Tendencias

Home

Política

Artículo

Gremio taxistas en la Casa de Nariño
Gremio de taxistas en la Casa de Nariño. - Foto: Semana

política

“Sea serio, la reunión no sirvió para nada”: taxistas, molestos tras cara a cara con el presidente Petro; algunos hablaron de convocar un paro

El gremio de taxistas terminó en una profunda división luego de la reunión.

Un grupo de taxistas salió molesto tras la reunión que sostuvo el gremio con el presidente de la República, Gustavo Petro, en la que se pretendía abordar temas como el bloqueo a las plataformas tecnológicas que están prestando el servicio de transporte individual y la cobertura de salud y pensión.

Uno de los representantes del gremio de taxistas de Norte de Santander, Juan Carlos Bastos, no ocultó la molestia al momento de hablar sobre los detalles del encuentro con el mandatario colombiano en la Casa de Nariño, y pidió que el presidente Petro “sea serio”, al recordarle que tuvo más de ocho días para revisar las peticiones.

De la misma manera indicó que la reunión con el jefe de Estado “no sirvió para nada”, y advirtió que desde el Gobierno nacional no se llegó a una decisión sobre las plataformas tecnológicas, un hecho que, insistió, ha golpeado la economía del gremio.

Reunión presidente Gustavo Petro con taxistas
Reunión presidente Gustavo Petro con taxistas - Foto: Presidencia

“Para mí como representante del gremio de taxistas de Norte de Santander, esta reunión no sirvió absolutamente para nada. Él tuvo ocho días (presidente Petro) con el pliego de peticiones en la mano y el presidente no nos dio una razón concreta”, sostuvo Bastos.

Y agregó visiblemente molesto: “Aquí era para que nos diera una razón concreta, que sea un presidente serio y nosotros como gremio tenemos que evaluar en una reunión qué vamos a hacer, en una asamblea permanente, si nos vamos o no a paro”.

La violencia contra los taxistas no da tregua en el Valle de Aburrá. La última víctima fue Blanca Inés Giraldo de 52 años quién fue asesinada con arma blanca el pasado miércoles
Gremio de taxistas. - Foto: Damas Amarillas de Medellín

Otro de los conductores manifestó: “Se debe ejercer un control sobre el transporte ilegal que tiene acabado el gremio no solamente los propietarios, sino a los conductores. Nuestros ingresos se han reducido hasta en un 60 %”.

Otros taxistas revelaron que el presidente Petro convocó a varias mesas técnicas para desarrollar las peticiones de los conductores, las cuales rondan en torno al bloqueo de las plataformas tecnológicas, cobertura salud y pensión, además de la transición hacia energías sostenibles.

Taxistas contra otras plataformas

Cabe señalar que hace varios días se llevó a cabo el debate entre el líder de los taxistas Hugo Ospina y el representante de los motociclistas, Miguel Forero, con el periodista Juan Diego Alvira; en él se abordaron los diferentes puntos de vista de ambos gremios sobre el incremento en el precio de la gasolina, el Soat y la legalización de las plataformas de transporte como Picap, que brinda el servicio de mototaxi en Bogotá.

Aunque el encuentro entre ambas partes intentaba abordar diferentes temas, la discusión estuvo enfocada, en su mayoría, a la oferta de este tipo de servicios y a los vicios de ilegalidad que rodean a quienes las usan como método de empleo.

En una de las intervenciones de Miguel Forero, le aclaró al taxista que en una ciudad como Bogotá, desde su punto de vista, “hay trabajo para todos”, argumentando que el inconformismo que ha expresado el líder de los ‘amarillos’ frente a plataformas como Picap radican en su preocupación de quedarse sin clientes en las calles de la ciudad.

“¿Qué es lo que le digo al señor Hugo Ospina? Nuestra intención no es atacar al gremio de taxistas, y creo que aquí hay trabajo para todo el mundo. Hay que hablar de una realidad, el tema de legalización de aplicaciones”, señalo en su momento Forero.

De inmediato, su contradictor intervino y aseguró que si bien no tiene nada contra quienes trabajan con su motocicleta en temas de encomiendas o entregas de domicilios, sí está en contra de quienes prestan el servicio de transporte de pasajeros en esos vehículos, algo que según la ley es ilegal.

“Yo no tengo nada contra los moteros, todo lo contrario, mi familia tiene motos. Lo que hay que diferenciar es qué tipo de servicio prestan las motos. Lo que es el mensajero y el que entrega domicilios, yo no tengo nada contra él, porque es que eso está establecido en la norma; el problema que tenemos hoy con las motos es que tenemos ya casi más de 250.000 motos prestando servicio de mototaxi, las que funcionan como Picap”, concluyó Ospina.