Tendencias

Home

Política

Artículo

De izq. a der. el registrador Nacional, Alexánder Vega; la presidenta del Consejo Electoral, Fabiola Márquez, y el presidente del Consejo de Estado, Carlos Enrique Moreno.
De izq. a der. el registrador Nacional, Alexánder Vega; la presidenta del Consejo Electoral, Fabiola Márquez, y el presidente del Consejo de Estado, Carlos Enrique Moreno. - Foto: SEMANA Y CNE

congreso

Atención: registrador y presidentes de consejos de Estado y Electoral, invitados al Congreso para que defiendan permanencia de sus entes

Altos servidores estarían este martes 4 de octubre en la Comisión Primera del Senado, en la que se debate un proyecto de reforma constitucional para modificar esas instituciones.

El registrador nacional, Alexander Vega; el presidente del Consejo de Estado, Carlos Enrique Moreno, y la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Fabiola Márquez Grisales, estarían este martes 4 de octubre en el Congreso para explicar las razones por las cuales se oponen al remezón institucional que afectaría a sus respectivos entes.

La presencia de estos tres altos servidores se daría en medio del trámite del proyecto de acto legislativo que busca eliminar el Consejo Electoral y crear la llamada Corte Electoral, la cual sería la misma Sección Quinta del Consejo de Estado, que se ocupa también de algunos temas de carácter electoral.

Vega, Moreno y Márquez fueron invitados a la Comisión Primera del Senado, en la que se tramita el primero de ocho debates reglamentarios que tendría que atravesar el proyecto de enmienda constitucional, el cual es impulsado por los senadores de la coalición Centro Esperanza-Alianza Verde Humberto de la Calle y Ariel Ávila.

Humberto de la Calle y Ariel Ávila piden que se cite el proyecto para eliminar el CNE.
Humberto de la Calle y Ariel Ávila, senadores que están proponiendo la eliminación del Consejo Electoral. - Foto: SEMANA

Aunque en un primer borrador que fue analizado por el gobierno del presidente Gustavo Petro estaba la misma propuesta, en la reforma política que el Ejecutivo radicó en el Congreso la idea fue desechada. El ministro del Interior, Alfonso Prada, fue el primero en comentar que tenían conceptos desfavorables de órganos como el Consejo de Estado hacia este cambio en la estructura de la organización electoral.

La semana pasada se conocieron algunos comentarios de esa alta corte que fueron respaldados por la Registraduría Nacional, la cual se vería afectada de cierta manera con esta propuesta, ya que, según el proyecto, perdería parte de la autonomía que maneja hoy en día.

Entre las observaciones del Consejo de Estado está la “ausencia de análisis del impacto fiscal” que tendría la implementación de una jurisdicción electoral como la que se está planteando con la creación de una Corte Electoral.

Adicionalmente, el documento del Alto Tribunal indica que este paso “dificulta la delimitación de las funciones o atribuciones entre esta y los órganos de cierre ya existentes”.

“La elección de los miembros de la Corte Electoral por el Congreso de la República atenta contra la autonomía de la pretendida Jurisdicción Electoral, aspecto que se contradice con el sistema de pesos y contrapesos, previsto en la Constitución Política de 1991″, reza la crítica del Consejo de Estado.

Adicionalmente, se dice que “se crea una Corte Electoral con una excesiva concentración de poder y funciones” y que “ello generaría problemas en el funcionamiento de la democracia y, además, un déficit institucional para resolver todas las atribuciones constitucionales”.

“Se concentran todas las competencias asignadas a la Registraduría Nacional del Estado Civil, al Consejo Nacional Electoral y a la Jurisdicción de lo Contencioso - Administrativo, lo que aminora las garantías a los candidatos, los elegidos y los electores, y sacrifica la verdad electoral”, sostiene el Consejo de Estado que, de paso, advierte que al proyecto de acto legislativo le falta “técnica” en su “estructuración”.

La Registraduría Nacional, por su lado, manifestó que acompaña el documento el Consejo de Estado y agregó que “la exposición de motivos de esta reforma constitucional se limita a señalar que la Registraduría Nacional del Estado Civil concentra mucho poder, sin describir o explicar de qué se trata esa supuesta acumulación de poder”.

“La creación de nuevas autoridades, transfiriendo competencias de unas organizaciones consolidadas que cumplen sus funciones constitucionales, significan cambios trascendentales en las reglas ciertas que gobiernan los certámenes democráticos. Teniendo en cuenta que el calendario electoral de las elecciones de autoridades locales a celebrarse en 2023 inicia en octubre de este año, cualquier cambio estructural afecta su expedición e impiden su desarrollo”, reza la crítica de la Registraduría.

El Consejo Electoral, por su parte, manifestó la semana pasada: “Los diagnósticos que se han hecho sobre los problemas que aquejan al sistema electoral no solo tienen que ver con la existencia del Consejo Nacional Electoral y la forma de elegir a sus miembros, sino que obedecen a los que disponen las normas derivadas de la Constitución que regulan su funcionamiento”

Fuentes de la organización electoral le dijeron a SEMANA que entre algunos sectores del tribunal electoral habría molestia, ya que creen que la posición de este tribunal debería ser más contundente, tomando en cuenta que se trata de que eliminen un ente que acaba de elegir a sus nueve magistrados por los próximos cuatro años.

Noticias relacionadas