ciencia

Fotos | Con bar y wifi, así luce la nueva cápsula espacial para ver la Tierra

El turismo espacial sigue cobrando fuerza en todo el mundo.


Admirar la curvatura de la Tierra mientras se toma tranquilamente una copa de champán es la promesa de la empresa estadounidense Space Perspective, que reveló este martes -12 de diceimbre- cómo sería el interior de su cápsula, suspendida sobre la atmósfera gracias a un globo gigante.

En un momento en que se multiplican las misiones de turismo espacial, la empresa se propone entrar en la competencia en 2024. Ya ha vendido más de 600 billetes.

Grandes ventanales de 1,5 metros de alto, confortables asientos acolchados, tonos violetas e iluminación tenue. El ambiente representado en las ilustraciones presentadas por la compañía contrasta con el de otras cápsulas espaciales, a menudo blancas y asépticas. Otras características de esta nueva nave, bautizada como Neptuno: un bar, wifi para transmitir video en vivo y una vista espectacular incluso desde los baños.

Así luce por fuera la cápsula Neptuno de la compañía Space Perspective para seguir haciendo crecer la industria del turismo espacial
Así luce por fuera la cápsula Neptuno de la compañía Space Perspective para seguir haciendo crecer la industria del turismo espacial - Foto: AFP / Space Perspective

El viaje, a un precio de 125.000 dólares por persona, está pensado para llevar ocho pasajeros (además del piloto) hasta 30 km de altitud. Aunque a esta distancia de la Tierra aun no hay ingravidez, y es mucho menos de adonde llegan otras compañías espaciales (80 km Virgin Galactic, 100 km Blue Origin), es bastante más alto que los aviones comerciales (unos 10 km) y “por encima del 99 % de la atmósfera”, señala Jane Poynter, la cofundadora de la firma.

Pero sobre todo -y esto es una gran diferencia con los competidores- esta experiencia no exige entrenamiento previo ni estar preparado para soportar una importante fuerza G de aceleración, porque el vehículo se desplazará a 20 km/h. “Queríamos encontrar una manera de cambiar realmente la visión de la gente sobre los viajes espaciales”, dijo Poynter. “Lo que nos permiten hacer los globos es llevar a la gente al espacio de una manera suave y cómoda”.

Los cinturones de seguridad solo deben abrocharse durante los primeros y últimos 15 minutos. El globo, inflado con hidrógeno y del tamaño de un estadio de fútbol, despegará de Florida. Se elevará durante dos horas, permanecerá el mismo tiempo en su punto máximo y luego comenzará un descenso de dos horas también hasta el mar. Al posarse, la cápsula será recogida por un barco.

La compañía reivindica que el viaje no genera emisiones de gases de efecto invernadero, una de las principales críticas al sector del turismo espacial. Space Perspective planea 25 vuelos durante el primer año, todos ya reservados en su totalidad. Después buscarán aumentar la frecuencia y ampliar sus operaciones a otras partes del mundo.

“Hay tanta demanda que el mercado solo estará limitado por la capacidad de la industria para satisfacer esa demanda en los años venideros”, dice Poynter. La empresa cuenta con más de 50 empleados y espera superar los 100 a finales de año.

Hace unos días la compañía Blue Origin llevó a cabo con éxito su cuarto vuelo espacial tripulado, un viaje de placer de diez minutos más allá de la atmósfera del planeta. El cohete suborbital New Shepard despegó de la base Launch Site One de la compañía en el oeste de Texas con seis personas a bordo. El equipo incluía a Gary Lai, arquitecto jefe del programa New Shepard, y cinco clientes que abonaron por el viaje una suma no revelada.

Con información de AFP