Home

Política

Artículo

Presidente Gustavo Petro
Presidente Gustavo Petro - Foto: Presidencia

política

Presidente Petro reapareció tras tener un virus y arremetió contra los fondos privados de pensión: “es un sistema de ahorro forzoso”

El jefe de Estado aseguró que las personas que tienen su pensión en fondos privados no pueden retirar los dineros.

El presidente de la República, Gustavo Petro, con tapabocas luego de padecer un virus que lo dejó en cama, reapareció en la Casa de Nariño y arremetió en contra de los fondos privados de pensión al advertir que lo que actualmente se aplica es un sistema de ahorro forzoso.

De la misma manera, el mandatario colombiano, en el evento de posesión de Jaime Dussán como nuevo presidente de Colpensiones, fue directo en señalar que durante años se han dicho “mentiras” sobre el sistema pensional de Colombia.

“El Estado debe poner del presupuesto para que pueda haber algún tipo de ingreso después de cumplir los tiempos para pensionarse, le toca al Estado. Y si le toca al Estado, ¿por qué no sinceramos la cosa, en vez de decir mentiras? Lo que están haciendo, señores y señoras, es un sistema de ahorro forzoso”, sostuvo Petro.

Y agregó en su declaración: “No le llamen pensionar, llámenlo sistema de ahorro forzoso por medio del cual unas instituciones financieras ganan una comisión por administrar unos recursos, que no son de ellos y son de gente que trabaja a quienes les han sacado una parte de su salario y a los empresarios otra de manera forzosa por medio de una ley”.

“Y han jugado con esa plata, bien o mal, pero no se llama un sistema pensional, eso no da pensión, le devuelven el ahorro a la gente después pero menos cuando uno abrió una cuenta de ahorro, porque cuando una abría una cuenta quitaba parte de los recursos”, anotó Petro.

También señaló en su tesis sobre la próxima reforma pensional que radicará su Gobierno en 2023: “Aquí no es voluntario, aquí no se puede retirar en una cuenta diferente, si el propietario de la cuenta quiere (que) el 100 % de lo ahí ahorrado pase a su bolsillo, no puede, tiene que hacerlo con cuotas pactadas por el banco”.

Recientemente, el presidente de la República, Gustavo Petro, prometió que la reforma pensional en Colombia no será impuesta por ley y ordenó, a su vez, que se inicie un proceso de diálogo y concertación en todo el país previo a su radicación en el Congreso de la República el próximo año.

El mandatario colombiano insistió en que el proyecto que tiene su Gobierno es entregarles pensión a los más de tres millones de adultos mayores que no cuentan con ese recurso, por medio de una estrategia de “justicia social” que denominó el jefe de Estado.

“El objetivo de nuestra reforma de pensiones comienza con el proceso de concertación, porque no queremos leyes impuestas; proceso que empieza ahora y termina en el mes de febrero de 2023, en donde toda la sociedad colombiana está convocada a aportar en el proceso de concertación”, dijo en su oportunidad Gustavo Petro.

Y reveló más detalles del revolcón que prepara su Gobierno sobre las pensiones: “Queremos liberar 18 billones de pesos del presupuesto general de la nación anual, que hoy se gastan subsidiando el pago de pensiones hacia tener más capacidad para reducir la deuda en los dos primeros años, nueve billones de ellos, y a partir del tercer año para lograr un sistema pensional que sea del 100 % de cobertura”.

“Queremos lograr que los tres millones de viejos y viejas que hoy no tienen para un plato de sopa en toda Colombia puedan tener al menos medio salario mínimo de pensión individual, todos aquellos campesinos que hicieron la riqueza nacional cultivando café en el siglo XX también tengan su pensión”, anotó Petro.

No obstante, el Gobierno del presidente de la República tiene otro reto por sacar adelante y se trata de la reforma pensional. Y ya comenzó a dar las primeras luces de cómo sería dicha reforma.

Según cifras de Asofondos, la asociación que agrupa a los cuatro fondos privados de pensiones en Colombia (Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia), seis millones de adultos mayores deberían estar gozando de su pensión en Colombia, pero ni la mitad de esta población alcanza a recibirla, solo 2,2 millones reciben su mesada.