Home

Política

Artículo

Juan Carlos Losada, Representante a la Cámara por el partido Liberal
Juan Carlos Losada habla de su "picante" agenda legislativa. - Foto: JONATHAN CHIQUIZA

política

“Es un derecho que tienen todos los colombianos”: Juan Carlos Losada explica proyecto que reglamenta la eutanasia desde los 6 años

En conversación con SEMANA, el representante del Partido Liberal dio detalles sobre los puntos más importantes de su agenda legislativa.

SEMANA: ¿Los animalistas están contentos con el lugar que les está dando el Gobierno?

Juan Carlos Losada (J.L.): Yo creo que ha habido ausencia del Gobierno en estos temas del Congreso. Nosotros hubiéramos querido que el Gobierno asumiera la responsabilidad de ayudarnos a los congresistas animalistas a sacar adelante los proyectos que hemos presentado, eso no ha sucedido aún. Prueba de ello es el hundimiento de las corridas de toros en la Cámara de Representantes. Ojalá que el Gobierno se ponga la camiseta en lo que tiene que ver con los proyectos que todavía están cursando en el Congreso de la República.

Por otra parte, es evidente que los animalistas no estamos contentos con algunos anuncios del presidente Petro, como su intención de reabrir los mataderos municipales. Nos parece que eso va en total contravía de la protección y del bienestar de los animales de nuestro país, además de los problemas que eso acarrea en términos de salud pública y los avances en la materia. También, del bienestar de los animales cuando van a ser utilizados para el consumo humano. Por supuesto, nosotros como representantes de los animales no estamos de acuerdo con ellos. Esos anuncios nos dejan aún más preocupados y por eso sentimos que el Gobierno todavía no se ha ocupado seriamente de la agenda de los animales en el Congreso.

SEMANA: ¿Por qué cree que el Gobierno no se la ha jugado por eso?

J.L.: Me parece que tiene que ver con la falta de prioridad que les han dado a los animales con respecto al resto de su agenda. Hay que ver que el Gobierno ha puesto sus energías en proyectos como la paz total, la reforma política, el Presupuesto General de la Nación y el presupuesto de regalías. Entre esos, también unos de mi agenda.

Hay que reconocer que el Gobierno se la ha jugado con el cannabis de uso adulto, pero con el tema de los animales todavía no está en el orden de prioridad en estos primeros meses de legislatura. Cuando uno ve los anuncios del Gobierno en términos de lo que se viene, pareciera que los animales todavía no van a tener un espacio prioritario en esa agenda porque se viene la reforma pensional y a la salud. No sé si el Gobierno está pensando que estos temas quedarán para otro momento de la agenda. A nosotros nos gustaría que el Gobierno se la jugara más a fondo por los temas de animales.

SEMANA: A los congresistas que defienden los derechos de los animales se les califica como “bancada animalista”. ¿Actúan en bloque?

J.L.: No, desgraciadamente no somos un bloque lo suficientemente fuerte. En recientes días, en un panel organizado por Revista Semana, justamente le hice este llamado a la doctora Padilla de que presentemos estos proyectos juntos, que trabajemos de manera mucho más coordinada y con una fuerza política mucho más contundente, no como si fuéramos ruedas sueltas. Yo creo que ese es el reto que tenemos los congresistas que hacemos parte activa de la causa de los derechos de los animales. Es mostrar que la causa está por encima de las causas personales, que la causa está por encima de los egos y que es hora de que empecemos a trabajar mucho más coordinados y mucho más juntos.

SEMANA: ¿Por qué cree que hay egos de por medio?

J.L.: Creo que ha sido pura falta de comunicación, no creo que haya otra cosa más allá de eso. No es un tema de fondo, pero nuestro proyecto de corridas de toros había cursado varias veces en el Congreso de la República. Ha sido apoyado por cientos de organizaciones y llevamos años en este trabajo y considerábamos que lo mínimo que podía suceder era que la doctora Padilla se hubiera sumado a nuestra causa y no hubiera querido hacer rancho aparte. Ella está en su derecho, es el derecho que le asiste de haber sacado los votos que sacó y de ser senadora de la República. Nosotros no entendimos eso, ni desde el plano estratégico, ni desde el legislativo, ni desde el constitucional, ni desde el plano de la lucha por los derechos de los animales. Esto es así, uno no puede obligar a la gente a lo que no quiere, creo que tenemos que mejorar nuestra comunicación y trabajar con mayor sincronía.

SEMANA: ¿Qué pasa con la reglamentación de la eutanasia y por qué hay tanta polémica alrededor del tema?

J.L.: Los congresistas llamados provida, como lo han hecho tantas veces, con argumentos falaces desinforman. Lo primero es que hay senda jurisprudencia de la Corte Constitucional sobre esta materia desde el año 1997, con una primera sentencia del maestro Carlos Gaviria Díaz. Luego, esa jurisprudencia ha ido fortaleciéndose al interior de la Corte. Hay sentencias de apenas el año pasado que siguen ratificando una línea jurisprudencial en términos del derecho a la muerte digna, que es un derecho que tienen todos los colombianos.

Tanto los cuidados paliativos como la renuncia al esfuerzo médico están reglamentados. La que no está reglamentada es la muerte médicamente asistida. La Corte Constitucional, en múltiples sentencias, ha reiterado que los menores de edad tienen derecho a la muerte digna en las tres modalidades. Al punto que hay una reglamentación del Ministerio de Salud tocando este tema de la eutanasia para menores de edad.

SEMANA: ¿De qué forma funcionaría la eutanasia para menores de edad?

J.L.: Lo que estamos haciendo en este proyecto es poner requisitos aún más estrictos de los que ya existen hoy para el acceso de los menores de edad a los procesos de muerte médicamente asistida. Por ejemplo, para mayores de 14 años, hoy no se necesita el concurso de los padres para tomar esta decisión. Nosotros estamos poniendo ese concurso para todos los menores de edad. Además, en el caso de los menores de edad, al tomar la decisión, tiene que mediar también, no su subjetividad, sino criterios técnicos y específicos de psicólogos, psiquiatras y trabajadores sociales para establecer que ese menor de edad está en la capacidad de tomar esta decisión. Que entiende las consecuencias que esa decisión conlleva, que no es otra más que la muerte. Estamos poniendo una reglamentación más fuerte a lo que ya existe hoy, eso los provida no se lo cuentan a la gente, porque ellos lo que quieren es hacerle creer a la gente que con el proyecto vamos a permitir algo que ya está permitido.

SEMANA: ¿Qué ocurre en la isla Gorgona y cuál es su petición al Gobierno nacional?

J.L.: Nosotros hemos citado a un debate a control político a la Ministra de Ambiente, al Ministro de Defensa, al Ministro del Interior, a la Anla y a Parques Nacionales Naturales, para que nos expliquen cuáles son las implicaciones de la construcción de esta base en Gorgona. Le hicieron unas enmiendas a esa licencia ambiental. Esta licencia viene desde el año 2015 y durante el gobierno del expresidente Iván Duque se hicieron unas enmiendas a lo que ya estaba establecido por expertos. Si bien no estamos de acuerdo con una base militar en la isla, se había llegado a un acuerdo, pero el Gobierno anterior decidió ampliar la construcción y ponerle nuevas cosas. Esta construcción está por comenzar y le hemos puesto el ojo, como organizaciones ambientalistas. Por eso citamos a debate de control político. Es una enmienda de Duque, pero el Gobierno debe sentar posición.

SEMANA: ¿Por fin se logrará legalizar el cannabis de uso adulto?

J.L.: Estamos muy optimistas porque ya hemos obtenido tres debates a favor. Cabe recordar que lo máximo que pudimos avanzar durante el gobierno de Iván Duque fue aprobarlo en primer debate dos veces en Comisión Primera. De ahí en adelante, siempre se hundió en la plenaria de la Cámara. Ya logramos pasar por el escollo de la Cámara, logramos pasar por Comisión Primera del Senado y la próxima semana va a estar agendado en primer lugar del orden del día en plenaria del Senado. Los tres primeros debates nos dan la esperanza grande de que efectivamente vamos a lograr aprobar este proyecto. Es tenazmente duro de sacar, porque necesita ocho debates, pero hemos tenido las mayorías. El Gobierno está jugado con este proyecto, el ministro Néstor Osuna y Alfonso Prada han acompañado el proyecto, estamos esperando que se sume el Ministerio de Salud.

El gobierno de Gustavo Petro, haciéndole honor a sus palabras en Naciones Unidas, ve este proyecto como un primer paso para problematizar esta política de drogas. Esto es un primer paso para ver si podemos avanzar también en el futuro con otro tipo de sustancias. Veo esto con un gran ambiente.