video

Tik Tak: Gustavo Petro, “accidente enmendable y corregible”

La mejor frase sobre el triunfo presidencial la dijo el escritor peruano Mario Vargas Llosa. Mientras tanto, Petro tendrá que gobernar también para los más de 10 millones de colombianos que le dijeron que no. ¿Será posible el acuerdo nacional que propuso en su discurso de victoria? El problema es que nadie sabe muy bien sobre qué temas se construiría y con quiénes es que hay que sentarse a conversar. Escuche a María Isabel Rueda.


A las 7:12 a. m. suena el primer Tik Tak de hoy martes 21 de junio en SEMANA y suena por los lados, obviamente, de la elección de Gustavo Petro que apoyó poco más de 11 millones de colombianos, el 50,5 % de la votación, pero que no apoyó un 47,27 %, poco más de 10 millones de votantes.

Petro llega al poder con una diferencia de 700.000 votos, que no es mucha, pero sí cumple con uno de los requisitos importantísimos en estas elecciones: que fuera una diferencia lo suficientemente clara para que no hubiera alteraciones de orden público, con la disculpa de que se habían robado las elecciones.

Ese país dividido será un reto inmediato del presidente electo, ¿cómo gobernar conciliadoramente a Colombia? Quizás el mejor apunte sobre la victoria petrista fue el del escritor peruano Mario Vargas Llosa. Su deseo es que el mandato de cuatro años que viene de la Colombia Humana “sea un accidente enmendable y corregible”. Y le añadió una cuñita al presidente Duque, que por estos días nadie le hace: que hechas la sumas y las restas, actuó dentro de la legalidad y tuvo una magnífica gestión presidencial.

Entre los que han celebrado la victoria de Petro está en muy primera línea el ELN, que espera reanudar conversaciones con el nuevo gobierno, el régimen venezolano que espera tener relaciones con ese nuevo gobierno y el dictador Daniel Ortega que, dice, espera a través del nuevo gobierno fortalecer una historia que nuestros pueblos merecen.

Internamente están muy contentos el alcalde de Medellín, Daniel Quintero, que regresa a su cargo; el de Cali, Jorge Iván Ospina, que evocó a su padre Iván Marino Ospina que militó en el M-19 y que estaría hoy aplaudiendo la primera victoria de la izquierda en una elección presidencial, y hasta le dedicó una canción al presidente electo.

Y la alcaldesa Claudia López, que cree que va a haber un acuerdo nacional con base en unas mayorías ciudadanas que esperan un cambio genuino. Ella dice que ya no es acuerdo entre la izquierda y la derecha, sino con la mayoría de ciudadanos que buscan afanosamente ese cambio. En su cuenta de Twitter, la alcaldesa dijo: “Al fin ganamos, empezamos a escribir con toda ilusión una nueva página de la historia de Colombia. El cambio es imparable”.

En resumen, gente muy feliz con el triunfo de Petro, pero al lado, gente muy triste. El tiempo le irá dando la razón a los unos o a los otros. Entre tanto, también nos preguntamos ese acuerdo nacional que está proponiendo Petro sobre qué se hará y con quienes se hará, porque lo que es claro es que no se vislumbra quién será el jefe de la nueva oposición a esta era que se inició.