El 24 y el 25 de diciembre son los día más comunes para entregar regalos.
El 8 de diciembre se cataloga como el Día de la Inmaculada Concepción. - Foto: Getty Images

vida moderna

¿Cuándo se debe armar el árbol de Navidad para que dé buena suerte, según el Feng Shui?

Algunas personas consideran una fecha específica para armar el árbol de Navidad, como símbolo de amor, unión y esperanza.

A pesar de que la época de la Navidad es un tiempo de celebración y gozo, existen ciertas reglas de Feng Shui que son importantes para atraer la buena suerte este último mes del año, y una de ellas determina cuáles son las fechas en las que se debe colocar el árbol de Navidad en el hogar.

Según esta disciplina, la fecha en la que se arma el árbol influye en las energías positivas y en la mejor manera de distribuir las buenas vibras para que todo esté en paz para el fin de año. Por lo anterior, el portal web Panorama indica que la fecha ideal para poner el árbol de Navidad está en la segunda y tercera semana del mes de diciembre, es decir, alrededor del 8 al 15, justo antes de la celebración de las posadas, una época en la que el árbol, al ser un objeto de positividad, es un receptor de vibras en el comienzo de esta temporada.

Como tal, el árbol de Navidad para algunos significa el amor por el prójimo, la alegría por recibir regalos o el final de un año. No obstante, para la creencia católica existe una fecha específica para armar en árbol de Navidad y esta es el 8 de diciembre, que se cataloga como el Día de la Inmaculada Concepción.

Dicha celebración hace referencia a la virgen María en relación con su libre pecado desde el momento en el que empezó con la concepción de Jesucristo. Por esta razón, puede haber muchas personas que siguen esta creencia, pero esa no es la única razón o argumento para armar el árbol de Navidad específicamente en esta fecha.

Como se ha mencionado, armar el árbol de Navidad depende de cada cultura, por eso, otra explicación tiene que ver con los celtas (uno de los pueblos indoeuropeos que ocuparon la Europa occidental), se supone que consideraban armar el árbol de la Navidad -ellos utilizaban un roble y lo adornaban- en la fecha del 8 de diciembre, porque permitía exponer la llegada del invierno a su territorio.

Por un parte, los nórdicos decoraban un árbol en esta fecha como símbolo relacionado con el nacimiento del dios del sol y la fertilidad, llamado Frey. En efecto, se dice que en Argentina se adoptó esta costumbre de armar el arbolito de Navidad luego de que un irlandés decorara un pino en una plaza principal de este país.

Ahora bien, en Colombia se celebra la Navidad desde el Día de las Velitas, el 7 de diciembre; sin embargo, en la cultura de este país la celebración navideña tiene una duración de más de un mes que suele finalizar el primer festivo del mes de enero, fecha de la llegada de los reyes magos.

¿Cómo evitar que su gato dañe el árbol de Navidad?

Uno de los problemas de la decoración navideña es la llegada de objetos novedosos, luminosos y sonoros, todo esto hace que el gato tenga estímulos en su instinto de cazador. Pero no es imposible alejarlos o que se mantengan calmados. A continuación, unos consejos para cuidar la salud de tu gato en esta Navidad.

Poner el árbol lejos de otros muebles

Entre los consejos para evitar que un gato se trepe al árbol navideño está armarlo en una habitación donde el felino no pueda entrar, pero eso puede implicar que la decoración no esté en lugares abiertos como la sala y el comedor.

Una mejor solución es evitar armar el árbol cerca de otros muebles; por ejemplo, mesas, armarios, estanterías o sillones. Con esto se asegura que el gato no tenga apoyo adecuado para saltar. Para la fundación Affinity, la mejor opción es escoger una esquina del espacio y alejar las sillas o mesas que puedan estar cerca. Además, esto asegura que si el árbol se cae no cause más daños en otros muebles.

Anclar o fijar la decoración

Los objetos más grandes son los que probablemente el gato quiera revisar primero, ya sea un árbol o un papá Noel a escala. Para evitar que estos sufran daños, es recomendable anclarlos o amarrarlos a otras estructuras. Así, si el gato decide saltar sobre ellos, es menos probable que se caigan.

En el caso específico del árbol, una buena opción es usar una base pesada y que además no sea tan atractiva para el gato. Puedes usar una maceta con piedras o un bloque de concreto para que el árbol se mantenga erguido.

No uses decoración muy atractiva

Los gatos son curiosos y suelen jugar con todo aquello que haga ruidos o que ilumine, por eso es normal que se acerquen a jugar con la decoración de Navidad. Pero, para evitar que sea costumbre o que evolucione a tumbar los objetos, lo ideal es evitar tener decoraciones muy estimulantes.

En el caso de los árboles, es ideal usar sencillos, que no tengan luces en sus hojas y evitar que cables, guirnaldas u otros objetos queden colgando de sus ramas más bajas, para que no llamen la atención del felino.