vida moderna

El superalimento que ayuda a reducir el colesterol y aumentar defensas

Esta hortaliza es rica en vitaminas, fibras y compuestos antioxidantes, por lo cual su consumo resulta beneficioso para la salud.


En esta temporada de lluvias es común que en el país aumenten las enfermedades respiratorias provocadas por virus y que, a su vez, el sistema inmune se debilite. Ante esta situación, expertos recomiendan fortalecer las defensas a través de una dieta balanceada, que de paso ayude a prevenir otras afecciones de salud.

Generalmente, las frutas y hortalizas son los alimentos que aportan más beneficios, en este último grupo se encuentra el apio, un vegetal rico en vitaminas y compuestos antioxidantes que evitan el daño de las células y previenen enfermedades cardíacas.

Este vegetal, al ser bajo en calorías, pero rico en fibras, aumenta la saciedad entre comidas y disminuye la retención de líquidos, por ello, los expertos aseguran que su consumo es beneficioso para personas que tienen que llevar una dieta controlada a causa del colesterol.

El apio es una hortaliza muy versátil que posee múltiples propiedades para el organismo, de acuerdo con el portal Tua Saúde, estos son algunas de ellas:

  • Ejercer acción antioxidante: es rico en flavonoides, vitamina C y otros compuestos con potente acción antioxidante, lo cual permite prevenir el surgimiento de enfermedades crónicas y cuidar de la salud del corazón.
  • Disminuir el colesterol: por contener saponinas y gracias a su contenido de antioxidantes, el apio ayuda a disminuir el colesterol “malo” LDL, evitando así su acumulación en las arterias y por consiguiente el desarrollo de aterosclerosis.
  • Disminuir la presión arterial: es rico en potasio y posee acción diurética, además de contener antioxidantes que permiten que los vasos sanguíneos se relajen, haya una mejoría de la circulación sanguínea y una disminución de la presión arterial.
  • Favorecer la pérdida de peso: podría favorecer la pérdida de peso cuando se combina con una alimentación saludable y equilibrada, ya que ayuda a disminuir la retención de líquidos, aumenta la sensación de saciedad y aporta vitaminas que son importante para el metabolismo.
  • Prevenir infecciones urinarias: ejerce propiedades diuréticas que ayudan a prevenir el surgimiento de infecciones urinarias y la formación de piedras en los riñones.
  • Controlar la diabetes: puede ayudar a disminuir el azúcar en la sangre, debido a su contenido de fibras y a su acción antioxidante, por lo que incluir este vegetal en la alimentación diaria podría ser beneficioso para las personas con prediabetes y diabetes.
  • Aumentar las defensas: por ser rico en vitamina C, vitamina A y antioxidantes, su ingesta podría ayudar a aumentar el sistema inmune y mejorar las defensas del organismo, previniendo el surgimiento de gripes y resfriados.
  • Efecto hepatoprotector: posee un potente efecto hepatoprotector, debido a que tiene una actividad significativa contra el daño hepático, actuando como desintoxicante del organismo contra algunos químicos y medicamentos, como el paracetamol y tetracloruro de carbono.
  • Mantener la salud gastrointestinal: contiene fibras que favorecen los movimientos intestinales, ayudando a aliviar el estreñimiento. Además de esto, podría proteger la mucosa gástrica y evitar la formación de úlceras.
  • Mejorar la gota: posee componentes que hacen que tenga un efecto antiinflamatorio y antioxidante, por lo que podría ser beneficioso para las personas que sufren de gota, artritis y de ácido úrico elevado.

A pesar de las múltiples propiedades y beneficios del apio, este no siempre resulta conveniente. No debe consumirse en caso de afecciones renales agudas, durante el embarazo o si se padece de trastornos como cistitis.