salud

Comer plátano en exceso: ¿cuáles son sus efectos secundarios?

Este alimento es rico en vitaminas A, B2, B6, C y riboflavina.


El plátano es una de las frutas más apetecidas gracias a su sabor y a los aportes que brinda a la salud. Es un alimento que le otorga al cuerpo minerales, proteínas, vitaminas y carbohidratos.

Destaca por beneficios para el organismo como suministrar energía, aumentar la sensación de saciedad y ayudar en los procesos digestivos. “Es una fruta muy versátil que puede ser consumida madura o verde y sus propiedades varían entre una y otra, principalmente a nivel digestivo; también puede ingerirse cruda o cocida y utilizarse en la preparación de platos tanto dulces como salados”, precisa el portal de bienestar y salud Tua Saúde.

Un artículo publicado en el diario La Vanguardia, de España, indica que este alimento es rico en vitaminas A, B2, B6, C y riboflavina.

De igual forma, el plátano maduro contiene azúcares simples como glucosa, dextrosa y sacarosa, que se transforman en energía tan pronto se consume. Es por esta razón, que se le atribuyen una serie de “propiedades revitalizantes y resulta muy recomendable en todas las edades para recuperar energía entre comidas o mientras se está realizando un gran esfuerzo físico”, precisa el portal Cuerpo Mente.

Una de las recomendaciones para su consumo, según la mencionada fuente, es que las personas no se deshagan de los hilos del plátano, pues estos filamentos son especialmente ricos en vitamina B6, calcio, antioxidantes y fibra.

Beneficios

Son diversos los beneficios y bondades que esta fruta tropical de color amarillo le otorga a la salud. Dado que es un alimento que brinda energía, puede consumirse en cualquier momento del día si de recuperar fuerzas se trata.

Las vitaminas del grupo B que contiene son favorables para la producción de energía en las células. “Un plátano mediano procura el 20 % de la vitamina B6 que se precisa al día y el 12 % del ácido fólico. Además, estas vitaminas protegen los sistemas inmunitario y nervioso”, precisa Cuerpo Mente.

También puede ser una buena opción si se quiere mejorar el humor y combatir la depresión, gracias a que contiene un aminoácido llamado triptófano, que participa en la formación de hormonas que mejoran el estado de ánimo y ayudan a relajar, precisa el portal Tua Saúde. De igual forma, contiene magnesio, un mineral que es clave para evitar que las personas entren en estados de depresión.

Como resultado de sus propiedades, el plátano puede ayudar a controlar el colesterol y mantener la salud del corazón. Este beneficio se le atribuye debido a que posee una importante cantidad de fibras que disminuyen la absorción de colesterol a nivel intestinal, y a su contenido de potasio, mineral esencial para el funcionamiento del corazón.

De otro lado, es un buen aliado del estómago, gracias a que puede ayudar a combatir el estreñimiento, mejorar el tránsito intestinal, reducir la acidez y quitar el ardor en el estómago.

Efectos secundarios

Si bien el consumo de esta fruta en sus proporciones normales puede ser muy saludable y beneficioso para el organismo, su consumo en exceso también puede ocasionar complicaciones. De acuerdo con los especialistas, una persona no debería consumir más de siete plátanos al día.

Dado que es muy rico en potasio, el consumo de esta fruta se debe realizar con moderación. El potasio es necesario para que las células funcionen apropiadamente y normalmente los riñones eliminan su exceso a través de la orina para mantener un equilibrio adecuado de este mineral en el cuerpo, explica la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Si los riñones no están funcionando bien, es posible que no sean capaces de eliminar la cantidad adecuada de potasio. Como resultado de esto, se puede acumular en la sangre y causar afecciones como arritmias, paros cardíacos y debilidad muscular.

También existen algunas contraindicaciones que se deben tener en cuenta. Por ejemplo, no se aconseja comer este alimento como postre porque puede ocasionar pesadez; en caso de sufrir una enfermedad renal o hepática, es mejor consultar con el médico para determinar la ingesta adecuada; no es recomendable para las personas que sufren de migraña y, por último, los plátanos verdes pueden ocasionar estreñimiento.