Arroz con atún
El atún es un alimento versátil que puede consumirse de diversas formas. - Foto: Getty Images/iStockphoto

salud

¿Qué pasa si se come atún en lata todos los días?

Este alimento contiene importantes cantidades de mercurio.

El atún en lata es uno de los alimentos que no falta en la alacena de numerosos hogares. Es muy versátil y por ello es posible incluirlo en diferentes platos. Se puede usar para ensaladas, sánduches, pastas y hasta hamburguesas, dependiendo del gusto de cada persona.

Es uno de los pescados azules o grasos más consumidos y se caracteriza por ser muy rico en ácidos omega-3, un tipo de grasa poliinsaturada que ayuda a reducir los niveles de colesterol y los triglicéridos, y que a fluidificar la sangre, disminuyendo así el riesgo de afecciones relacionadas con el corazón.

Es fuente importante de vitaminas del grupo B, como B2, B3, B6 y B9, y de otras liposolubles, como la A y la D, además de minerales, entre ellos, fósforo, magnesio, hierro y yodo.

Ofrece una serie de beneficios al organismo, especialmente si se consume fresco. Por ejemplo, se dice que protege el sistema cardiovascular debido a su impacto en los lípidos, que se encuentran en exceso en la sangre.

Por otro lado, el atún es un aliado de la masa muscular debido a que es una fuente muy completa de proteína. Es un alimento que contiene los 10 aminoácidos que el cuerpo necesita para un buen desarrollo celular, mantener el sistema inmune saludable y reponer o ganar tejido y masa muscular, de acuerdo con un artículo del diario La Vanguardia, de España.

Una bondad más es que es un producto saciante, por lo que es recomendado para ser incluido en una dieta tendiente a bajar de peso; a la vez, favorece el estado de ánimo. Según La Vanguardia, componentes como el omega-3, el selenio y las vitaminas B6 y B12 tienen el poder de influir favorablemente en este aspecto.

Sin embargo, al igual que sucede con muchos otros productos, así sean saludables, se debe tener cuidado con las cantidades que se ingieren, pues resultaría perjudicial para el organismo.

Rico en mercurio

Información del portal Cocina Fácil, de México, el principal problema con el atún en lata es que contiene altas dosis de mercurio y sal, ingredientes que en grandes cantidades ocasionan problemas de salud. “Se ha visto una relación entre el alto consumo de estos dos elementos con la hipertensión arterial”, precisa la publicación.

En torno a este tema, un estudio realizado por la Universidad de Chile y publicado en la Revista Médica de ese país, indica que este metal llega al pescado gracias a su cadena alimenticia. Normalmente, es un elemento que se deposita en el agua a través de distintos medios y que después es absorbido por el plancton y va escalando en la cadena alimenticia hasta llegar al atún y, finalmente, a quienes lo consumen, precisa el portal Gastrolab, de México.

De igual forma, se debe prestar especial atención al contenido de las latas, “porque aunque no lo parezca, no siempre está compuesto por pescado al 100 por ciento, muchas veces se agrega soya para aumentar el volumen de la lata de manera económica. Además, debido a su método de conservación, algunas marcas suelen tener exceso de sodio, lo que podría generar problemas de tensión arterial si se consume a diario”, asegura la citada fuente.

Por estas razones, organismos internacionales indican que no es recomendable consumir más de dos latas de atún a la semana en personas adultas sanas. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) estableció que el consumo máximo de mercurio que una persona debe hacer a la semana es de 1,3 microgramos por cada kilogramo de peso.

Por su parte, las embarazadas no deberían comer atún fresco y deben limitar el de lata a unos 170 gramos semanales, según las recomendaciones de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA).