seguridad informática

Así se comprueba si se está siendo espiado por la pareja a través del celular

No se debe normalizar este tipo de prácticas aunque la persona implicada sea la propia pareja sentimental.


La confianza de pareja es un factor clave que para los expertos debe predominar en una relación amorosa. A pocos días de que se celebre el amor, con el día de San Valentín, muchas parejas suelen comprobarse su fidelidad mostrando sus celulares. Sin embargo, para algunos esto no debería pasar.

Sea cual sea el caso, varias personas desean espiar los teléfonos de sus medias naranjas y, en ocasiones, esto puede considerarse acoso y violación de la privacidad, según profesionales en Derecho.

Teniendo en cuenta información suministrada de una investigación llamada Acoso digital en las relaciones, realizada por la compañía internacional dedicada a la seguridad informática Kaspersky, una encuesta reveló que más del 50 % de los colombianos manifestó sentirse intranquilo si su pareja llegase a revisar su teléfono celular.

Por un lado, la gran mayoría de los participantes comentaron que no estaba de acuerdo con que otra persona espíe la información del aparato móvil, pero para otros sí es necesario y justificable.

Así mismo, otras de las cifras compartidas es que más del 60 % de las personas encuestadas revisaría el celular de su pareja si tiene alguna sospecha de engaño, el 12 % ha tenido que considerar la posibilidad de instalar una app de monitoreo —solicitada por su pareja— y más del 25 % expresó que ha sido víctima de violación de la privacidad.

Llamadas a celulares y teléfonos fijos
Llamadas a celulares y teléfonos fijos - Foto: Getty Images

¿Cómo comprobar si un celular está siendo espiado?

El celular ha sido considerado un aparato múltiple, un teléfono inteligente que permite realizar varias acciones al tiempo, como jugar y, a su vez, estar en una llamada. No todos los celulares tienen el mismo almacenamiento y funciones de acceso, pero la estructura básica de la mayoría se parece. En ese sentido, una persona puede comprobar si está siendo espiada por un tercero de la siguiente forma:

  • Hacer un rastreo en el que se revisa si las aplicaciones instaladas del teléfono móvil tienen otro nombre o han sido modificadas para pasar como desapercibidas. Para ello, se ingresa a la opción de Almacenamiento, después a Aplicaciones y se debe revisar una por una.
  • Otra opción es analizar la configuración de la opción que tienen los celulares con sistema operativo Android llamada Fuentes desconocidas. Si esta opción se encuentra activada en el dispositivo, podría ser el indicio de que está siendo espiado; la persona pudo haber instalado un software no deseado de un tercero.
  • También es necesario revisar el historial de navegación, cuando una persona descarga un stalkerware —virus acosador— debe ingresar a páginas web desconocidas, pues en las tiendas oficiales de aplicaciones no hay este tipo de rastreadores.
  • Para evitar ser espiado, lo más recomendable es instalar una aplicación de seguridad en el celular.

Si al revisar el dispositivo la persona nota que efectivamente está siendo espiada, debe seguir una dupla de recomendaciones para evitar ser atrapada:

  • Se aconseja no eliminar el stalkerware de forma inmediata, ya que la persona que anteriormente lo instaló será notificada. Además, esta acción podría borrar toda la evidencia que daría sustento a un denuncia formal, si se tiene la intención de pasar el caso a instancias legales.
  • Si piensa que la privacidad fue invadida hasta el punto en el que se sintió engañado, las personas pueden contactar a las autoridades y expresar que fueron víctimas de violencia doméstica.
Biometría, Ciencias forenses, Seguridad de red, Asistencia sanitaria y medicina, Gráfica por computadora
Si piensa que la privacidad fue invadida hasta el punto en el que se sintió engañado, las personas pueden contactar a las autoridades y expresar que fueron víctimas de violencia doméstica. - Foto: Getty Images

Una violación de la seguridad de los datos se produce cuando la información de la que una persona es responsable sufre un incidente de seguridad y da lugar a la manipulación de su confidencialidad, disponibilidad o integridad de los datos.

Para las autoridades y expertos en seguridad, no se debe normalizar este tipo de prácticas aunque la persona implicada sea la propia pareja sentimental.