Home

Política

Artículo

Ministra de Salud y Protección Social, Carolina Corcho Mejía.
La ministra de Salud, Carolina Corcho. - Foto: Ministerio de Salud y Protección Social

política

MinSalud, Carolina Corcho, revela que la reforma está lista y trabaja en la exposición de motivos con MinHacienda y Planeación

En los retiros espirituales del Pacto Histórico, la ministra anticipó que la SuperSalud revelará serios hallazgos sobre algunas EPS ‘fantasmas’ que se apropiaron de millonarios recursos del Estado. SEMANA conoció sus declaraciones internas.

Este martes 24 de enero, el Pacto Histórico inició sus retiros espirituales en los que el Gobierno presentó oficialmente a las bancadas de Senado y Cámara del petrismo las reformas que llegarán al legislativo en las próximas semanas. Aunque la ministra de Salud, Carolina Corcho, estuvo presente e intervino durante una hora, no socializó oficialmente el contenido final del proyecto.

Era el documento más esperado de la jornada, pero no fue entregado a las bancadas. Así lo manifestaron a SEMANA varios congresistas de la izquierda, y además así está probado en la intervención de la funcionaria que tiene en su poder esta revista. Lo que hizo fue socializar algunas pinceladas, pero no abordó la posible eliminación de las Empresas Prestadoras de Salud (EPS), el contenido más sensible del proyecto de ley.

De entrada, Corcho aseguró que la reforma a la salud ha tenido dos debates de control político sin ser radicada en el Congreso. “No conozco en la historia del país que un ministro haya sido citado al Congreso a un debate de control político por una reforma que no ha sido radicada”, dijo.

Humberto de la Calle y Carolina Corcho
El senador Humberto de la Calle dijo que el debate de la reforma a la salud debe darse, pero con la verdad. - Foto: SEMANA y Ministerio de Salud

Corcho reveló que el articulado de la reforma a la salud “está en manos del presidente Gustavo Petro”. Actualmente, según ella, “nos encontramos en la fase estructural, una exposición de motivos, en términos de los escenarios económicos y financieros con el Ministerio de Hacienda y la Dirección de Planeación Nacional”.

Es decir, la reforma a la salud transita por una de las etapas más cruciales, la revisión de la viabilidad financiera y económica del ministro Ocampo, uno de los funcionarios que, según conoció SEMANA, quiere examinar con lupa el contenido y el impacto de la iniciativa.

Aunque Ocampo y Corcho trabajan en la exposición de motivos de la reforma, según la minSalud, la funcionaria dijo en los retiros espirituales del Pacto Histórico que lo ideal es presentar la iniciativa en las sesiones extraordinarias del Congreso, es decir, después de la primera semana de febrero.

“Hemos dicho que esta reforma debe presentarse en las extraordinarias porque las comisiones séptimas van a tener mucho trabajo este semestre. Habrá tres reformas en marzo de esta magnitud. La de salud debería presentarse en las extraordinarias para ganar tiempo”, manifestó.

Reunión Pacto Histórico Paipa, Boyacá.
Reunión del Pacto Histórico en Paipa, Boyacá, donde habló la ministra de Salud, Carolina Corcho. - Foto: Prensa Min. Interior

La reforma a la salud no ha sido radicada y ni siquiera está lista en su totalidad y la ministra Corcho, extrañamente, afirmó que se han hecho seminarios, precumbres, audiencias públicas. “Se han hecho cinco audiencias públicas en el Congreso de esta reforma en el pasado semestre”, anotó.

La ministra también explicó por qué en medio de una entrevista entregó una cifra errada de las deudas de las EPS, un tema que le costó las críticas de varios congresistas, entre ellos, del senador Humberto de la Calle. “La Superintendencia de Salud, inicialmente, sacaba una cifra de 49,1 billones que yo cité en una entrevista porque era una cifra oficial. Luego verificamos porque nos pareció muy raro que Cafesalud tuviera una deuda de 25 y nos dimos cuenta de que había un error de mandos medios de la Superintendencia”, afirmó.

Gustavo Petro, Carolina Corcho, Alejandro Gaviria y José Antonio Ocampo
Carolina Corcho tiene claro que no tiene el respaldo de todo el gabinete en su reforma a la salud. - Foto: SEMANA y Archivo particular

De otro lado, al hablar de las deudas de las EPS actuales que, según ella, es de 16 billones de pesos, anticipó “que aparecen EPS que recibían los recursos públicos, pero que no reposan en la Superintendencia certificados de que tuvieran contratación con prestadores de servicios, clínicas y hospitales. Eran de papel. Lo que les estoy diciendo es que acá hay un capítulo muy opaco de una política social del Estado donde se perdió el control de millonarios recursos hasta el día de hoy”.

En su intervención, Corcho habló de algunos capítulos que contendrá la reforma, entre ellos, la exposición de motivos, determinantes sociales de la salud, la prestación de servicios y dignificación laboral. Lo mismo que gobernanza, rectoría y organización de sistema, fuentes, usos y gestión de recursos financieros; prestación de servicios de salud, entre otras.

“Vamos a cambiar el nombre de las Empresas Sociales del Estado (ESE). No son empresas. Son instituciones de salud que tienen que prestar un servicio de salud en Guainía vendan o no vendan servicios. No deberían vender servicios porque no hay un mercado de la salud en la mitad de este país”, anticipó la funcionaria.

Carolina Corcho también anunció que habrá una modificación en la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (Adres).

“Ese fondo lo vamos a descentralizar, tendrá una oficina por cada departamento. Ese fondo hay que modificarlo en una junta directiva tripartita: empresarios, trabajadores y el Gobierno. Esa junta directiva se encargará del nombramiento de los 32 funcionarios de libre nombramiento y remoción que serán elegidos por meritocracia. (...) Ese Adres es quien hará el convenio con la red de prestación de servicios públicos y privados en el territorio y será el pagador único con un sistema de información pública y transparente”, detalló.

Al finalizar sus palabras, los congresistas del Pacto Histórico le pidieron a la ministra que les regalara algunos de sus apuntes sobre la reforma a la salud, pero ella se negó a hacerlo.