mundo

Samsung dejará de enviar tecnología a Rusia por cuenta del conflicto con Ucrania

El gigante de la tecnología asiático envió un comunicado oficial para validar su posición ante la guerra.


Samsung Electronics suspendió sus envíos a Rusia debido a los actuales “desarrollos geopolíticos”, informó la compañía este sábado 5 de marzo, a medida que otras grandes empresas como Apple rompen lazos con Moscú por la invasión a Ucrania.

El gigante surcoreano de tecnología es el mayor fabricante de semiconductores y líder en ventas de teléfonos inteligentes en Rusia.

“Debido a los actuales desarrollos geopolíticos, los envíos a Rusia han sido suspendidos”, informó Samsung en un comunicado. “Continuamos monitoreando activamente esta compleja situación para determinar nuestros siguientes pasos”, agregó.

La decisión llega cuando gobiernos de Occidente, organizaciones deportivas y grandes compañías aíslan a Rusia e imponen sanciones en el marco de la condena internacional por la invasión a Ucrania.

Samsung controla un poco más del 30 % del mercado de los teléfonos inteligentes en Rusia, según Bloomberg News, lo que representa el 4 % del total de las ganancias en ese rubro para el gigante surcoreano.

Las ventas de semiconductores en Rusia, en cambio, representan menos del 0,1 % de ganancias de Samsung Electronics, de acuerdo con un reporte de Hana Financial Investment.

Corea del Sur, un aliado clave para Estados Unidos, anunció esta semana que bloquearía las transacciones financieras con los bancos rusos más importantes y sus subsidiarias que fueran objeto de sanciones estadounidenses. Samsung informó además de una donación de seis millones de dólares para “apoyar activamente los esfuerzos humanitarios” y a los refugiados en la región.

Ikea, otra gran empresa que deja Rusia

El gigante sueco de la venta de muebles Ikea anunció la suspensión de sus actividades en Rusia y Bielorrusia por la invasión rusa de Ucrania, lo que afecta a unos 15.000 empleados, 17 tiendas y tres fábricas de producción.

“La guerra tiene un impacto humano enorme y se traduce también en graves perturbaciones de la cadena de producción y comercio, razones por las cuales las compañías del grupo decidieron suspender de manera temporal las actividades de Ikea en Rusia”, indicó el grupo en un comunicado enviado a medios de comunicación.

Este anuncio tiene impacto sobre todo en Rusia, donde el grupo sueco llegó en el año 2000 y es una de las principales empresas occidentales por número de trabajadores. En Bielorrusia, al contrario, no tiene tiendas y solo trabaja con algunos proveedores.

“La devastadora guerra en Ucrania es una tragedia humana. Nuestra más profunda empatía y preocupación está con los millones de personas afectadas”, destaca el grupo Ikea, dividido en varios consorcios.

“Esta decisión tendrá un impacto directo para cerca de 15.000 trabajadores, pero las empresas del grupo aseguran los puestos de trabajo y los ingresos, proporcionando apoyo para ellos y sus familias”, explica la mayor empresa del sector.

El consorcio Ingka, que controla la mayoría de las tiendas de Ikea en el mundo y tiene en Rusia 12.000 empleados, es el más afectado. Ikea, por su parte, les da empleo a unos 2.500 trabajadores, la mayoría en la producción, y tres fábricas en Rusia, orientados sobre todo al mercado local.

Con información de la AFP.

Por ser una noticia de interés mundial, todo el contenido sobre el conflicto entre Rusia y Ucrania será de libre acceso para nuestros lectores en todas las plataformas digitales de SEMANA.