cali

Uno de los policías heridos en el ataque del ELN en Cali podría perder un ojo

En el ataque resultaron heridos 13 uniformados y un civil. Según las autoridades, a uno de ellos le cayó una esquirla cerca de uno de sus ojos.


A las 10:00 p.m. de este viernes 7 de enero, en la carrera 46 con calle 25 de la ciudad de Cali, en el sector conocido como Puerto Rellena, se registró un ataque a un camión en el que se movilizaban integrantes del Esmad de la Policía. Tras la explosión de un artefacto, 13 uniformados resultaron heridos junto con un civil.

Según el presidente de la República, Iván Duque, en la noche hubo tres heridos de gravedad; sin embargo, las autoridades en la mañana de este 8 de enero señalaron que solo quedan dos uniformados con lesiones serias, uno de ellos con el riesgo de perder uno de sus ojos a causa de una esquirla.

El parte medico de este último, el patrullero Mauricio Javier Castañeda Puentes, indica que “resultó afectado por esquirlas en el cuello y la cabeza. Además, presenta trauma en el ojo izquierdo y fractura expuesta en ambas manos” y se encuentra internado en la Clínica Valle de Lili, de Cali.

Todos los lesionados fueron trasladados a cinco centros asistenciales de la capital del Valle del Cauca.

Por su parte, el general Jorge Luis Vargas Valencia, director de la Policía Nacional, entregó un balance tras el atentado en el suroriente de Cali. Indicó, en rueda de prensa, que un equipo especial del grupo antiterrorista de la Dijín, junto a funcionarios de inteligencia de la Policía Nacional y dos fiscales, llevarán a cabo la investigación para esclarecer todo lo ocurrido durante la noche de este viernes en Cali.

De acuerdo con el intendente a cargo de los uniformados heridos, quien habló con Noticias RCN, ellos escucharon el impacto al lado derecho del camión, quedaron algo desorientados pero procedieron a bajarse del vehículo para revisar qué había sucedido. Fue allí donde se dieron cuenta que los habían atacado. “Al bajar encontré el camión todo destruido”, señaló Óscar Ochoa.

La comunidad, por fortuna, respondió al auxilio de los uniformados; les pidieron ambulancias y refuerzos de las autoridades tras escuchar y ver lo sucedido. Algunos testigos mencionaron que la onda expansiva fue tal que incluso se llegó a sentir a unos 15 metros a la redonda.

Los uniformados que hacen parte de este pelotón son oriundos de Antioquia, por lo que el intendente Ochoa aprovechó la oportunidad y, ante el medio de comunicación ya mencionado, envió un contundente mensaje para que los delincuentes respeten la vida, pues tanto él como sus compañeros tienen familia que los espera en casa.

Así mismo, las autoridades y el gobierno aumentaron el monto de la recompensa a 350 millones de pesos. Además, ofrecen hasta 1.000 millones de pesos de recompensa por alias El Rolo, cabecilla del Frente de Guerra Urbano del ELN que estará detrás del atentado.

Por medio de un comunicado, el ELN ya se adjudico el atentado terrorista. Escribieron: “Informamos que a las 9:55 p. m. del 7 de enero, unidades nuestras realizaron acción contra el Esmad de la Policía, en la Carrera 46 con Calle 25 de la ciudad de Cali, en el sector de Puerto Resistencia, con el resultado de 13 Policías heridos. Nuestras fuerzas se retiraron sin novedad”.