Home

Cartagena

Artículo

Este año han sido atendidos casos de presencia de caracol africano en diferentes barrios de la ciudad. Foto: EPA Cartagena - Foto: EPA Cartagena

nación

Alerta en Turbaco: invasión de caracoles africanos tiene acorralada a la comunidad, ¿qué está pasando?

Los habitantes reportan por lo menos 200 moluscos recolectados por día.

En los últimos días, un brote de caracoles africanos ha causado conmoción los habitantes de la urbanización El Valle, sector Los Nísperos del barrio Plan Parejo del municipio de Turbaco, Bolívar.

Al parecer desde su primera aparición, los habitantes reportan por lo menos 200 moluscos recolectados por día, uno de las técnicas que han implementado es ponerlos en un recipiente y echarles cal, lo cual ha sido recomendado por el Establecimiento Público Ambiental (EPA).

El caracol gigante africano (Achatina fulica) está catalogado como una de las 100 especies exóticas invasoras más dañinas en todo el planeta, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Es una plaga omnívora difícil de erradicar que puede sobrevivir en condiciones adversas y aumentar rápidamente el tamaño de sus poblaciones. Con el incremento de la temporada de lluvias en la región Caribe, la presencia de este animal se ha extendido a diferentes zonas y departamentos.

Por el momento, el EPA no se ha manifestado sobre la situación, sin embargo, previamente emitieron una serie de recomendaciones, puesto que desde el pasado mes de junio esta especie se ha visto en diferentes zonas de Cartagena.

Recomendaciones: ¿Qué hacer al identificar un caracol Africano?

El caracol africano está catalogado como una especie sumamente peligrosa, al ser exótica e invasora, entra en el top 100 de los más perjudiciales a nivel mundial. Su veneno es altamente tóxico, por esta razón desde el EPA se dan las siguientes recomendaciones:

  • No tocar los caracoles y evitar el contacto con la baba, especialmente con ojos, nariz, boca y heridas.
  • Lavar inmediatamente sus manos, si tocó al caracol o cualquier superficie que pueda haber estado en contacto con baba o heces del caracol.
  • No utilizar el caracol como mascota o carnada.
  • No emplear venenos contra el caracol, ya que pueden afectar a niños y adultos, mascotas, fauna nativa, cultivos y contaminar el suelo, las aguas y los alimentos, con el mismo.

En el caso de que en su vivienda reconozca la presencia del animal, siga las siguientes recomendaciones:

  • Es importante cubrir bien las manos para evitar tocar al caracol, ya sea con guantes o bolsas.
  • Al identificar la ubicación del caracol, este debe ser recogido y puesto dentro de un recipiente de plástico profundo.
  • Tomar un poco de sal de cocina y esparcirla dentro del recipiente, dejándolo reposar de 5 a 6 horas.
  • Finalmente, lo ideal es realizar una fosa para enterrar a los caracoles con arena y cal. Otra opción es ponerlos dentro de una bolsa plástica resistente e ingresarlos en el contenedor de basura.

¿Gripe aviar en Cartagena?

El pasado domingo 6 de noviembre, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) confirmó, como resultado de las acciones de vigilancia epidemiológica que se adelantan en todo el territorio nacional, la presencia de un nuevo foco de influenza aviar altamente patógena en un predio de traspatio en la Reserva Natural El Tamarindo, específicamente en la vereda Las Canoas, en Cartagena.

Tras confirmarse por parte del ICA la presencia de un brote de influenza aviar de alta patogenicidad identificado en un predio ubicado en el distrito de Cartagena, el Departamento Administrativo Distrital de salud (Dadis) convocó un consejo extraordinario de zoonosis con el objetivo de analizar la situación y tomar acción frente al caso para evitar posibles contagios en humanos.

Durante el Consejo que fue liderado por la Dirección Operativa de Salud Pública se recibió, por parte del ICA, la socialización de la situación del brote de gripe aviar en el predio de la reserva natural del tamarindo ubicado en Arroyo de las canoas.

Al tiempo se expusieron las líneas de acción frente a la vigilancia epidemiológica que se deben realizar del evento y se tomaron algunas consideraciones en cuenta para el desarrollo de la vigilancia por parte del Dadis.