Home

Nación

Artículo

video

Tik Tak: incógnitas del diálogo con el ELN

Con la velocidad con la que el presidente Petro ha abierto su agenda, no ha habido ni tiempo para respirar con respecto a los anuncios diarios. El último, la reapertura de diálogos con el ELN. ¿Qué produce la primera gran pregunta? ¿Qué les dará esa guerrilla a los colombianos a cambio de levantarles las órdenes de captura y extradición? Escuche a María Isabel Rueda.

Suena el primer Tik Tak de hoy lunes 22 de agosto en SEMANA por los lados del expresidente Juan Manuel Santos, porque muchas noticias de las últimas horas zumban a su alrededor.

La primera es que todo parece indicar que el actual gobierno retornará a la mesa de diálogos con el ELN a partir de lo que quedó acordado bajo el gobierno Santos. No es claro, sin embargo, si las nuevas concesiones del gobierno Petro, como levantar las órdenes de captura y las medidas de extradición que hasta ahora pendían sobre las cabezas de los negociadores y jefes del ELN, incluyen compromisos también de ese lado, pero para con el resto de los colombianos.

De hecho, ya hubo devolución de varios civiles y militares que tenían secuestrados en Arauca, o lo que se llama con un detestable eufemismo, personas retenidas, con el que la guerrilla busca maquillar tan execrable delito.

Pero devolver secuestrados, que desde luego nunca sobra y es una prioridad humanitaria, no es suficiente. En todo caso, es noticia que la situación con el ELN vuelva a moverse, así se planteen nuevos y grandes interrogantes sobre el proceso que viene.

El más inmediato es el de cómo será que van a reactivar los contactos de los negociadores de La Habana con sus tropas diseminadas en varios lugares del país, que implica, como bajo el gobierno Santos se había acordado con ellos, traerlos de La Habana protegidos a Colombia, para que reiteren que en el movimiento guerrillero sí hay unidad de mando, cosa que se ha puesto bastante en duda, pero que en las últimas horas ha desmentido con énfasis el comisionado de Paz, Danilo Rueda.

Esas consultas de los mandos con los guerrilleros en territorio nacional implicarían que el avión de los traslados lo pondría al Gobierno colombiano para depositarlos en un punto en el que serían trasladados en el helicóptero, también puesto por el Gobierno colombiano, a diversas regiones del país.

A todo eso, lo que falta son compromisos de paz del otro lado. Esperemos que haya los correspondientes en ese sentido, sobre todo por los anteriores esfuerzos de diálogo con el ELN, que tienen antecedentes de ser dilatorios y resbaladizos. Que esto no sea otra dialogadera de la dialogadera con los elenos.

También quedan pendientes los llamados diálogos nacionales, que implican unos diálogos a nivel regional, que quien sabe qué alcances constitucionales y legales pueden tener también. ¿Qué tan vinculantes serán y si conducirán finalmente a una Constituyente? Quién sabe.

Pero el expresidente Santos es también noticia por otras dos cosas: su visita a Ucrania, en la cual desplegó toda la vanidad que lo caracteriza, y que ha regresado al país a cobrar, como si su reciente visita al presidente Zelenski hubiera resuelto ya esa sangrienta guerra, o él tuviera la llave para manejar los instintos expansionistas del señor Putin.

La segunda es una pregunta: el escritor y columnista Héctor Abad Faciolince denunció en su columna de El Espectador, sin identificar al protagonista, que a un expresidente colombiano o a un presidente electo no lo dejó un piloto de Avianca abordar el vuelo porque lo consideró una persona estorbosa. ¿Quién fue la víctima de este evidente atropello? Las posibilidades son variopintas, en el próximo Tik Tak.