Tendencias
Cerebro
Cuidar del cerebro es tan importante como preservar el buen funcionamiento de todos los órganos del cuerpo. - Foto: Getty Images

vida moderna

Harvard da seis trucos para tener un cerebro más inteligente

La parte superior del organismo se podría adaptar con acciones simples y fortalecedoras.

Una de las partes del cuerpo que demanda ejercicio es la mental. Sí, el cerebro es considerado como un órgano funcional, el cual puede ser entrenado para mejorar en diversos aspectos, como la inteligencia.

Para muchos, el ser inteligente es un don, pero lo que prima por encima de esta característica es la salud del cerebro. Teniendo en cuenta datos compartidos por AARP, es necesario deshacerse de distracciones cuando se llevan a cabo actividades de estimulación, como leer o escribir. Asimismo, para que la parte superior del organismo se mantenga, hay que activarla.

La Gaceta Médica consigna que, al ser el órgano más importante, el cerebro es responsable de las relaciones con los demás, pues a partir de ello se da paso a una comunicación asertiva con la que se previene el aislamiento y el estrés.

Sumado a esto, expertos en el tema consideran que tener un nivel intelectual alto es sinónimo de vida y prevención de enfermedades degenerativas mentales, como el Alzheimer.

En vista de todo lo anterior, la mente es producto de acciones que conllevan a la concentración, la atención y el aprendizaje, por lo que Harvard Health se centró en analizar actividades básicas que podrían ser consideradas como trucos rápidos para tener un cerebro más inteligente.

Foto de referencia sobre el cerebro
Foto de referencia sobre el cerebro. Getty Images. - Foto: Getty Images

El hecho de ser acciones simples, no significa que no causen impactos positivos, dicen los expertos. Inclusive, no se descarta la idea de que pueden hacer un cambio en las habilidades de pensamiento diarias.

La neuropsicóloga Kathryn Papp, profesora en Harvard Medical School en el área de neurología, expresa en Harvard Health Publishing que “hasta mediados de la década de 1990, pensábamos que las personas nacían con la cantidad de células cerebrales con las que morirían. Ahora sabemos que el crecimiento de nuevas células, un proceso llamado neurogénesis, ocurre a lo largo de la vida, incluso en la vejez”.

Por su parte, Heidi Godman, de Harvard Health Letter, comparte la premisa de que el cerebro tiene una capacidad de mejora constante, se pueden crear nuevas conexiones y retos importantes, según GQ.

Así las cosas, teniendo en cuenta el análisis de varios expertos, Godman comparte los trucos simples para tener un cerebro más inteligente, día tras día:

  1. Lavarse los dientes con la mano contraria, también realizar cualquier práctica con la extremidad menos usada.
  2. Tomar rutas diferentes para llegar al trabajo o cualquier sitio, además darse la oportunidad de conocer nuevas ciudades en el mundo.
  3. Comer con los ojos cerrados, aunque sea una o dos cucharadas mínimo.
  4. Escuchar música nueva.
  5. Sentarse en espacios diferentes del hogar; es decir, no comer siempre en el comedor, descansar en la sala, etc.
  6. Realizar periodos de 60 segundos de actividad física en distintos momentos del día.

De acuerdo con GQ, por más fáciles o pequeños que parezcan estos retos, se estaría explotando “la plasticidad del cerebro y la forma en la que va creando distintas conexiones”. En efecto, disminuiría el riesgo de deterioro de la mente por la edad.

Hay que decir que los especialistas manifiestan que el cerebro actúa también como un músculo, así que si no se ejercita su capacidad es minoritaria. Ser inteligente tiene relación directa con la salud del cerebro, según Harvard.

Usualmente, también es recomendado aprender una actividad nueva, como idiomas, bailes, culturas diferentes, para que el cerebro se adapte a nuevos entornos que van desde la infancia, hasta la vejez. Por lo tanto, aunque son actividades individuales, el componente social y grupal también es prescindible.

Para terminar, llevar hábitos de vida saludable, sin consumo de alcohol, tabaco y drogas, al igual que dormir entre siete u ocho horas, funciona en pro de la mente, agrega la Sociedad Española de Neurología.