Tendencias
Madrugar
El cerebro puede tardar tiempo para activarse completamente después de levantarse. - Foto: Getty Images

salud

Cerebro: este es el tiempo que toma en activarse cuando se despierta

Las personas recién levantadas no están a plena capacidad mental ni física.

Activarse en la mañana después de levantarse puede ser más fácil para unas personas que para otras. Son diferentes los ritmos en los cuales se comporta el cerebro y es posible que algunos individuos requieran más tiempo para sentirse en plena capacidad para desarrollar diversas actividades.

El tiempo para activarse puede verse afectado por la llamada “inercia del sueño”, que es aquella que les provoca a las personas la sensación de estar medio dormidas, incluso si ya se han dado una ducha o han salido de la casa.

Es posible, por ejemplo, que algunos se sientan cansados al levantarse, pese a haber dormido las horas recomendadas por los especialistas. Esto puede llevar a que la mente no tenga claridad y el cuerpo se comporte de manera inesperada dado el posible agotamiento.

Aunque esto pueda parecer extraño, lo cierto es que está lejos de serlo, pues la “inercia del sueño” ha sido catalogada por los científicos como un estado temporal de reducción de la capacidad cognitiva y del estado de alerta.

El tiempo que dure este estado puede variar dependiendo de la persona. Algunas pueden superarlo en 15 minutos y otras, pueden tardar una hora, e incluso más, según información del portal Mejor con Salud. “Se cree que la duración se relaciona con la fase del sueño que se ha interrumpido”, precisa la citada fuente.

No obstante, un estudio desarrollado por investigadores de la Universidad de California concluye el que cerebro necesita, en promedio, 30 minutos para comenzar a funcionar de manera plena, lapso que difícilmente puede acortarse.

Los científicos analizaron el comportamiento de 34 participantes que se enfrentaron a resolver un problema matemático en el momento mismo en el que se levantaron. Los voluntarios tardaron 25 minutos en encontrar solución a lo planteado.

De acuerdo con el mencionado análisis, no hay nada que ayude a activar el cerebro en menos tiempo. Ni tomarse un café, ni bañarse con agua fría, puede acelerar ese proceso, según los investigadores, pues es el propio ritmo del cuerpo el que marca los tiempos que se necesitan y puede haber gran diferencia entre las personas.

Así las cosas, no es tan fácil poner a plena marcha el cerebro en la mañana al levantarse tan rápido como se quisiera. Sin embargo, existen algunos trucos que pueden ayudar a que el tiempo que requieren las personas para activarse no se extienda mucho.

¿Cómo activarlo?

Tomar café es recomendable. La cafeína que contiene esta bebida ayuda a despertar la atención, ya que fomenta la activación de las neuronas en el cerebro. No es necesario tomar más de dos tazas, pues hay estudios que han demostrado que beber más no agrega claridad mental y sí puede alterar el sistema nervioso.

Otra de las formas de activarse en la mañana es dándose una ducha fría. Algunos estudios señalan que bañarse con agua a temperatura baja por la mañana ayuda a que las personas sean más productivas durante el día y se mantengan activas y despiertas tanto física como cerebralmente.

Por otro lado, un artículo publicado por CNN, en español, indica que levantar las persianas o abrir las cortinas y ver la luz puede llenar de energía no solo el cuerpo sino la mente.

“Un estudio expuso a los participantes a luces brillantes después de despertarse y descubrió que aumentaba los niveles de cortisol. El cortisol es una hormona esteroide, una especie de sistema de alarma interna. Para responder al estrés, el cortisol aumenta la glucosa en el torrente sanguíneo y aumenta el uso que el cerebro hace de esos azúcares”, precisa la publicación.

Otras recomendaciones son caminar al aire libre y consumir proteínas que elevan los niveles de energía en el cuerpo, lo que ayuda a que el cerebro también se active para el desarrollo pleno de las actividades diarias.