política

Partidos destapan sus cartas: así se agita la baraja por el Consejo Nacional Electoral

El nuevo CNE tendrá entre sus tareas revisar el proceso preliminar que se abrió por el llamado caso de los petrovideos.


El Congreso viene cocinando a fuego lento un duro pulso que estallará en los próximo días, justo después de la elección de contralor: la escogencia de los nueve magistrados del Consejo Nacional Electoral (CNE), proceso que se hará a finales de agosto.

El pulso que se avecina será candente en el Congreso, pues un magistrado de este organismo electoral tiene el poder de influir en temas claves, como la validez de una candidatura demandada o la apertura o archivo de investigaciones relacionadas con faltas electorales.

Por ley, se determinó que los nueve magistrados que conforman este organismo son postulados por los partidos políticos: entre más grande es la bancada de cada partido más magistrados podrán elegir.

Y las fuerzas políticas ya empezaron a destapar sus cartas. Cambio Radical definió, por unanimidad, que su candidato será el exrepresentante César Lorduy, reconocido por su rigor jurídico.

El excongresista, muy cercano a la casa Char, recibió también el respaldo del exvicepresidente Germán Vargas Lleras.

Uno de los partidos que llega más favorecido a esta elección es el liberal, que por el tamaño de su bancada, en alianza con otros partidos, puede poner al menos dos magistrados más.

Los liberales han movido las hojas de vida del exrepresentante Harry González, el secretario privado de la Registraduría Benjamín Ortiz, y el el secretario de la Defensoría del Pueblo Altus Baquero. Está pendiente una reunión de bancada para decantar el tema, pero la colectividad espera elegir al menos dos de sus tres candidatos.

En la U, que tiene los votos para elegir un magistrado, la más opcionada es la exsenadora Martiza Martínez, mientras que los conservadores analizan el nombre de la excongresista Esperanza Andrade. Estas dos mujeres arrancan con ventaja en la elección por la intención del Legislativo de buscar paridad de género.

Para hacerse más fuertes, la U, Cambio Radical, los liberales, los conservadores, el Centro Democrático y los cristianos acordaron presentar una plancha conjunta con la que alcanzarían a poner cinco magistrados, es decir, tendrían una mínima mayoría.

Mientras tanto, el bloque de centro izquierda, liderado por el Pacto Histórico y los verdes, tendrían los votos para poner a los cuatro magistrados restantes. Sin embargo, dependiendo de las decisiones que tome el gobierno en materia de representación o las movidas que haga el petrismo, el mapa se podría recomponer.

En esta elección, el nuevo gobierno también tendrá un especial interés. No se puede olvidar que el CNE tiene actualmente en sus manos una indagación preliminar en contra de integrantes del Pacto Histórico por los ‘petrovideos’. La decisión se tomó por una denuncia que presentó Pablo Bustos, presidente de la Red de Veedurías de Colombia, en la que pidió investigar a fondo el contenido de dichos videos que fueron revelados en su totalidad por SEMANA.

Una decisión en contra emitida por este organismo electoral podría poner a dar explicaciones no solo al Pacto Histórico, sino incluso al presidente electo Gustavo Petro.

Uno de los que tendrá que entrar a interceder, tras bambalinas, para que el Legislativo nombre magistrados cercano al Ejecutivo es el nuevo ministro del Interior, Alfonso Prada, quien también tendrá el reto de recomponer las fracturas que se han generado en la coalición de gobierno.