los nuevos mercados”.

El cambio de control en Avianca implica, entre otras cosas, que esta situación podría provocar modificaciones en sus contratos financieros, ya que activaría el derecho de los acreedores para solicitar el pago acelerado de las obligaciones. “La aerolínea se encuentra en el proceso de incluir a United y a un agente de garantía como titulares permitidos en estos contratos de financiación para que, en un escenario de ejecución de garantía, esto no constituya un cambio de control y así evitar la aceleración del pago de alguna deuda de la holding”, dijo un vocero de la firma a SEMANA. Sin embargo, no confirmó en qué estado se encontraba este proceso.

Pero más allá del revolcón y de sus implicaciones, los mercados y el comportamiento de la acción dieron la noticia más importante: el título de Avianca Holdings repuntó y creció en 30 por ciento en la Bolsa de Valores de Colombia, mientras que en los ADR transados en Nueva York aumentó cerca de 29 por ciento.

Para varios analistas, estas movidas van a significar para la compañía un fuerte cambio, en especial en su administración, uno de los temas más sensibles en los análisis de las comisionistas. En esta circunstancia coincide Renato Covelo, CEO encargado de la compañía: “Este cambio es muy positivo para nuestro gobierno corporativo, una clara muestra de la confianza de los accionistas en la aerolínea y en el plan de transformación en marcha. Nuestro foco permanece intacto: buscar un modelo rentable con alta eficiencia operacional para entregar siempre el mejor servicio a nuestros clientes”.

Todo indica que en esta movida ganan todos, incluso el propio Efromovich. Si bien ya no está en la junta, sus acciones se han valorado y han recuperado parte de su valor. ¿Después de la tempestad viene la calma?

La estructura

De las 1.001 millones de acciones que conforman el capital social de Avianca, el 66 por ciento son acciones ordinarias con derecho a voto y el 34 por ciento restante acciones con dividendo preferencial y sin derecho a voto, según el informe de gestión de 2018. De las primeras, el 78,08 por ciento son propiedad de BRW Aviation LLC, una sociedad en Delaware de propiedad de los hermanos José y Germán Efromovich. Y el 21,91 por ciento es de propiedad de Kingsland Holdings Limited, una sociedad en Bahamas perteneciente a algunos miembros de la familia de Roberto Kriete. United Airlines posee una acción ordinaria (el 0,0000001 por ciento del total).

De las acciones preferenciales (sin derecho a voto), el 15,29 por ciento se negocian en la Bolsa de Valores de Nueva York (NYSE) y el otro 84,71 por ciento en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC).

Le puede interesar: Avianca, el valor de la experiencia

Con esto, la composición accionaria de la compañía al 31 de diciembre de 2018 era de 51,53 por ciento de BRW Aviation LLC, lo cual pone a los Efromovich como los accionistas mayoritarios, y el 14,46 para Kingsland Holdings Limited, con lo que los Kriete son los minoritarios más grandes. El 34,01 por ciento restante está en manos de pequeños accionistas, principalmente fondos de pensiones y de deuda tanto nacionales como internacionales, por medio de los mercados de valores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Para verificar su suscripción, por favor ingrese la siguiente información:

O
Ed. 1938

¿No tiene suscripción? ¡Adquiérala ya!

Su código de suscripción no se encuentra activo.