nacion

Video: así fue capturada Violeta, quien habría participado en atentado al centro comercial Andino

Violeta Arango Ramírez ya está en poder de la justicia. Cayó en un operativo en el que el Ejército y la Policía pretendían cazar un pez gordo del ELN.


Violeta Arango Ramírez, la mujer que, según las autoridades, habría participado del atentado terrorista con explosivos en el centro comercial Andino en 2017 y que dejó como saldo tres muertos y diez heridos, ya está en poder de la justicia.

SEMANA conoció un video en el que la socióloga de 29 años y egresada de la Universidad Nacional es transportada desde el sur de Bolívar hasta Bucaramanga por las tropas especiales CCOES del Ejército.

La mujer, quien huía de la justicia y se refugiaba en la guerrilla del ELN, fue capturada este sábado en medio de una operación del Ejército y la Policía, con la que pretendían dar con el paradero de Pirry, uno de los guerrilleros de ese grupo armado más buscados en el sur de Bolívar y Antioquia.

En el video, que tiene en su poder SEMANA, se observa a Violeta o La Rola, como también la conocían entre los elenos, descender de primera en el helicóptero militar. Porta botas de caucho, camiseta militar, leggins y su cabello está recién rapado.

De acuerdo con las primeras informaciones, Violeta Arango Ramírez, al parecer, era la pareja sentimental de Pirry, el comandante del ELN que las autoridades buscan como aguja.

La operación militar dejó a otra mujer capturada, quien se observa en el video bajando de segunda en el helicóptero; tiene cabello rojizo y porta botas de caucho. Ella, según las versiones oficiales, sería la novia de David, uno de los hombres encargados de la seguridad de Pirry. Otro hombre también fue detenido.

Así luce Violeta cinco años después del atentado en el Centro Comercial Andino.
Así luce Violeta cinco años después del atentado en el Centro Comercial Andino. - Foto: Ejército

Además de Violeta, en la operación fue dado de baja César, otro de los hombres que era parte del esquema de seguridad de Pirry.

En medio del combate, en el que se logró la baja y las capturas, alias Pirry logró huir. En la tarde de este sábado avanzan las operaciones militares en busca de este hombre que ha sembrado el terror y la zozobra en Antioquia y Bolívar.

De acuerdo con información de las autoridades, Violeta Arango Ramírez, al parecer, desarrollaba actividades políticas en centros educativos y movimientos estudiantiles de Bogotá; además, se habría capacitado en el manejo y fabricación de artefactos explosivos y entrenamiento militar.

Violeta es considerada por inteligencia militar como la mano derecha de Boris Ernesto Quijano, alias Mao, excabecilla de la denominada célula urbana del Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), capturado en junio de 2017 en el marco de la operación Amatol, que pretendió esclarecer el atentado al centro comercial Andino.

SEMANA estableció además que a Violeta le encontraron computadores, discos duro y una USB, los cuales serán clave en las investigaciones que adelanta la Dirección de Inteligencia de la Policía, que formó parte de la operación.

Uno de los temas que quedará al descubierto es la relación del Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), al que pertenece la joven mujer, y la guerrilla del ELN. De hecho, las autoridades ya tienen claros los nexos entre ambos grupos y pretenden establecer qué hacía Arango Ramírez en la zona de influencia de Felipe Alcocer Alvino, Pirry o Gustavo, el hombre poderoso y sanguinario del ELN que la Policía y el Ejército buscan actualmente.

Días después del atentado en el centro comercial Andino, inteligencia militar y policial tuvo clara la participación de esta joven, pero ella logró eludir a la justicia, a pesar de la oferta de 20 millones de pesos por su paradero y el de los demás responsables.

Un mes después de la explosión en el Andino, Arango Ramírez divulgó un comunicado en el que negaba relación con la bomba del centro comercial. Dijo, por ejemplo, “que han iniciado toda una campaña que daña muy buen nombre, que pone en riesgo mi integridad, viola todos mis derechos y me condena sin siquiera ir a juicio”.

Mientras Arango Ramírez huía de la justicia, la Policía y el Ejército tenían claro que estaba refugiada en las filas del ELN. De hecho, tras la baja de Jacob David Acuña, conocido como Samuel -veterano y sanguinario guerrillero del ELN-, las autoridades hallaron en sus computadores personales fotografías y documentos que confirmaban que la socióloga era parte del ELN.

En imágenes se veía a la joven mujer cargando un fusil, con camuflado y en medio de elenos. También había mensajes cruzados de ella y alias Samuel. En uno de ellos, el eleno muerto pedía protección para la mujer.

Violeta era buscada por las autoridades en Colombia y fuera del país.
Violeta era buscada por las autoridades en Colombia y fuera del país. - Foto:

El 23 de septiembre de 2017, el propio Samuel envió una comunicación al frente urbano del ELN en la que pedía darle manejo al caso de Arango Ramírez. “Es un caso super delicado. Hay que tener prudencia por el bien del ELN, de los compas que la tienen, de ella misma y del proceso revolucionario”, manifestó.

En el mismo mensaje, el fallecido Samuel pidió absoluta reserva a sus tropas. Lo hacía porque al interior del ELN no querían que el país conociera la estrecha relación que existe entre el grupo guerrillero y el MRP, un tema que quedó desvirtuado con la información que apareció en ese momento de Violeta y la captura de la mujer este viernes en el sur de Bolívar.

Ahora, con esta captura, la justicia podría esclarecer el atentado. Mientras tanto, las tropas militares le pisan los talones al temido comandante Pirry del ELN.