video

Tik Tak: de Matamba a Otoniel, ¡actuar ya!

María Isabel Rueda plantea que con la fuga de Matamba crecen los temores de que también Otoniel ponga pies en polvorosa. Estando de por medio no solo la complicidad del Inpec, sino más grave aún, de miembros activos del Ejército, hay que actuar ya para extraditar al peligroso capo. De manera que por lo menos aseguremos que cuente su verdad por fuera.


Suena el segundo Tik Tak de este martes 22 de marzo en SEMANA y suena por los lados de alias Matamba, ¿por qué es tan especialmente grave el contexto de su fuga?

Bueno, primero porque la facilidad con la que se fugó, que incluye puerta abierta de su celda, cámaras dañadas, puntos de control que no funcionaron y finalmente la libertad, que a la salida de La Picota lo esperaba con los brazos abiertos, despiertan una serie de graves sospechas acerca de los responsables por tan fácil y muy probablemente costosísima fuga de Matamba.

Primero está el Inpec, en cuyo interior hay 80 sindicatos con acceso a armas, al cual para meterle mano pues más o menos se nos hizo tarde. Es tan inmanejable que uno de los principales sospechosos de complicidad con su fuga, el inspector Milton Libardo Jiménez, a quien en el allanamiento le encontraron además de diez millones de pesos como platica de bolsillo, pues había estado ya procesado por fallas en el servicio y contaba incluso con una condena en primera instancia.

Pero la complicidad al Inpec es poca con la que podría descubrirse también entre miembros activos del Ejército Nacional, así de duro como suena. Bien sabido es que por lo menos Matamba tenía en su nómina al coronel activo Robinson González del Río, con el que operaba una gigantesca red de tráfico de drogas, u opera, no sabemos, al sur del país.

Es decir, Matamba en vísperas de ser extraditado de Estados Unidos tenía muchas cabezas para cortar con sus verdades, pero lo liberaron antes de que pudiera cortarlas y contar la verdad. Esto nos deja pensando en alias Otoniel, el jefe del Cartel del Golfo a quien hasta este momento custodia la Policía y no el Inpec; ellos porque, a diferencia de Matamba, con alias Otoniel sí se han tomado mayúsculas medidas de seguridad que incluso han sido motivo de polémicas, porque como el hombre está expulsado y vigilado, el pobrecito se siente cohibido para hablar ante la JEP.

Los ríos de plata que corrieron con Matamba hacen pensar en que la extradición de Otoniel, a la que muchos se oponen por temor a que solo cuente sus verdades en Estados Unidos, pues termine no contando desde acá y allá sí en el interregno también Otoniel se les vuela.