salud

Glóbulos rojos: los alimentos que ayudan a aumentarlos de manera natural

Los niveles de hemoglobina bajos pueden generar ritmo cardíaco rápido o irregular, piel y encías pálidas, fatiga, debilidad muscular y dolores de cabeza recurrentes.


Los glóbulos rojos son un componente importante de la sangre. Contienen una proteína llamada hemoglobina, que se encarga de transportar oxígeno a los tejidos corporales e intercambiarlo por dióxido de carbono, el cual es transportado y eliminado por los pulmones.

“Los glóbulos rojos se forman en la médula ósea roja de los huesos. Las células madre de la médula ósea roja, llamadas hemocitoblastos, dan lugar a todos los elementos formados en la sangre. Si un hemocitoblasto se convierte en una célula llamada proeritroblasto, esta se convertirá luego en un nuevo glóbulo rojo”, precisa la Biblioteca de Medicina de Estados Unidos, institución que asegura que el cuerpo produce unos dos millones de glóbulos rojos cada segundo.

La sangre del cuerpo humano contiene un 45 % de glóbulos rojos, menos de 1 % de glóbulos blancos y plaquetas y un 55 % de plasma.

El número de glóbulos rojos en la sangre es uno de los componentes de una prueba llamada recuento sanguíneo completo (RSC), que se usa para determinar la presencia de afecciones como la anemia, la deshidratación, la desnutrición y la leucemia.

La falta de hierro y otros nutrientes es la causa más común de un conteo bajo de glóbulos rojos que pueden provocar las enfermedades mencionadas anteriormente, asegura el portal Gastrolabweb. Cuando los niveles de hemoglobina están muy bajos la persona puede presentar ritmo cardíaco rápido o irregular, piel y encías pálidas, fatiga, debilidad muscular, moretones frecuentes o inesperados y dolores de cabeza recurrentes.

Para mejorar esos niveles existen algunos alimentos que pueden ayudar y evitar estas afecciones que pueden tornarse complejas.

Huevo

De acuerdo con el portal Medical News Today, una persona con los niveles reducidos de hemoglobina puede beneficiarse de comer más alimentos ricos en hierro, esta sustancia se encuentra de forma directa en el huevo y al ser una proteína de origen animal también aporta nutrientes.

Brócoli

El brócoli puede aportar grandes cantidades de hierro. Una ración proporciona un 168 % de la ingesta diaria recomendada (IDR) en vitamina C, lo que ayuda al cuerpo a absorber mejor el hierro, mejorando la producción de hemoglobina, lo cual también ayuda a formar más glóbulos rojos, de acuerdo con información del portal Healthline.

Aguacate

El aguacate contiene folato, un tipo de vitamina B que es clave en la producción de hemoglobina ya que el cuerpo usa el folato para producir hemo, un componente de la hemoglobina que ayuda a transportar el oxígeno. Además, incluir en la dieta un trozo de aguacate es una forma saludable de agregar nutrientes al cuerpo.

Espinaca

Esta verdura proporciona diversos beneficios para la salud. Una porción cocida de esta planta contiene 3,6 miligramos de hierro o un 20 % de IDR, siendo uno de los alimentos que incrementa de forma significativa la absorción del hierro. También son ricas en antioxidantes llamados carotenoides, los cuales podrían reducir el riesgo de padecer cáncer, disminuir la inflamación y proteger contra enfermedades oculares.

Foto de referencia sobre análisis de muestras de sangre
Los glóbulos rojos bajos en la sangre generan fatiga y cansancio. - Foto: Getty Images

Vitamina B12

Ingerir una correcta cantidad de vitamina B12 favorece la producción de glóbulos rojos en la médula ósea, por ello es conveniente adicionar a la dieta pescados azules como el salmón o las sardinas, leche y productos derivados como el queso y el yogur, soja, champiñones, levadura de cerveza y germen de trigo.

Medical News Today indica que si bien consumir alimentos que contengan hierro es importante, también lo es consumir otros que le ayudan al cuerpo a absorber este mineral.

Por ejemplo, los alimentos ricos en vitamina C, como frutas cítricas, fresas y los vegetales de hoja verde, pueden aumentar la cantidad de hierro que se absorbe. Tomar un suplemento de vitamina C también puede ayudar. La vitamina A y el betacaroteno pueden ayudar al cuerpo a absorber y usar el hierro.

Los alimentos ricos en esta vitamina incluyen pescado, hígado, calabaza, col rizada y acelgas. Por su parte, las frutas y vegetales amarillos, rojos y anaranjados contienen betacaroteno. Algunas de ellas son las zanahorias, calabaza, melón y mango.

También es importante aclarar, según los expertos, que aunque los suplementos de vitamina A pueden ayudar al cuerpo a procesar el hierro, también puede ser peligroso si se consumen en exceso, causando una afección conocida como hipervitaminosis A, la cual puede ocasionar dolor de huesos y articulaciones, de cabeza y aumento en la presión dentro del cerebro.