nación

Secretario de Seguridad de Cali dice que no amenazó a nadie y que frase “me lo cargo” significa otra cosa

Carlos Soler se refirió a esta nueva polémica dentro de su dependencia. Dice que el audio es de una conversación privada.


Luego de que el sargento retirado Alexander Chala hiciera público un audio en el que el secretario de Seguridad y Justicia de Cali, Carlos Soler, emite presuntas amenazas en su contra, el funcionario emitió un comunicado en el que se refiere al tema.

“Pero tú sabes que yo, hermanito, no me meto con nadie, pero el que se mete conmigo me lo cargo, y a ese sargento Chala me lo voy a cargar. Allá le abrieron las investigaciones hace once años... Y pues, hermano, como se mete con el alcalde, también hay que tener cuidado de no patear la lonchera”, dice Soler en el fragmento del audio divulgado por Chala en sus redes sociales.

En la comunicación difundida por Soler sobre el audio en el que menciona al sargento Chala, asegura que no se trata de una amenaza y que con su frase “me lo cargo” se refería a denuncias judiciales contra el exmilitar. “De ninguna manera connota una amenaza de muerte o de otra índole”, afirma el funcionario.

Según Soler, el audio es un fragmento “editado” de un mensaje de voz de WhatsApp, “enviado como parte de una conversación privada que sostuve hace dos semanas con un secretario de la Alcaldía de Cali, a quien considero mi amigo y hermano”. Aunque no lo menciona, SEMANA conoció que ese funcionario es Danis Rentería, secretario de Paz y Cultura Ciudadana de la capital del Valle del Cauca.

“En ningún momento en el audio (ni en el editado ni en el original) me refiero a atentar contra la vida o integridad de ninguna persona”, continúa Soler.

En conversación con SEMANA, Chala señaló que el audio le llegó de forma anónima. En el fragmento también se escucha: “Yo con usted, como ya le he dicho como tres veces, lealtad. Pero el resto, hermano, los amigos, me los cargo. Empezando por el coronel y todo el que se atraviese, porque a mí se me atraviesan y yo voy es de frente, tengo el pulmón en el aire para ir con todo, yo no soy un niño”.

Dicha conversación, en la cual también se menciona a un coronel entre los amenazados, se habría presentado un día después de que el sargento Chala publicara en su cuenta de Twitter los contratos que tenía la Secretaría de Seguridad con el general Leonardo Barrero, recientemente salpicado por alias Otoniel como uno de sus colaboradores en el Ejército.

Entre tanto, Soler resaltó que “la Constitución y la ley exigen que ambas partes autoricen su divulgación, lo cual no fue autorizado de mi parte, ni menos que lo sacaran de contexto. Ante esto radiqué un derecho de petición al secretario con quien sostuvo la conversación, para que especifique formalmente si fue él quien divulgó el audio y con qué intención lo hizo. De no ser así, estaríamos siendo objeto de interceptaciones ilegales”.

La comunicación del secretario de Seguridad y Justicia cierra diciendo que la Fiscalía General de la Nación tiene en su poder “el contexto y el audio completo desde hace varios días”, y que estos elementos se suman a un proceso judicial que hace varios meses inició contra Chala por injuria y calumnia.

“Me declaro atento a los requerimientos por parte de la Fiscalía y en espera de las denuncias que nunca ha presentado quien en redes sociales se hace llamar sargento Chala”, añade.

Entre los contratos divulgados por Chala también aparece como contratante de la Secretaría de Seguridad de Cali el coronel Elkin Argote, desvinculado del Ejército luego de ser señalado de proteger a alias Gárgola, máximo cabecilla de la organización criminal La Constru.

Chala también le dijo a SEMANA que, además del audio, también le mandaron un mensaje que decía: “Chala, te metiste y tocaste algo muy delicado, que es el general Leonardo Barrero, tocar a esa persona es arriesgar tu seguridad, porque está en la capacidad de ubicarte rápidamente. A esa persona nunca debiste haberla tocado”.

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, no ha emitido ninguna declaración respecto a este nuevo escándalo de la Secretaría de Seguridad y Justicia.