Tendencias
Dolor de espalda
Evitar la dolencia en la espalda puede contribuir a la salud de la columna vertebral. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images

vida moderna

Dolor de espalda: cuatro ejercicios que ayudan a prevenirlo

El estado del cuerpo comúnmente se manifiesta por medio de diferentes síntomas, entre los más representativos se encuentra el dolor.

Tener la sensación que conduce al síntoma de dolor es uno de las patologías más generales que cualquier persona, sin importar su edad, experimenta. Por eso, algunos médicos dicen que esto es una señal para que se preste atención a la zona determinada que lo manifiesta.

Expertos de la Biblioteca Nacional de los Estados Unidos (NIH, por sus siglas en inglés), dicen que la sensación que produce el dolor no es para nada agradable y, por lo tanto, debe evitarse a como dé lugar antes de que resulte en un factor que compromete a la salud.

Hay diferentes partes del cuerpo que tienden a captar la señal nerviosa y, de manera conjunta, se siente la dolencia focalizada. Una de las más señaladas es el dolor en la espalda, el cual es indispensable de ciudad porque en esta parte se ubica la columna vertebral.

Teniendo en cuenta datos compartidos por Medlineplus, el portal web de la NIH, por lo general, la mayoría de dolores de espalda desaparecen en cuestión de minutos o algunas horas, pero de no ser así hay que consultar con médicos.

Asimismo, una de las acciones que más impacta en el umbral del dolor y lo aumenta significativamente es permanecer en la cama, según los especialistas.

El tiempo máximo para soportar un dolor de espalda es de tres días, luego de esto no hay que dudar en acercarse a una institución de salud. Además, si este es producto de una lesión, el primer paso que se debe llevar a cabo es ir a la clínica.

Dolor de espalda
El dolor de espalda también puede ser un síntoma común de otras patologías que requieren atención médica. Getty Images. - Foto: Getty Images

El Instituto Nacional de Artritis y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel, en los Estados Unidos, agrega que “el tratamiento para el dolor de espalda depende de qué lo esté causando y qué tipo de dolor se tenga. Puede incluir compresas frías o calientes, ejercicio, medicamentos, inyecciones, tratamientos complementarios y, a veces, cirugía”.

Debido a todas las anteriores consideraciones, prevenir la dolencia de la parte trasera y de soporte del cuerpo es un tema que le debería interesar a todos por diferentes razones. La más importante es evitar sufrir de afecciones en la columna vertebral, la cual aparte de ser el soporte estructural del tronco, los conocedores de la salud indican que tiene puntos de unión con músculos de la espalda y las costillas.

Artrosis / Columna
La columna es la encargada de dar soporte al cuerpo; se debe cuidar. Foto: Getty Images. - Foto: Getty Images/iStockphoto

Así las cosas, el blog ABC Bienestar da a conocer que una de las alternativas más recomendadas para prevenir dolores en la espalda es con la realización de ejercicios enfocados en el mantenimiento de esta zona.

Hay múltiples opciones, pero en esta oportunidad se comparten cuatro de los movimientos más populares:

1. Colocar el cuerpo en posición de cuadrupedia -apoyar ambas manos y rodillas en el suelo- levantar un brazo y apoyarse sobre el otro, luego repetir la acción haciendo elevaciones laterales de forma intercalada o por relevo (10 en un lado y la misma cantidad en el otro).

2. En la misma posición de cuadrupedia, con apoyo solo sobre una mano, hacer giraciones de todo el brazo hasta donde el mismo lo permita, sin tener que forzarlo.

3. Tumbarse boca arriba con las piernas flexionadas y elevadas. Después, estirar los brazos en forma vertical a la altura del pecho. Al estar en la posición, llevar los brazos por detrás de la cabeza, a la vez que estirar las piernas y bajarlas sucesivamente.

ABC Bienestar agrega que para este ejercicio no es necesario estirar las extremidades completamente, sino hasta donde el cuerpo lo permita.

4. Nuevamente boca arriba y con las piernas flexionadas, mantener los pies y brazos sobre el suelo. Luego de esto, mover los brazos repetidamente por encima de la cabeza, mientras se estiran y encogen siempre pegados a la superficie del suelo.